Martes, 12 Diciembre, 2017

            

La Alhambra defiende que el nuevo sistema de entradas refuerza el “control” ante posibles reventas

Reynaldo ha explicado que es "legal" la oferta por un servicio de guías de entradas individuales por un precio superior al estipulado, pero no lo es "revender una entrada a otro precio"

Visitas guiadas en la Alhambra | Fuente: Archivo GD
EP


image_print

El director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, ha explicado este jueves que el nuevo sistema de venta de entradas que se está implantando desde el pasado 1 de octubre será “más cómodo” y “ágil” para el visitante pero también dotará de “mayor control” frente a posibles reventas de tiques o prácticas irregulares.

En declaraciones a los periodistas, Reynaldo Fernández Manzano ha recordado que este sistema tiene un “margen de convivencia” con el antiguo hasta el próximo 31 de diciembre, al vender el monumento las entradas con hasta tres meses de antelación por lo que “hay derechos de quienes han comprado la entrada” que se han de respetar, al igual que los de las agencias turísticas.

Fernández Manzano ha explicado, al hilo de haberse detectado la oferta por un servicio de guías de entradas individuales por un precio superior al estipulado, que esto es “legal” como lo es la oferta de paquetes turísticos que incluyen alojamiento, transporte u hotel, entre otros servicios.

“Lo que no se puede hacer es revender una entrada a otro precio”, ha remachado el director de la Alhambra, que ha explicado que esas prácticas junto a las taquillas se van a “evitar” a partir del 1 de enero, cuando todas las entradas individuales ya serán nominativas, y será “muy complejo” que se pueda “hacer ese tipo de operaciones”.

En cualquier caso, en la Alhambra entran al día 8.500 personas con “toda normalidad”, aproximadamente 2,7 millones al año, ha agregado, para recordar que el nuevo sistema de reserva y venta de entradas ya no obligará a recoger el tique en las taquillas, sino que el visitante podrá adquirirla hasta dos horas antes de la visita por Internet e imprimirla por su cuenta, evitando así las colas en los accesos.

Este nuevo tipo de entrada tiene un código QR y va vinculada al DNI o pasaporte, lo que permitirá conocer en todo momento qué zona está siendo visitada por el turista y evitará antiguos comportamientos irregulares como la reventa.

En virtud de este nuevo sistema, que convivirá con el antiguo hasta el 1 de enero, se podrá conocer en tiempo real por internet las entradas que quedan disponibles. No obstante, las taquillas seguirán activas para quienes lo deseen y ya se podrá pagar con tarjeta de crédito, aunque no venderán entradas individuales “a última hora”.

En la misma comparecencia de prensa, en el Monasterio de Santa Isabel la Real, el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, se ha referido a esta cuestión señalando que “debe de mejorarse el sistema no solo en materia de cupos sino en el seguimiento de las entradas” como “se está haciendo”, para que no surjan “situaciones puntuales que pueden dañar la imagen del monumento”, sobre las que el Ayuntamiento pedirá los informes oportunos a la dirección del monumento nazarí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *