Lunes, 19 de Noviembre de 2018

            

La Alhambra concluye la restauración del muro de tapia de la Huerta Grande del Generalife

La delegada del Gobierno de la Junta en Granada anuncia que tras la intervención, los granadinos podrán volver a disfrutar del camino medieval y el muro de tapia

Gabinete
Gabinete


image_print

La Alhambra ha concluido los trabajos de restauración del muro de tapia de la Huerta Grande del Generalife. Así lo ha confirmado esta mañana, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Sandra García, en la visita que ha realizado a este espacio, acompañada por el director del Conjunto Monumental, Reynaldo Fernández, y por el equipo de arquitectos que han participado en el proyecto. “La Alhambra está investigando permanentemente, conservando, manteniendo, cuidando el patrimonio para dejarlo en óptimas condiciones a las generaciones futuras”, ha asegurado García.

Con el objetivo de frenar y corregir el deterioro sufrido por una parte del muro que conforma la Huerta Grande y el Callejón Medieval, la restauración, que ha tenido un presupuesto de 210.324€, ha contado “con la participación de un equipo multidisciplinar y se engloba en un proyecto de mayor envergadura iniciado en 2003, para el estudio y recuperación de las paratas de las huertas del Generalife. Con estos trabajos se recuperará un camino medieval que se había destruido. En un futuro próximo, este espacio se abrirá al público bien como espacio del mes o dentro del programa de visitas guiadas por especialistas”, ha anunciado el responsable del Patronato de la Alhambra y Generalife.

La intervención ha desvelado nuevas “sorpresas” sobre las técnicas originales de época medieval, como el descubrimiento del sistema constructivo de los muros, la localización de los sistemas de canalización y evacuación de aguas originales junto al hallazgo del esqueleto de un équido herrado de época medieval.

Durante la visita, la arquitecta y especialista en murallas medievales, Isabel Bestué, ha explicado que los trabajos arqueológicos han desvelado además cómo estaban construidas las paratas y los muros que la sustentan “siendo dos y no uno como parecía a priori. También, se han datado las estructuras murarias, incluidas las intervenciones de restauración sobre el muro realizadas en diversos momentos del siglo XX, y se ha hecho retroceder la tierra de la huerta, dejando vista la coronación del muro, permitiendo su recorrido y dejando ver el nivel de uso medieval de la huerta. Todo se ha realizado con materiales y técnicas semejantes a las originales, diferenciándose lo añadido con respecto a lo original”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.