Martes, 12 Diciembre, 2017

            

La Agencia de Obra Pública asume las competencias de gestión del metro de Granada

La decisión consolida "un modelo 100% público para la infraestructura, que afronta la fase de explotación con la obra civil finalizada"

Metro de Granada | Foto: archivo GD
E.P.


image_print

El Consejo de Gobierno ha aprobado la integración de la sociedad Metro de Granada SA en la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería de Fomento y Vivienda, con el objetivo de “optimizar los procesos de gestión del ferrocarril metropolitano”, cuyas obras de infraestructuras han finalizado y el contrato de puesta en servicio se encuentra en licitación para afrontar la fase de explotación comercial.

Según indica la Junta, el acuerdo de integración supondrá “la consolidación de un modelo de gestión directa y cien por cien público, una vez evaluadas y descartadas por sobrecostes no justificados las fórmulas de colaboración público-privada que inicialmente dieron lugar en 2010 a la constitución de la sociedad ahora extinguida”.

El proceso se concretará a través de la cesión global del activo y del pasivo de Metro de Granada SA a la Agencia de Obra Pública, ente público instrumental que es accionista único de la sociedad y cuenta con “las competencias administrativas necesarias para ejercer una posición de mayor tutela, responsabilidad, control y sanción sobre los contratos de operación y mantenimiento del metro, velando así por la mejor prestación del futuro servicio de transporte”.

El acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno permitirá “rentabilizar y optimizar los recursos técnicos y humanos y la experiencia de la Agencia de Obra Pública”, que gestiona los metros de Sevilla y Málaga, además de desarrollar las obras del propio metro de Granada y de los tranvías de la Bahía de Cádiz y de Alcalá de Guadaíra.

Actualmente se encuentra en licitación pública el contrato de servicios de operación que posibilitará la puesta en marcha comercial del Metro de Granada, con un importe máximo de 33,56 millones de euros para seis años y la previsión de crear 112 empleos, principalmente principalmente conductores de trenes, supervisores comerciales, interventores y operadores del puesto de control central.

En fase de contratación están también otros servicios que afectan al mantenimiento, la seguridad, la vigilancia y la limpieza. Paralelamente, la Agencia de Obra Pública sigue desarrollando los trabajos previos a la explotación, fundamentalmente las pruebas dinámicas con trenes y la preparación de la documentación, certificados y normas.

Con estos últimos contratos, la inversión global del metro de Granada se sitúa en los 558 millones de euros, de los que 260 millones proceden de préstamos del Banco Europeo de Inversiones, 213 de transferencias presupuestarias directas de la Junta y 85 de financiación privada a través de los créditos formalizados con cuatro entidades bancarias.

Estas inversiones incluyen desde obras de infraestructura, montaje de vías, instalaciones, sistemas y material móvil a intervenciones de urbanización, así como la fase de prueba y otros gastos e intereses financieros.

El metro de Granada, que discurrirá por los municipios de Albolote, Maracena, Granada y Armilla, tendrá un recorrido total de 15,9 kilómetros (el 83 por ciento en superficie) y contará con 26 estaciones. La población servida (residente a menos de 500 metros de una estación) será de 168.384 personas, con una demanda de alrededor de 12,6 millones de viajeros en su primer año completo de explotación comercial. La flota de trenes ligeros está compuesta por 15 unidades, ya fabricadas, con las que actualmente se desarrollan las pruebas dinámicas en la mitad del trazado (entre Albolote y La Caleta).

Actualmente, la obra civil está concluida en los 16 kilómetros de recorrido. Los trabajos se centran exclusivamente en las últimas labores de instalaciones y sistemas (energía, señalización y comunicaciones). De acuerdo al programa de trabajo, a partir de septiembre se prolongarán hasta Armilla las pruebas dinámicas con trenes, completando así estos ensayos a la totalidad del trazado.

El material móvil incorporará, entre otras innovaciones, un equipo de recuperación de la energía de frenado para su uso en tracción, lo que supone “un ahorro de consumo energético de al menos un 20 por ciento”.

Además, el metro circulará sin catenarias en determinados tramos urbanos del trayecto, al incorporar unos supercondensadores a los vehículos. La velocidad máxima será de 70 kilómetros/hora (50 en los tramos en superficie) y la comercial (media incluyendo paradas) se situará entre los 20 y 28 kilómetros por hora, lo que permitirá completar los trayectos en siete minutos entre Albolote y Maracena; cinco entre Maracena y Granada; once entre Albolote y Granada, y 20 entre Armilla y la capital.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Vamos listos ..solamente en las …”””irregularidades cometidas en las contrataciones publicas “”…se han evaporado unos 55000 millones de euros ,,solo en sobrecostos ….pura delincuencia organizada con impunidad total

  2. Borrado punicosamente ,,solo las””””,,,,, irregularidades cometidas en las contrataciones publicas …han costado a las arcas publicas “””… otros 55000 millones de euros ,,,””