Jueves, 24 Agosto, 2017

            

La Alhambra a través de los dibujos centenarios de la Academia de Bellas Artes de San Fernando | Vídeo

Una exposición, en la Cripta del Palacio de Carlos V, muestra obras originales de los siglos XVIII y XIX que por primera vez se exhiben en el Monumento

Inauguración de la exposición | Autor: Javier Gea
Gabinete | Imagen: Javier Gea


image_print

La Cripta del Palacio de Carlos V exhibe desde hoy, y hasta el próximo 15 de enero de 2017, la exposición El legado de al-Ándalus. Las antigüedades árabes en los dibujos de la Academia. Organizada por el Patronato de la Alhambra y Generalife y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en colaboración con la Fundación Maphfre, la muestra expone los dibujos originales de dos importantes proyectos editoriales de los siglos XVIII y XIX que se convirtieron en referentes esenciales para la valoración artística y documental de los principales monumentos de al-Ándalus: Antigüedades Árabes y Monumentos Arquitectónicos.

Esta mañana, el director de la Alhambra, Reynaldo Fernández Manzano; el comisario de la exposición, el académico y experto en arquitectura islámica Antonio Almagro Gorbea, y el delegado de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta en Granada, Guillermo Quero, han realizado una visita a la muestra, cuyo acceso será gratuito, antes de su apertura al público, previsto para esta tarde.

En el recorrido, Reynaldo Fernández ha declarado que la muestra dará a conocer “este valioso patrimonio de dibujos que ilustran y ayudan al mejor conocimiento de monumentos tan importantes como la Alhambra y la Mezquita de Córdoba, que hoy forman parte del Patrimonio Mundial. Gracias a estos trabajos, por primera vez se acometió la documentación y el estudio de unos bienes patrimoniales con la finalidad de dejar testimonio de ellos, ante el peligro de su posible desaparición”.

El legado de al-Ándalus. Las antigüedades árabes en los dibujos de la Academia realiza un recorrido a través de cerca de 160 obras, entre las que además de dibujos pertenecientes a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de coleccionistas particulares se encuentran piezas de los fondos del Museo de la Alhambra, como alicatados, yeserías, lauda sepulcral y un capitel; y dos volúmenes y una estampa de la Biblioteca de la Alhambra.

Este proyecto expositivo también rinde homenaje a quienes realizaron estos trabajos, al cumplirse 250 años de la presencia de los arquitectos ilustrados que realizaron parte de estos trabajos en Granada. De hecho, la exposición tiene como punto de partida la sección dedicada al artista granadino Diego Sánchez Sarabia, al que en 1762 la Academia de San Fernando encargó realizar copias de los techos de la Sala de los Reyes de la Alhambra ante su delicado estado. Pronto, el interés se extendió a todo el conjunto de la Alhambra, abordándose su documentación desde la arquitectura, la ornamentación y la decoración. “La preocupación por la conservación del patrimonio histórico y artístico de España ha estado presente en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde su fundación, en 1752”, ha explicado Almagro.

El recorrido continúa por el trabajo desarrollado por los arquitectos José de Hermosilla, Juan de Villanueva y Juan Pedro Arnal, estos últimos ayudantes del primero, que reciben el encargo de la Academia de revisar el trabajo desarrollado por Sánchez Sarabia y completarlo con unos planos del conjunto de la Alhambra, Palacios árabes y del mandado construir por el emperador Carlos V. “El resultado constituye el primer estudio arquitectónico de la Alhambra analizada como fortaleza y como conjunto palatino”, ha detallado el comisario.

La tercera sección gira en torno a la edición del libro de Antigüedades árabes. Aunque en principio sólo se buscaba documentar los monumentos árabes y su ornamentación, pronto se consideró que esta información debía hacerse pública para conocimiento de los ciudadanos. Con este fin, tanto los dibujos de Sánchez Sarabia como los de Hermosilla y sus ayudantes se repartieron entre distintos grabadores, quienes pasaron a láminas de cobre las imágenes originales. Antigüedades Árabes de España se editó en dos partes: la primera en 1787 y, la segunda, en 1804, conteniendo ésta última veintinueve estampas de inscripciones y motivos ornamentales. Este proyecto ilustrado marca el punto de inicio del arabismo científico en nuestro país.

Cincuenta años después de la edición de la segunda parte de las Antigüedades Árabes de España, la Academia volvió a intervenir en un gran proyecto de documentación patrimonial. En esta ocasión, se documentaron edificios de todas las épocas y lugares, volviendo a incluir los monumentos musulmanes más sobresalientes y añadiendo a los ya abordados en la etapa anterior de Granada y Córdoba algunos de los existentes en Toledo. Este es contenido que podrá verse en la cuarta sección sobre Monumentos Arquitectónicos.

La preparación y edición de los Monumentos Arquitectónicos de España fue uno de los proyectos académicos de mayor envergadura de los hasta entonces realizados. La calidad gráfica de los dibujos se plasmó también en una edición esmerada, que sobrepasa a los trabajos precedentes, incluidos los llevados a cabo por autores y editores extranjeros. Además, al aprovechar los avances que las técnicas calcográficas habían experimentado, se pudo incorporar el color a las estampas lo que permitió dar mayor vistosidad a la publicación.

El Patronato de la Alhambra y Generalife organiza visitas guiadas gratuitas a la exposición, que se completa con un catálogo editado en español, todos los sábados. Los interesados deberán enviar un correo electrónico a alhambraexpo@gmail.com o llamar al teléfono 612 53 64 67, donde se les confirmará su plaza. Los grupos no podrán superar las 15 personas y el horario de reservas es de 9-14h y de 17-19h.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *