Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

La Asociación Calor y Café presenta el documental ‘La última frontera’ sobre la vida de la tribu ‘Pokot’ en Kenia

La concejala de Derechos Sociales afirma que “en el Ayuntamiento nos sentimos orgullosos de la labor que desarrollan los cooperantes de Granada”

Presentación del documental ‘La última frontera’ | Foto: Gabinete/Javier Algarra
Gabinete


image_print

El Ayuntamiento ha acogido esta mañana la presentación de ‘La última frontera’, un documental auspiciado por Calor y Café sobre la vida de la tribu ‘Pokot’, que habita en Kenia, en una de las zonas más áridas del Valle del Rift donde la oenegé granadina desarrolla desde hace años una importante labor solidaria y de cooperación internacional.

Durante el acto de presentación, al que han asistido el autor del documental, José Antonio Castillo, y la fundadora y presidenta de Calor y Café, Ana Sánchez, la concejala de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, se ha mostrado “orgullosa” de la labor, “muchas veces desconocida” que los cooperantes granadinos desarrollan en países donde hay más necesidades.

“Ellos son los pies, las manos y el corazón de Granada en otras partes del mundo donde hay más dificultades que aquí”, ha dicho, “y merece la pena que desde el Ayuntamiento nos sintamos orgullosos del trabajo que hacen, muchas veces silencioso y desconocido, pero necesario para que el mundo sea más equitativo”.

‘La última frontera’, que se proyectará el próximo sábado, día 27 de mayo, a las siete de la tarde en el edificio de la antigua Facultad de Medicina, es un documental de 74 minutos que culmina tras años de trabajo de su autor, José Antonio Castillo, y que va más allá de la intervención que desde hace años lleva a cabo Calor y Café en esta zona abandonada de África, a donde sólo llega la ayuda la ayuda de los misioneros combonianos y de la oenegé granadina.

Tanto en opinión del  autor del documental como de la presidenta de la asociación  Calor y Café, el objetivo del trabajo audiovisual es divulgar la existencia del pueblo ‘Pokot’, sus costumbres, su cultura y sus formas de vida. El protagonista es esta tribu africana, pero también el abandono que sufre por parte del gobierno de Kenia y el desconocimiento que existe sobre sus circunstancias.
Calor y Café de Granada, una asociación sin ánimo de lucro que busca atender a los más desfavorecidos, se estableció oficialmente en la ciudad en el año 2004, aunque parte de sus fines comenzaron a implantarse diez años antes. Desde entonces, se sostiene con las aportaciones de sus socios, donaciones personales y con ayudas de entidades y organismos públicos. Desde hace 22 años, desarrolla una importante labor humanitaria en el noroeste de Kenia, que se centra en tres sectores básicos con los que pretende atender a las necesidades más urgentes de la población, como son el agua, la educación y la sanidad. En el año 2007 fue declarada Asociación de Utilidad Pública.

Para la concejala de Derechos Sociales, Calor y Café sirve como ejemplo de otras muchas entidades granadinas que trabajan fuera de nuestras fronteras en proyectos de cooperación que contribuyen a un mundo mejor. “Muchas veces, las administraciones no estamos a la altura y quienes sí están a la altura son las organizaciones y los cooperantes que salen de sus países a poner su granito de arena”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *