Jueves, 25 Mayo, 2017

La actividad inspectora sobre el uso de animales de compañía ha aumentado un 32% en la provincia

En el balance de las actividades del Registro Central se recoge también que durante 2014 se han recuperado 959 animales de compañía en esta provincia

Foto: Archivo GD


image_print

La actividad inspectora la Consejería de Justicia e Interior para velar por el cumplimiento de la normativa vigente sobre animales de compañía en la provincia de Granada ha aumentado un 32 por ciento en 2014, al haber pasado de 261 a 345 el número de actuaciones de inspección que se han llevado a cabo.

En una nota, la Junta ha informado este sábado de que, según el balance anual de la Consejería de Justicia e Interior, que gestiona el Registro Central de Animales de Compañía en la comunidad andaluza, como resultado de esta actividad inspectora se han abierto 303 expedientes sancionadores en esta provincia, de los cuales 160 corresponden a un mal uso de los perros potencialmente peligrosos –control de la licencia, seguro y medidas de seguridad como correa y bozal–, y 143 al incumplimiento de medidas de vigilancia, registro y prevención del maltrato de las mascotas en general.

En este sentido, ha apuntado que las infracciones graves más frecuentes en la comunidad andaluza que constituyen motivo de sanción son, habitualmente, el abandono, el maltrato, la mutilación con fines exclusivamente estéticos o sin utilidad alguna, la falta de identificación o no estar inscrito en el Registro Central como es preceptivo.

Además, se han abierto expedientes por infracciones leves, por no haber puesto las vacunas o realizar los tratamientos obligatorios para perros previstos en la normativa vigente, por no mantener a los animales de compañía en buenas condiciones higiénico-sanitarias o por tenerlos en lugares inadecuados.

En el caso de los perros potencialmente peligrosos, las infracciones más usuales son la carencia de la licencia municipal necesaria para tener este tipo de animales, dejarlos sueltos en la vía pública, llevarlos sin bozal u obstruir a la autoridad en el ejercicio de sus funciones para la verificación del cumplimiento de la normativa vigente en esta materia.

Por otra parte, ha señalado que las sanciones establecidas en la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de los Animales en Andalucía, van desde los 75 a los 500 euros –en caso de las infracciones leves–; de los 501 a los 2.000 euros –si son de carácter grave–, y de 2.001 hasta 30.000 euros si son infracciones muy graves.

Las infracciones anteriores de tenencia, identificación, abandono y paseo en espacios públicos de perros de compañía son sancionadas con mayor gravedad y multas de mayor cuantía cuando se trata de perros especialmente peligrosos, que están sometidos a los requisitos específicos que establece la Ley 50/1999, de 23 de diciembre y el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo.

MASCOTAS RECUPERADAS

En el balance de las actividades del Registro Central se recoge también que durante 2014 se han recuperado 959 animales de compañía en esta provincia, una cifra que representa algo menos de la mitad de las 1.713 mascotas perdidas en el mismo periodo. Del total de mascotas devueltas a sus propietarios durante el pasado año, 922 eran perros, 33 gatos y el resto de otras especies.

De la identificación, inscripción, modificación o cancelación del registro de los animales de compañía se encarga el personal veterinario autorizado por los colegios profesionales de cada provincia con los que colabora la Junta de Andalucía.

Por último, la Junta ha recordado que en esta provincia trabajan un total de 227 veterinarios –120 hombres y 107 mujeres– en las labores del registro de animales de compañía, lo que supone un incremento del 17 por ciento con respecto a los que estaban ocupados en estas tareas en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *