Domingo, 26 Marzo, 2017

La Alcazaba de Baza, un Monumento Nacional maltratado por obras ilegales durante décadas

Aspecto de la Alcazaba de Baza en uno de sus peores momentos


image_print

Ante las obras demolición de parte del recinto de la alcazaba para levantar la nueva sede de Servicios Sociales, la desaparición de restos de muralla, la aparición de subterráneos y las últimas declaraciones del consistorio, acusando a la oposición por pedir control, vamos a puntualizar. Los políticos bastetanos que están en el poder han tomado la mala costumbre de querer hacer lo que les viene en gana saltándose los catálogos y la Ley, obviando lo señalado por el PGOU o por Cultura y/o desinformando previamente a la población. Entre los números casos que demuestran que hacen lo que les apetece, señalar como el ayuntamiento hizo desaparecer los jardines de la plaza de las Eras en 2010 a pesar de estar catalogados en el PGOU (V EH-9). En el catálogo se señalaba que el elemento a conservar en la plaza eran los jardines configurados a bases de parterres. Al ayuntamiento los jardines no les venían bien para sus proyectos y los hicieron desaparecer. Cultura, que estaba avisada, miró para otro lado.

Ya hizo lo mismo Pedro Fernández en 2000/2001, siendo concejal de urbanismo, tras dar licencia de demolición de la casa de los Sánchez Morales (S. XVIII) en la plaza de la Cascada, confluencia con la calle del Agua (catalogada en el Inventario de la Delimitación del Casco Histórico de mayo del 2000). Nos acusó sin fundamento, denunciando en prensa que no estaba catalogada y que desde la asociación habíamos inventado los datos. Ya le dijimos en su momento, por escrito, que quién mentía era él y que lo podía ver en el inventario de Cultura. No se atrevió a replicar. Ahora, si quiere, puede comprobar de qué periodo era la casa en una tesis doctoral y podrá ver que quién quería confundir a los bastetanos era él.

En cuanto a la Alcazaba señalar lo que el Defensor del Pueblo Andaluz deja escrito en su informe de 2005, tras la información que le traslada Cultura. Que el recinto militar se encuentra en muy mal estado de conservación por obras ejecutadas entre la década de los 80 y los 90 (muchas de ellas municipales), sin previo y obligatorio conocimiento de la Delegación Provincial, al ubicar en ella diversos espacios públicos, “una actuación muy agresiva que no respetó los restos arqueológicos existentes (destruyendo gran parte del trazado original) y utilizando unos materiales inadecuados”. Además, Cultura denuncia la construcción de edificios adosados que se levantaron durante estos años sin la supervisión obligatoria de Cultura, como el de la “Heladería los Valencianos”, de cinco plantas con cocheras (demoliendo parte de los muros de la Alcazaba). Otro caso significativo son las obras ilegales en la calle Aduana, autorizadas por el ayuntamiento sin la supervisión obligatoria de Cultura (1994/1995).

Viendo como hacen lo que quieren, y teniendo en cuenta el informe de Cultura (Memoria del Defensor 2005) afirmando que el consistorio ha cometido y/o permitido numerosos atropellos en la Alcazaba sin la supervisión obligatoria de Cultura, veamos lo que está pasando en las obras de la nueva sede de los Servicios Sociales. La mayoría de los atropellos (ilegalidades…) se realizaron durante los distintos gobiernos del PSOE. La última de las ilegalidades relevante fue en 1994/1995, con la construcción del bloque ilegal de la calle Aduana. Esta asociación solicitó control en 1994.

Tras las obras actuales de demolición de parte de la alcazaba tenemos que tener en cuenta dos cosas. Que el PGOU señala que los lienzos de la muralla posiblemente iban/van por la parte trasera de lo que están demoliendo (V Arq 11 y 12, anexo 1). Dichos restos parecen corresponderse con la línea que va marcando la muralla del recinto militar, restos que deberían haberse restaurado. Posiblemente ya no quede nada pues algunos ciudadanos dicen que están metiendo la pala mucho, más de lo que estaba previsto en un principio, saltándose la línea de la muralla para tener más solar.

En cuanto a los subterráneos decir que el ayuntamiento afirma que son de los siglos XIX/XX, que los materiales, enlucidos, azulejos, son pruebas consistentes que demuestran que son de ese periodo. Perdonen que le contestemos, un poco de seriedad. Desde nuestro punto de vista y con todo el respeto, sin un estudio profundo por especialistas en arquitectura medieval, sin una excavación (con sus catas correspondientes) creemos que no se pueden realizar dichas afirmaciones. Las cuevas se suelen reutilizar a lo largo de la historia, incluso desde la prehistoria. Pues anda que no han aparecido piezas prehistóricas, romanas, árabes y de todos los periodos históricos en el subsuelo de distintas cuevas. Si ir más lejos, cuando demolieron una de las cuevas del cerro Montesinos (Baza) aparecieron diversas vasijas argáricas. Aunque fuesen de la Edad Contemporánea forman parte de un BIC, no se pueden demoler sin una autorización previa por parte de Cultura.

¿Ha tenido el consistorio y Cultura en cuenta las declaraciones auspiciadas por la Comisión de Monumentos de 1922? Pues va a ser que no. En 1922 José Polanco Romero, miembro de la Comisión de Monumentos la Provincia de Granada, catedrático de Historia y alto cargo de la Faculta de Filosofía y Letras, afirmaba que “los subterráneos de la Alcazaba deben ser estudiados, pues si bien algunas de las cuevas allí existentes pueden ser obra moderna, en la mayor parte de los casos de trata de trabajos anteriores a la reconquista” (“Una excursión a Guadix y Baza. Apuntes de un viaje”. Revista Alhambra Granada, 1922, pp. 181-182).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *