Jueves, 25 Mayo, 2017

La atención médica primaria detecta en el primer semestre 250 casos de violencia de género

La consulta del médico constituye un ámbito privilegiado para la detección temprana de la violencia de género | Granada, pionera en la confección en 2007 de una guía sanitaria con pautas para uso de los profesionales de la salud

Higinio Almagro y Marisa Morales presentan los datos de atención primaria en casos de maltrato | Foto: Carlos Gil


image_print

Cercanía y contacto. Esas son “las claves fundamentales” que el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Higinio Almagro, ha destacado en el médico de atención primaria para la detección temprana de la violencia de género. Junto con Marisa Morales, jefa de Servicio de Planificación y Evaluación Asistencial, ha ofrecido esta mañana en rueda de prensa la cifra de 250 casos detectados en la provincia de Granada en el primer semestre del año.

En lo que va de año, siete mujeres han muerto a manos de sus parejas, víctimas de una “lacra social”. Cifras que para Almagro “son sólo la punta del iceberg”. En este sentido, el papel del médico de atención primaria es “fundamental”, en tanto la consulta supone un ámbito íntimo donde pueden aflorar los indicios de un caso de violencia de género.  Para el delegado, “es importante que las víctimas sepan y sientan que no están solas”, al tiempo que ha recordado que “la sociedad necesita que las mujeres denuncien”.

GRANADA, PIONERA EN LA DETECCIÓN

Granada es “pionera” a nivel andaluz en dotar a los profesionales de atención primaria de una herramienta con la que poder desvelar este tipo de casos. Se trata de la ‘Guía de atención sanitaria a las víctimas de violencia de género’, un documento editado en 2007 que sirve de protocolo para, no solo atender a las víctimas de violencia de género,  sino para establecer pautas a los médicos de cabecera que les pemitan alertar la posible existencia de un caso de violencia.

En la atención primaria confluyen una valoración física, junto con psicológica y la social, “propiciando un ambiente de confidencialidad” e intentando que la víctima no se sienta “violenta”. Tras un primer diagnóstico, se invita a la víctima a acudir a citas de seguimiento programadas, tantas como sean necesarias.

Durante el primer semestre del año, la provincia de Granada ha registrado un total de 250 casos de violencia machista, descubiertos en la consulta. Un 60% de ellos está comprendido entre los 21 y los 40 años, mientras que alrededor del 40% corresponde a mujeres mayores de esa edad. El dato interanual prevé que a final de año se alcancen cifras similares a las de años anteriores. Así, en 2012 se contabilizaron 662 casos, 523 en 2011, 531 en 2013 y 586 en 2014. El grueso del número de víctimas se da en la capital y su entorno, debido a que aquí se concentra mayor población en el rango de edad más afectado.

Almagro ha enfatizado en que la violencia de género “es un problema social” y “o se asume así o no podremos ponerle coto”. Así mismo ha llamado la atención sobre el papel de la sociedad en general en torno a la este tipo de violencia, y los hombres en particular. En este sentido ha declarado que “el silencio nos hace cómplices”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *