Sábado, 22 Julio, 2017

            

La APDEF celebra en Granada una jornada informativa sobre clausulas suelo

La APDEF pone a disposición de los perjudicados de Granada, que no pudieron asistir a la Jornada celebrada ayer, un teléfono de información -el 958 200 335-, donde serán atendidos por abogados especialistas en derecho bancario. Las consultas son gratuitas para los miembros de la Asociación, siendo de solo 5 euros el coste de asociarse a la misma, lo que pueden realizar a través de la web www.apdef.com o en el mismo momento de la consulta.



image_print

La Asociación de Perjudicados de Entidades Financieras, que ya se encuentra presente en 56 ciudades españolas, realizó ayer una jornada informativa en Granada, que tuvo lugar en el Hotel Nazaríes de nuestra capital. A la misma asistieron medio centenar de afectados por la compra de acciones Bankia interesados en emprender acciones legales contra esta entidad, así como abogados representantes de la APDEF en Barcelona, Málaga, Jaén y Granada, que repasaron las opciones legales de quienes en su día compraron acciones de Bankia o de quienes se han visto afectados por las clausulas suelo de distintas entidades financieras, así como por otros productos bancarios de dudosa legalidad.

Según informa la APDEF son más de 80 las demandas presentadas en Granada por miembros de esta Asociación en reclamación por la compra de acciones Bankia. “En total los procedimientos judiciales en trámite suponen un volumen de reclamación a esta entidad que se acerca al millón de euros, habiendo obtenido un 96% de éxito en sentencias favorables”.

Desde la Asociación de perjudicados se hace un particular llamamiento a todos los afectados de Bankia pues “es el momento de reclamar contra esta entidad para quienes compraron acciones en su salida a bolsa, dado que el plazo de prescripción de las acciones termina en el mes de julio de este año, por lo que se puede perder la oportunidad de recuperar el dinero invertido”. Sebastián Auger, letrado representante de la APDEF presente ayer en el acto, aseguró que “cada vez son más los afectados que pierden el miedo a denunciar y que por lo tanto recuperan su dinero, pero aún hay ahorradores enganchados que no dan el paso y el tiempo juega en su contra”.

Asimismo destacó que “en el caso de las cláusulas suelo, los Juzgados y Tribunales están dando la razón a quienes interponen demandas judiciales y no solo declaran nulas dichas cláusulas por su carácter abusivo, sino que en algunas provincias también están devolviendo el dinero pagado de más por este concepto, lo que supone un ahorro muy importante para las familias”.

Pero es que se da la circunstancia de que hoy mismo se ha conocido que la Sala Primera del Tribunal Supremo, reunida en Pleno, ha reafirmado la doctrina por la que se declaraba la nulidad de las denominadas cláusulas suelo por falta de transparencia, aunque matiza que el efecto restitutorio de las cantidades ya pagadas se producirá sólo con efectos desde el 9 de mayo de 2013.

La Asociación de Perjudicados de Entidades Financieras cuenta con más de 3.700 socios y, actualmente, tiene abiertos más de 2.700 procedimientos en los juzgados españoles contra diversas entidades financieras por valor de 84 millones de euros y ya ha recuperado 27,5 millones. A día de hoy se han resuelto más de 670 casos con un 96% de éxito. La APDEF fue la primera asociación de afectados española que reclamó a Bankia por la venta de acciones de julio de 2011, consiguiendo que la entidad restituyera extrajudicialmente el 100% del valor de éstas acciones a más de setenta de sus socios, con un valor de 1,4 millones de euros. Además, APDEF ha sido también la primera asociación en ganar una sentencia contra Banco Santander por Valores Santander. APDEF atiende también afectados por preferentes y subordinadas, cláusulas suelo hipotecarias y demás productos bancarios tóxicos.

Según el presidente de la Asociación, Francesc García Rafanell, “la reclamación individual y personalizada es la vía más sólida para que el pequeño ahorrador pueda recuperar su dinero, ya que las grandes demandas, las colectivas, ralentizan los procesos y se perjudica a los afectados que no ven el final del camino”. El perfil de los afectados atendidos por la APDEF es muy diverso, explica García Rafanell: “Jubilados, amas de casa, gente en activo… Personas a los que su gestor bancario de confianza les colocó productos tóxicos y que se sienten engañados porque recibieron una información insuficiente y bajo unas condiciones que no se correspondían con la realidad del producto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *