Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Katy Perry provoca felicidad, Avicii entusiasmo, OneRepublic tristeza y David Guetta ira

Spotify lanza un nuevo estudio sobre la respuesta emocional que tenemos hacia la música, revelando las canciones que despiertan ciertas emociones en la mayoría de personas.



image_print

Aunque la música ha sido asociada durante mucho tiempo con ciertos estados de ánimo, el estudio del servicio de streaming Spotify subraya el impacto que la música tiene en nuestras emociones y patrones de comportamiento.

Trabajando de forma conjunta con Jacob Jolij, Profesor de Psicología Cognitiva y Neurociencia en la Universidad de Groningen (Países Bajos), el estudio de Spotify desvela las canciones que provocan las respuestas emocionales más claras: nostalgia, ira o felicidad.

El ritmo rápido de Birthday de Katy Perry anima a un movimiento activo y libera dopamina, llevando a la felicidad, mientras que los acordes principales de Magic de Coldplay evocan sentimientos positivos, con una letra reflexiva que elimina los pensamientos negativos, haciendo que sea el tema perfecto para vencer el miedo.

Jacob Jolij, Profesor de Psicología Cognitiva y Neurociencia en la Universidad de Grogingen, explica: “La música puede tener efectos poderosos en nuestras emociones: desde hacernos felices hasta permitirnos superar el miedo, cierta música puede despertar emociones y liberar hormonas que afectan directamente a nuestros estado de ánimo. La lista de temas recopilados junto con Spotify destaca algunas de las canciones más efectivas para llevarnos de la tristeza a la felicidad, o de la ira al optimismo”.

FELICIDAD: KATTY PERRY

Las canciones felices tienen un tempo rápido, un ritmo fuerte, letras positivas y normalmente están en una tonalidad mayor. El ritmo rápido de Birthday de Katy Perry animará a un movimiento activo, lo que es bueno para el estado de ánimo.

Además, algunos estudios sugieren que una tonalidad mayor recuerda de forma inconsciente a un tono descendente, una característica que se da tanto en vocalizaciones humanas como animales, afirmando el dominio y la confianza.

TRISTEZA: ONEREPUBLIC

Las canciones tristes tienen las características opuestas a las canciones felices: son más lentas y están en una tonalidad menor, siendo las letras generalmente más negativas.

La tonalidad menor presente en I Need de OneRepublic, que recuerda inconscientemente a un tono ascendente, lo que se asocia con derrota e incertidumbre.

OPTIMISMO: AMERICAN AUTHORS

El optimismo es lo que los psicólogos llaman una emoción compleja, que no está “integrada” en nuestro sistema por naturaleza sino que es una emoción que aprendemos de la experiencia con el paso del tiempo.

Los sentimientos optimistas requieren felicidad, así que las canciones optimistas comparten muchas características con las canciones felices: tonalidad mayor, compás alegre. Sin embargo la letra, como la de Best Day of My Life de American Authors, es más importante en este caso, dado que proporciona el contexto adicional para generar optimismo en lugar de simplemente mejorar el estado de ánimo.

IRA: DAVID GUETTA

La ira es una emoción básica. Es negativa y como tal es asociada con canciones en una tonalidad menor. Sin embargo, al contrario que la tristeza, la ira es lo que se conoce como una emoción de aproximación: implica movimiento, una dimensión que la ira comparte con la felicidad.

Combina estos dos factores y tendrás la receta para canciones que ayuden a canalizar nuestros sentimientos de ira: canciones de tempo rápido con ritmo fuerte, en una tonalidad menor, como Bad de David Guetta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *