Martes, 28 Marzo, 2017

La bailarina Blanca Li, galardonada con la Medalla de Honor de la Fundación Rodríguez-Acosta

La medalla de oro es uno de los galardones más importantes que otorga la Fundación Rodríguez-Acosta

E.P


image_print

El Patronato de la Fundación Rodríguez-Acosta ha concedido por unanimidad su Medalla de Honor 2015 a la bailarina, cineasta y realizadora Blanca Li (Granada, 1964) por su “labor artística, así como por la proyección nacional e internacional de su actividad, que ha sido ya alabada y reconocida en todo el mundo”.

El acto oficial de entrega de este galardón se celebrará en los próximos meses, según ha informado en un comunicado la Fundación Rodríguez-Acosta, que ha calificado a Blanca Li como una persona “curiosa y emprendedora” que ha llevado su arte por todo el mundo, desde España a Francia, pasando por Nueva York o Berlín.

En sus montajes, Blanca Li busca las raíces de su inspiración en la cultura árabe andaluza, explorando además un amplio abanico de formas de expresión corporal, que van desde el ballet clásico al hip hop.

Desde 1967, la institución granadina concede estos reconocimientos a personalidades, artistas o entidades que contribuyen, en cualquier campo o actividad cultural, a la conservación y mejora de los valores artísticos y paisajísticos de Granada, así como a la exaltación de sus valores monumentales.

La medalla de oro es uno de los galardones más importantes que otorga la Fundación Rodríguez-Acosta, y entre otras personalidades, se ha concedido a los compositores Manuel de Falla y Andrés Segovia; al poeta Luis Rosales, el arabista Emilio García Gómez, el cantaor Enrique Morente y el cantante Miguel Ríos.

La Fundación Rodríguez-Acosta fue creada en 1941 por legado testamentario del pintor José María Rodríguez-Acosta. Tiene su sede en Granada, en el Carmen construido por su fundador, entre 1916 y 1930, junto a Torres Bermejas y próximo al Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife. Entre sus objetivos se encuentran el fomento y la difusión de la cultura, una labor que ha desarrollado a través de sus programas culturales.

La fundación ha enriquecido sus colecciones artísticas y documentales con la donación de la familia Gómez-Moreno, en 1973, que dio lugar a la creación del instituto del mismo nombre, y con la donación de la obra y biblioteca del pintor granadino Manuel Maldonado, en 1988.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *