Martes, 25 Julio, 2017

            

La caca, Patrimonio de la Humanidad

El vecino que colgó el cartel asegura que no será el último que ponga

'Patrimonio de la Humanidad, no pisar'
Sofia Plaza | @sofiaPlaza


image_print

El titular de la noticia, bien podría ser de una de esas noticias, que tanto se utilizan últimamente,  propias de este Día de los Inocentes, pero no lo es. La foto fue tomada hace una semana en la calle del Agua del Albaicín, el autor de la foto es A.P.R  que tiene su trabajo en la misma calle, “pongo este cartel a modo de denuncia”. Una denuncia, según cuenta el vecino, para explicar la realidad de un barrio que esta considerado Patrimonio de la Humanidad al que le falta “más vigilancia y más limpieza”.

Por esta calle considerada como una de las principales arterias que da acceso al Mirador de San Nicolás, junto con la calle Pagés, Plaza Larga y el Arco de las Pesas, “desfilan miles de turistas al día y esta foto muestra la realidad del barrio. Un barrio bastante descuidado”. Cuando se le pregunta al vecino por la foto, éste bromea, “estoy convencido que no será la primera vez, ni la última. Hubo un día que conté hasta 27”.

El hecho de que la calle se encuentre en este estado, según A.P, origina situaciones “bastante penosas”, “los turistas van admirando los balcones de la calle, y es que se las llevan por delante”, explica. La limpieza del barrio, “ha experimentado una mejora” según el vecino, “más o menos cada quince días se riegan las calles, coincidiendo con los lunes cuando no hay mercado en Plaza Larga”. Una limpieza que parece “insuficiente” tratándose de un barrio Patrimonio de la Humanidad.

 

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

El 17 de diciembre de 1994 el Albaicín fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, formando una nueva denominación Alhambra, Generalife y Albaycín. Esta denominación del barrio como Patrimonio de la Humanidad lo incluye no dentro de la categoría de monumentos o lugares individuales, sino de ‘Grupos de edificios urbanos’ o lugares habitados, como “un rico legado de la arquitectura árabe vernacular con la que armoniosamente se combina la arquitectura tradicional andaluza”, según la Declaración de la UNESCO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *