Sábado, 21 Octubre, 2017

            

La Audiencia absuelve al guardia civil acusado de filtrar datos de investigados

El agente tenía dos distinciones pendientes de atribución a la espera de que terminara este proceso

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Audiencia Provincial de Granada ha absuelto al guardia civil acusado de un presunto delito de revelación de secretos por supuestamente filtrar datos policiales de investigados a un antiguo compañero, ahora abogado, que también ha sido absuelto, después de que la Fiscalía pidiera para ambos la pena de cinco años de prisión.

La Sección Segunda de la Audiencia argumenta en su sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, que no está acreditada la autoría del delito que se atribuía a este agente, que defendió su inocencia durante el juicio que se celebró a finales de febrero.

Alude la Sala a la ausencia de pruebas en esta causa y precisa que “los únicos indicios de ser este agente el supuesto informador de su excompañero es el mantenimiento entre los mismos una amistad y relación ocasional”.

En la última sesión del juicio, el Ministerio Fiscal mantuvo su petición de cinco años de cárcel y nueve de inhabilitación absoluta para el guardia civil por un presunto delito de revelación de secretos por supuestamente consultar y filtrar datos policiales de investigados en una causa vinculada al blanqueo de capitales.

El Ministerio Público, que también mantuvo la petición de cinco años de prisión para el otro acusado, un antiguo compañero del cuerpo ahora en excedencia voluntaria, planteó en ese momento una pena alternativa de multa.

Por su parte, la defensa del Guardia Civil, ejercida por Aránguez Abogados, interesó la libre absolución con todos los pronunciamientos favorables, ante “la escasa entidad de los indicios mostrados en el acto del juicio.”

Fundamentalmente, la absolución de este agente de la autoridad se basa en que el sistema informático de la Guardia Civil permite identificar quien abre una sesión de trabajo para realizar consultas, pero como posteriormente varias personas trabajan sobre el mismo puesto, no resulta acreditado quien realizó efectivamente dicha consulta.

El agente en cuestión, con una hoja de servicios “impecable”, tenía dos distinciones pendientes de atribución a la espera de que terminara este proceso, que se ha prolongado durante casi cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *