Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

La Alhambra se somete a una auditoría interna por el caso de las audioguías

El nuevo director toma las riendas en el plano interno del escándalo que llevara a la dimisión por a su antecesora, Mar Villafranca

Reynaldo Fernández esta mañana ante los medios


image_print

La Junta de Andalucía se personará en el caso de las supuestas irregularidades en la adjudicación del servicio de alquiler de audioguías de la Alhambra como acusación particular y “posible parte perjudicada”, según ha informado este miércoles el director del patronato del monumento, Reynaldo Fernández Manzano, que ha anunciado además que la Intervención General de la administración autonómica va a llevar a cabo una auditoría interna operativa.

El objetivo de esta auditoría es, según ha dicho en rueda de prensa, analizar “minuciosamente” la situación anterior a esta nueva etapa tras la apertura de la investigación judicial de la que se encarga el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que investiga a la anterior directora, María del Mar Villafranca, tras ser denunciada por la Fiscalía junto a otros tres cargos del órgano gestor del monumento y dos empresarios.

Fernández Manzano ha indicado que además el propósito es “aclarar, colaborar” y demostrar la “transparencia” de la que quiere hacer gala el patronato, que, “en principio” no tiene indicios de otras irregularidades que se hayan detectado en otros contratos. Según ha explicado, aunque en la Alhambra se realizan auditorías como una medida “normal”, ésta “presentaría unas características y singularidad especiales”, con una “mayor profundidad”.

En principio, analizará todos los expedientes de la Alhambra de los últimos cuatro años, lo que no quiere decir que se puedan investigar también otros anteriores. “Queremos que se ponga la lupa y el microscopio e todos los expedientes para analizarlos con detenimiento”, ha dicho.

Por otra parte, ha indicado que la Junta de Andalucía se personará como acusación particular “como posible parte perjudicada” en las diligencias abiertas por el Instrucción 4, una decisión que, sumada a la de la auditoría, pretende aportar “luz y taquígrafos” sobre las actuaciones anteriores “a esta nueva etapa”.

“UNA MIRADA DE FUTURO”

Eso no va a impedir, según Fernández Manzano, que la Alhambra tenga “una mirada de futuro” y que trabaje también por solucionar sus “problemas cotidianos”, como las colas en la entrada al monumento, o precisamente el corte de agua que tiene este miércoles como consecuencia de unos arreglos en la red.

El nuevo director, que lleva apenas unas semanas en el cargo, ha resaltado los buenos datos de visitas que está registrando el monumento este verano, y ha apostado por mejorar la “participación” en la Alhambra e incidir en la integración con el Albaicín, para lo que seguirá colaborando con la Fundación Albayzín, con la que ya ha puesto en marcha proyectos como los de los miradores del barrio o la reforma de la Cuesta de los Chinos.

Fernández Manzano ha aprovechado además su comparecencia ante los medios para presentar al que será nuevo secretario general del patronato, José Miguel Casasola, que pertenece al cuerpo superior de administraciones generales de la Junta y tiene 16 años de experiencia, en los que ha ocupado distintas jefaturas de servicio. “Tiene un perfil jurídico y es buen conocedor de la administración pública”, ha mantenido el responsable del Patronato.

El nuevo secretario ha agradecido la “confianza” que en él ha depositado la Consejería de Cultura y ha señalado que para él es un “reto” este nuevo trabajo, con una labor que estará enfocada “desde el punto de vista técnico y jurídico”. “Hay que ver la situación y así mejorar la gestión”, ha indicado Casasola, que reconoce que “tiene mucho trabajo por delante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *