Martes, 17 enero, 2017

La Asociación Oppidum Eleberis denuncia el “abandono” de la muralla zirí, del siglo XI

Una denuncia ante Delegación de Cultura y Ayuntamiento de Granada por el abandono de los restos de la muralla, declarada BIC

muralla-ziri
Muralla Zirí | Archivo
E.P.


image_print

La Asociación Oppidum Eleberis ha denunciado ante la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura en Granada y el Ayuntamiento de Granada el abandono de los restos de la muralla de la medina zirí del siglo XI, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), que quedaron al descubierto tras el derribo de tres edificios en la capital granadina en el año 2008.

Oppidum Eleberis solicita en sus escritos la actuación inmediata de cara a su protección, ante el incumplimiento de las órdenes dadas por la Delegación Territorial de Cultura que resolvió “que los restos murarios quedaran cubiertos con geotextil y grava tanto en la parte superior de la muralla como en las zonas más degradadas, además de que sean techado con el objetivo de impedir que las lluvias pueda deteriorarlas, debiendo además adoptar el propietario todas las medida que sean necesarias al efecto, en tanto no se realice el proyecto edificatorio”.

Se trata, según indica la asociación en un comunicado, de “medidas que han caído en saco roto, y hoy los toldos están hechos jirones, el solar convertido en un basurero y la lluvia sigue deteriorando los restos murarios”.

Según este colectivo, en las excavaciones arqueológicas realizadas en los solares de los edificios demolidos de la calle Málaga 2 y Silencio 1 y 3 quedaron al descubierto valiosos restos de la muralla principal de la Medina, una línea de barbacana o ante-muro y una línea de tapial calicastrado, que dada la entidad de los hallazgos descubiertos, Cultura resolvió que debían “ser conservados y puestos en valor en el proyecto edificatorio, sin afectar la estructura defensiva”.

Para “poner en valor” los restos murarios, el Ayuntamiento presentó un documento a Cultura solicitando la Innovación del PEPRI del Área Centro y Catálogo, para agregar los tres proyectos de obras de las tres parcelas situadas en calle Málaga 2 y Silencio 1 y 3, en una única solución edificatoria, según Oppidum.

La Comisión Provincial informó favorablemente a la innovación para favorecer la conservación y puesta en valor de los restos de la muralla en la planta baja y mantener la configuración a la preexistencia de los tres inmuebles agregados en el proyecto de ejecución, pero las medidas no se han emprendido.

La Muralla de la Medina está protegida en su totalidad como Bien de Interés Cultural (Ley de 1949 sobre Castillos, Disposición Adicional 2ª de la Ley 16/1985, Patrimonio Histórico Español y por la Disposición Adicional 4ª de la Ley 14/2007, del Patrimonio Histórico de Andalucía, y cualquier tramo que aparezca debe ser protegido y Puesto en Valor.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Tenéis un problema con la redacción de la noticia. La muralla de la Medina, no es zirí, sino nazarí. En lo demás, tenéis razón. Hay que cuidar el patrimonio, leche!