Jueves, 23 Marzo, 2017

La Alhambra desvela sus rincones, algunos cerrados, a los 260 niños participantes en su programa educativo

La actividad consiste en recorridos por diferentes espacios de la fortaleza nazarí, algunos de ellos cerrados a la visita pública

Alhambra de Granada | Foto:Román Callejón
E.P.


image_print

Más de 260 niños, de 6 a 17 años, participan este año en el programa educativo Verano en la Alhambra, una actividad que se desarrolla durante una semana sucesivamente desde el pasado 4 de julio, y que consiste en recorridos por diferentes espacios de la fortaleza nazarí, algunos de ellos cerrados a la visita pública, y en la realización de talleres didácticos que les permiten acercarse al monumento desde otras miradas.

El director del Patronato de la Alhambra y Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, ha visitado este miércoles a los escolares en la Torre de las Infantas y ha compartido con ellos una actividad de pintura y caligrafía árabe: “Los niños son el futuro y es importante que, desde pequeños, les concienciemos de la importancia de cuidar y proteger nuestro patrimonio. Es sorprendente cuánto han aprendido en una semana”, ha dicho.

Los escolares que disfrutan de estas actividades lúdicas y educativas proceden de Granada y de pueblos del cinturón metropolitano, aunque también se encuentran de otras provincias andaluzas como Cádiz y Almería; de ciudades como Ávila y Barcelona, y de lugares más lejanos como Estados Unidos y Edimburgo que, por motivos de residencia temporal en Granada o porque aprovechan sus vacaciones en España para visitar a sus familiares, se apuntan a esta actividad. Destaca un alto porcentaje de niños, niñas y jóvenes que han vuelto a elegir esta opción para sus vacaciones.

Este año, como novedad destaca la denominación de los grupos, distribuidos según la edad de los chavales, como Arrayanes (para los de 6 a 9 años); Atauriques (de 10-13 años) y Alarifes (de 14-17 años), ya que de esta manera, según la responsable del programa, Mari Luz Díaz, pretendemos “enriquecer el vocabulario de todos ellos y concienciarles de la gran cantidad de palabras heredadas del árabe que hay en nuestro lenguaje”.

También se ha puesto en marcha un taller de fomento a la lectura con los famosos ‘Cuentos de la Alhambra’, del escritor norteamericano Washington Irving, en la Puerta de los Siete Suelos y en las diferentes Torres de la Alhambra; un taller de elaboración de tapial y otro de género, ‘Llora como hombre lo que no supiste defender como mujer’, que ha suscitado “gran interés entre los chavales más mayores”, apunta Díaz.

Otra de las primicias de Verano en la Alhambra 2016 ha sido el recorrido por los Palacios Olvidados, como el de Dar-al-Arusa y la Silla del Moro. La actividad se desarrolla a lo largo de una semana en horario de 8,45 a 15,15, y durante este tiempo, los niños están guiados por Intérpretes del Patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *