Martes, 17 Octubre, 2017

            

Katmandú: dos granadinos, un terremoto, miles de fotos, tres viajes y una misión

Los fotógrafos Ángel Luis Gómez y Víctor Javier Medina viajarán en agosto a la capital de Nepal para entregar el dinero que han recaudado durante más de un año a algunas familias, aún en la miseria tras el terremoto de 2015

Los fotógrafos Ángel Luis Gómez (izq.) y Víctor Javier Medina (drch.) posan junto a una de las fotografías de su exposición 'Katmandú, un año después' | Imagen: A.G
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

La historia de esta exposición parte de una casualidad. Hace dos años, el 25 de abril de 2015, Víctor Javier y Ángel Luis se montaron en un avión con destino a Nepal. Iban a visitar Katmandú, la capital y la mayor ciudad de este país. El avión no pudo llegar a su destino. Cuando estaban sobrevolando la zona, la aeronave tuvo que dar media vuelta: un terremoto de magnitud 7,8 sacudió Nepal.  Sus consecuencias: un millón de hogares fueron destruidos, cerca de 9.000 personas murieron y millones quedaron sin hogar.

Un hombre mira una fotografía de la exposición ‘Katmandú, un año después’ | Autora: A.G

 

Estos dos granadinos, ante su viaje frustrado, decidieron regresar al año siguiente. “Volvimos justo un año después del desastre. Cuando vimos lo que allí había, decidimos utilizar la fotografía para lanzar el mensaje de que estas personas necesitan ayuda”.

En diez días, estos dos fotógrafos inmortalizaron con sus objetivos la magnitud del desastre: miles de viviendas seguían en ruinas, familias viviendo en condiciones infrahumanas, pobreza, desolación y la sensación de que en aquel lugar el tiempo se había parado a las 11:57 (hora local) del 25 de abril de 2015.

“Aunque Katmandú fue de las zonas más afectadas, otras poblaciones cercanas, más pobres en infraestructuras, quedaron totalmente devastadas”, relata a Granada Digital Victor Javier. En su mirada aún se refleja la impresión que se llevó de este viaje, la que quizá no se pueda intuir a través de las instantáneas. Sin embargo, como excepción, hay una foto que refleja el sentimiento que ambos granadinos comparten. En ella, dos personas se asoman a las ventanas de un edificio, su hogar, prácticamente en ruinas. Y sonríen.

Pese a la adversidad, dos personas sonríen | Imagen: ‘Katmandú, un año después’

 

“Son unas personas con una tolerancia a la desgracia increíble”, nos explica Víctor Javier. “Incluso en la desgracia más absoluta, te encuentras con gente amable, sonriente y optimista”, explica.

EXPOSICIÓN  EN GRANADA

Bajo el nombre de ‘Katmandú, un año después’, estos dos granadinos de Víznar han mostrado estas fotografías en diversas ocasiones con un fin: recaudar fondos para volver a Katmandú y entregárselo a varias familias que se han quedado sin nada.

Ahora, esa selección de fotos se encuentra en el Centro Artístico, Literario y Científico de Granada. La muestra está visible hasta el 3 de mayo en horario de 18.30 h. a 21.30 h. “Fue muy difícil escoger qué fotos formarían parte de la exposición. Allí, cuando la desgracia aparece por los cuatro puntos cardinales, y tienes dos cámaras en la mano, resulta inevitable no hacer miles de fotos”.

“El 28 de agosto volveremos a Katmandú, por tercera vez, para llevar el dinero conseguido hasta la fecha. Ahí se cerrará la historia”, nos cuentan, aunque esta experiencia seguro que permanecerá siempre viva en sus recuerdos. Por el momento han conseguido recaudar algo menos de 3.500 euros, aunque esperan conseguir más dinero porque “allí, con 500 euros, una familia podría salir del paso; el problema es que hay miles y miles que necesitan ayuda”, explican.

Ángel Luis Gómez, uno de los fotógrafos, le explica a una mujer la foto | Autora: A.G

 

“NO NOS ESPERAN”

Suele pasar que, tras una tragedia humanitaria, las oenegés y organizaciones internacionales se vuelcan los primeros meses, pero luego, tras el paso del tiempo, la mirada internacional se disipa. “Creo que no esperan nuestro regreso. Supongo que algunas personas, con las que pudimos hablar, pisar los escombros de sus hogares y conocer su historia, recordarán que dos fotógrafos estuvieron allí sacando fotos, pero dudo que nos esperen con aquello que prometimos”, afirma Víctor Javier.

“Siempre hemos pensando que era mejor dar una cantidad apreciable a poca gente que una ridiculez a mucha, porque eso no les va a solucionar mucho”, explican cuando les preguntamos cómo va a ser el reparto, dada la cantidad de familias que precisan ayuda.

“Elegir. Eso va a ser lo más complicado de todo esto”, afirma Víctor Javier. No obstante, en esa selección, sí tienen claro dos criterios: “Queremos intentar canalizar el dinero a través de las madres de esas familias, porque ellas, al cuidado de sus hijos, seguramente sean las más sensibles con el reparto. Y, en segundo lugar, intentaremos que el número de hijos por familia sea otro criterio de selección”, nos explican.

Las aportaciones para este proyecto humanitario, que nace de voluntad de estos dos granadinos se pueden hacer vía transferencia bancaria a una asociación que han creado para este fin.

Para visualizar la galería de fotos de la exposición, haga clic en la imagen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *