Viernes, 25 Mayo, 2018

            

Juzgan hoy a un anciano acusado de una “brutal” paliza a un hombre en la Sierra de Baza

El agredido tardó más de un año en recuperarse de las múltiples lesiones que sufrió durante la trifulca

Baza | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Sección Primera de la Audiencia de Granada juzga hoy a un hombre de 88 años acusado de propinar una “brutal” paliza a otro en un cortijo de la Sierra de Baza haciendo uso de un objeto contundente con el que le pegó en la cabeza y la cara, provocándole múltiples lesiones de las que tardó más de un año en recuperarse.

El fiscal pide para él una pena de ocho años de prisión por un delito de homicidio en tentativa por golpear a la víctima, de 46 años, con la pretensión de causarle la muerte, lo que a su juicio habría ocurrido de no haber recibido pronta asistencia médica.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a la mañana del 9 de julio de 2012, cuando el acusado se desplazó en compañía de otro hombre –ya fallecido– hasta el paraje conocido como Cortijo Narváez, ubicado en la Sierra de Baza.

Su intención era coger estiércol de una edificación destinada a la guarda de ganado y, por ello, iban provistos con una pala y un rastrillo, entre otras herramientas, con las que introducir el estiércol en sacos.

La víctima llegó al mismo lugar sobre las 8,45 horas y se encontró allí con el acusado y su acompañante, tras lo que empezó a discutir con ellos y les golpeó con un palo de madera.

Ambos reaccionaron de forma violenta y aunque el otro intentó huir, no le fue posible al “ser atacado brutalmente por el procesado”, el cual “con ánimo de provocarle la muerte” le propinó numerosos golpes en todo el cuerpo con un objeto contundente. La mayoría fueron dirigidos a la cabeza y a la cara de la víctima, lo que le provocó diferentes traumatismos y fracturas.

Tras la paliza tuvo que ser intubado y conectado a ventilación mecánica, permaneciendo 50 días hospitalizado. Tardó más de un año en sanar de las lesiones, aunque el escrito del fiscal señala diversas secuelas, como dificultades en las capacidades de planificación, resolución de problemas y toma de decisiones. También, amnesia postraumática, dificultad para la articulación de las palabras y una decena de cicatrices, entre otras.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía pide que al acusado se imponga la prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 200 metros y a comunicarse con él por cualquier medio durante diez años.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?