Martes, 28 Marzo, 2017

La Alhambra enriquece su patrimonio artístico en una veintena de piezas valoradas en 250.300 €

La cantidad se ha invertido en un importante conjunto de litografías, acuarelas, cerámicas, taraceas y un daguerrotipo único, que ya pueden ser admiradas en el Museo del Conjunto Monumental

El consejero Alonso, la delegada del gobierno andaluz, Sandra García y Maria del Mar Villafranca, muestran algunas de las últimas adquisiciones | Foto: Fran Sánchez


image_print

El salón de actos del Palacio de Carlos V ha acogido esta mañana la presentación del balance de adquisiciones realizadas por el Patronato de la Alhambra en los últimos dos años. María del Mar Villafranca, Directora del Patronado, ha mostrado en pantalla, y en vivo en la misma rueda de prensa, algunas de las piezas más importantes que han pasado a engrosar el capital artístico que guardan las murallas del monumento nazarí.
Las obras, en cumplimiento de la legislación española, que consagra el ‘acrecentamiento y transmisión a las generaciones futuras del Patrimonio Histórico Español’, han sido incorporadas por tres vías: mediante compra en subasta, compra directa por ofrecimiento de los particulares dueños de estas piezas o gracias a algunas donaciones. La Directora del Patronato ha destacado que estas piezas tienen por objeto “cubrir o enriquecer unas colecciones que ya existen en el Patronato”.

LAS ADQUISICIONES

Entre las piezas compradas en subasta ha destacado una litografía coloreada a mano de Georges Vivian, que ofrece una imagen “muy poco conocida”, ya que se trata del Convento de Los Mártires, lugar que hoy ocupa el Carmen homónimo o una acuarela del patio de los leones, todavía con el templete previo a la restauración de Torres Balbás. La responsable de la Alhambra ha destacado que “las imágenes constituyen un aspecto esencial para todos los estudios previos en materia de conservación y conocimiento de la evolución del conjunto monumental”.

Alhambra-adquisiciones

Una conservadora del museo muestra el daguerrotipo del Jardín de Lindaraja

Entre las cerámicas, un candil de loza dorada de Manises, de la segunda mitad del Siglo XV o un “almirez musulmán de gran valor”. Sin embargo, Villafranca ha querido reseñar especialmente una “adquisición verdaderamente ejemplar”, una cajita octogonal de taracea nazarí, que ha estado en manos privadas desde su origen, una pieza “muy querida por el patronato”, y que podría definirse como un golpe de suerte ya que, cotizada en subasta por 66.000€, la pieza no fue retirada por los dos primeros adjudicatarios, dejando vía libre a la Junta de Andalucía para apropiársela por unos viables 25.000€.

Entre las compras ofrecidas por particulares, resalta una colección de 35 dibujos de Mariano Fortuny, en propiedad de una familia de Almería, y una obra que aunque no guarda relación con la Alhambra, es una “joya bibliográfica”, conocida por todos los historiadores del arte como Torres Farfan, autor de “una de las obras más excelsas del barroco bibliográfico” ya que contiene grabados originales de artistas tan importantes como Valdés Leal o Murillo.
En cuanto a la fotografía “este año nos sentimos especialmente satisfechos” ya que se han incorporado dos ejemplares de daguerrotipo, imagen formada en una superficie de plata pulida como un espejo: el daguerrotipo estereoscópico del London Crystal Palace de 1854, un palacio réplica del Patio de los Leones, construido con motivo de la Exposición Internacional de Londres de aquel año, y “la joya de las incorporaciones de este 2014”, una representación del Patio de Lindaraja, procedente de París, cuya compra ha sido “una fortuna porque no consta en ninguno de los inventarios que sea la Alhambra y sin embargo, cualquiera que conozca la Alhambra, sabe que se trata del Patio de Lindaraja”. De su exclusividad habla el hecho de que “el otro daguerrotipo contemporáneo a este, el único que se conoce está en la Fundación Paul Getty, de Los Ángeles, es el segundo daguerrotipo identificado de la Alhambra más antiguo, como ejemplar único.
En pintura, el cuadro más importante incorporado es Vista de Granada desde el Camino del Avellano, de Fernando Marín, cuya importancia reside “en su valor documental” ya que “existen muy pocas representaciones de la Alhambra pictóricas en el siglo XVIII y esta es una obra fundamental para el conocimiento del paisaje.”

La Alhambra mantiene una relación con el arte contemporáneo, ya iniciada con la dirección anterior, e incluso se celebró una exposición titulada “Nuevas visiones de la Alhambra”, en la que la pintora Soledad Sevilla ofreció dos piezas de una serie “de la que no teníamos ningún ejemplar”. Así, el lienzo ‘La oscura esquina que tiznó la sombra’ se exhibía hoy detrás de los responsables políticos. Por último, y también presente en la mesa de los conferenciantes, un voluminoso álbum de 30 kilos de peso, del muy conocido fotográfo granadino Rafael Garzón, de 90 fotografías de las cuales 40 pertenecen a Granada, y “Recuerdos de La Alhambra” un raro álbum de cinco cromolitografías, publicado en Barcelona.
En cuanto a donaciones, resaltar las del Ayuntamiento de Otura, con un hermoso capitel almohade hecho en serpentina y las de Manuel Ruiz, artista granadino, con grabados, dibujos, apuntes o carteles.

COMPROMISO

Asimismo, Maria del Mar Villafranca ha querido agradecer al consejero Luciano Alonso el trabajo “que lleva detrás estas adquisiciones, que a veces son delicadas, difíciles y muy discretas” y de una manera “pericial y bien hecha”.
El consejero, por su parte, ha querido remontarse en su intervención en la exposición “La Alhambra crece. 25 años de adquisiciones del Patronato de la Alhambra y Generalife”, de 2010, para dar a conocer a la ciudadanía las más de “once mil adquisiciones” de todos esos años, sumadas a las 20 de estos dos últimos años, y cuyo valor resulta “incalculable y si me lo permiten, intangible”. También ha destacado el compromiso de proteger el patrimonio, algo que es “un compromiso y a la vez una obligación que tenemos las instituciones públicas”. Ha recordado también la adquisición de bienes inmuebles, ahora más difícil con la crisis, como ‘El Carmen de los Catalanes’ o la ‘Finca de los Alixares’, que se incorporaron a finales del Siglo XX. Con todas estas adquisiciones, ha explicado, “la Junta de Andalucía, cuida y mima el patrimonio de la Alhambra, para que crezca.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *