Domingo, 23 Julio, 2017

            

La Cámara de Cuentas detecta 138 millones del plan de autónomos sin justificar

El informe además critica la forma de desarrollar encomiendas de gestión de dicho plan y apunta al existencia de exoneraciones que adolecen de "falta de motivación".

Foto: Junta de Andalucía


image_print

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha apuntado que la ejecución del Plan de Fomento y Consolidación del Trabajo Autónomo en Andalucía ha tenido “falta de coordinación, seguimiento y control, así como de continuidad en la gestión de las ayudas concedidas”, según un informe del ente fiscalizador, donde apunta que a septiembre de 2013, existen 138,5 millones pendientes de justificar, lo que representa un 42 por ciento sobre los pagos materializados.

El informe además critica la forma de desarrollar encomiendas de gestión de dicho plan y apunta al existencia de exoneraciones que adolecen de “falta de motivación”.

Según el informe ‘Fiscalización de las políticas activas de autoempleo: Plan de Fomento y Consolidación del Trabajo Autónomo en Andalucía’, consultado por Europa Press, se apunta la existencia de una “mala práctica” de la Administración al “encomendar a una entidad la gestión que a su vez le ha sido encomendada”. Asimismo, apunta la existencia de “demora” en la gestión de los expedientes de reintegro dictados, y alude a “retrasos” en el cobro de las subvenciones por parte de los beneficiarios.

El alcance temporal del informe abarca desde la puesta en marcha del plan en 2007 hasta septiembre de 2013.

En cuanto a las conclusiones y recomendaciones, el informe apunta, en referencia a las encomiendas de gestión del plan, que se efectuó una encomienda de gestión al Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio para encomendar la gestión y pago de medidas de financiación para los autónomos entre 2007 y 2010. Durante este convenio se concedieron 25.421 ayudas que ascendieron a 162,4 millones, cifra que “supera en un 84,50 por ciento las previsiones del convenio para esos dos años, y en un 11,26 por ciento las del cuatrienio, que totalizaban 145,9 millones”.

Ha indicado que “no se ajusta a las previsiones de la Ley General de Subvenciones el procedimiento articulado por el SAE de concesión de subvenciones excepcionales anuales para compensar al Consejo Andaluz de Cámaras por la gestión de ayudas encomendadas”.

En cuanto a la encomienda de gestión a la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, la Consejería de Economía delegó en IDEA la competencia para la resolución y tramitación de los incentivos para las iniciativas emprendedoras. Posteriormente, otra orden ratificó dicha delegación.

No obstante, apunta que en 2009 se formalizó una encomienda de gestión entre la Consejería de Empleo y la Agencia IDEA, para la gestión de estos incentivos, “determinado la cuantía a percibir por dicha agencia en relación a la gestión encomendada”. La Cámara de Cuentas considera “innecesaria e incoherente esta encomienda de gestión”.

Asimismo, precisa que siete meses después de asumir IDEA la encomienda de gestión de la Consejería de Empleo, la Agencia encomienda a Fagia la gestión material de los expedientes de este programa de incentivos para 2009 y 2010, fijando un presupuesto máximo de 1,8 millones y plazo límite de ejecución en diciembre de 2010.

Apunta que el origen de la encomienda a Fagia, que fue la encomienda de la Consejería de Empleo a la Agencia IDEA, “no fue coherente y conforme al orden jurídico establecido, al prevalecer la delegación de competencias a favor de la Agencia IDEA”. El ente fiscalizador considera que esta práctica administrativa de encomendar a una entidad la gestión que, a su vez, le ha sido encomendada “constituye una mala práctica de la Administración desde el punto de vista de la eficiencia y la economía”.

GESTIÓN DE INCENTIVOS Y REINTEGRO DE CANTIDADES

El informe apunta que en la gestión realizada por IDEA se han dado una serie de incidencias, como “incumplimiento de los plazos para resolver y notificar los incentivos; no se ha informado trimestralmente de los incentivos concedidos a organizaciones empresariales y sindicales de la Concertación; tampoco han comunicado en la base de datos de subvenciones y ayudas de la Comunidad todos los incentivos”.

La Cámara de Cuentas pide, respecto a los 533 expedientes pendientes de justificar por el beneficiario, que “no se demoren los trámites de requerimiento y aquellos orientados a la exigencia del reintegro de la cantidad abonada que corresponda”. En relación a los 2.933 expedientes con justificaciones presentadas por los beneficiarios, en trámites de verificación de las justificaciones por IDEA, el ente fiscalizador apunta que “se debe agilizar la gestión, para poder efectuar los pagos”.

Las resoluciones de reintegro dictadas se cifran en 2,82 millones de euros de principal y 397.480 euros de intereses, relativos a 517 expedientes. De ellos, han pasado a recaudación ejecutiva 76 expedientes de reintegro por 572.080 euros, un 17,74 por ciento de la cifra total.

EJECUCIÓN DEL PLAN Y EXONERACIONES

El informe ha indicado que de los pagos materializados en este plan, se hallan en situación de libramientos pendientes de justificar, con el plazo límite de justificación vencido, 115,5 millones, lo que representa el 34,25 por ciento de las ayudas pagadas. Advierte de que “de lo dilatado en el tiempo de las actuaciones, deriva un riesgo de prescripción del derecho de la Administración autonómica a reconocer o liquidar el reintegro de las subvenciones”.

El informe asimismo apunta que durante los años 2007 a 2012, los titulares competentes en materia de autónomos “han dictado, al menos, ocho resoluciones de exoneración”, aunque el ente fiscalizador considera que dichas resoluciones administrativas “adolecen de falta de motivación, al utilizar términos generalistas para un conjunto de beneficiarios, sin concreción alguna de las razones por las que cada una de dichas empresas o personas físicas cumplen con el requisito del especial interés social”.

El ente fiscalizador cree que “sería conveniente que en las exoneraciones se relacionaran, además de las entidades beneficiarias, los expedientes afectados, y que, en cada uno de ellos, se haga constar un informe sobre el interés social del concreto proyecto desarrollado”.

Los expedientes en trámite de reintegro que se encuentran pendiente de ingreso en la Junta de Andalucía, afectan a 3.842 expedientes de ayudas concedidas, y ascienden a 20,2 millones de deuda principal y de 795.630 euros de intereses de demora.

De estos, las resoluciones de reintegros dictadas en las que se acuerda la devolución de las cantidades se cifran en 922, y ascienden a 5,3 millones de principal y a 781.440 euros de intereses, representando un 24 por ciento de expedientes en procedimiento de reintegro.

SITUACIÓN GLOBAL DE LAS AYUDAS CONCEDIDAS

Durante el periodo 2007 a 2013 se han concedido subvenciones a beneficiarios por importe de 356,7 millones, y los pagos materializados han ascendido a 330,9 millones. De estos pagos, se han reintegrado a la Tesorería de la Junta de Andalucía 33,1 millones, un 10,1 por ciento.

A septiembre de 2013, la suma de los importes en situación de pendiente de justificar con plazo límite vencido, y que por tanto están abocados a iniciar procedimientos de reintegro, más los que ya se encuentran incursos en estos procedimientos, totalizan 138,5 millones, lo que representa un 42 por ciento sobre los pagos materializados.

Por ello, se insta a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a que “articule los procedimientos necesarios para gestionar con la mayor urgencia los importes en situación de riesgo de prescripción, así como la finalización de todas las ayudas en tramitación”.

La conclusión final de este informe es que la ejecución del Plan de Fomento y Consolidación del Trabajo Autónomo en Andalucía, así como las sucesivas Órdenes, “han tenido falta de coordinación, seguimiento y control, así como de continuidad en la gestión de las ayudas concedidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *