Viernes, 28 Julio, 2017

            

Juzgan este miércoles a un acusado de disparar a sus vecinos con una carabina de aire comprimido

La Fiscalía atribuye al procesado, José Antonio R.P., un delito y una falta de lesiones, además de otro delito continuado de daños, por los que se enfrenta a 10 años de prisión y multas que suman un total de 12.600 euros

Foto: archivo


image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada acoge este miércoles el juicio contra un hombre acusado de disparar a sus vecinos, en Loja (Granada), con una carabina de aire comprimido, hiriendo a dos personas, una de ellas grave, puesto que perdió la visión en un ojo, y causando daños en el mobiliario urbano.

La Fiscalía atribuye al procesado, José Antonio R.P., un delito y una falta de lesiones, además de otro delito continuado de daños, por los que se enfrenta a 10 años de prisión y multas que suman un total de 12.600 euros.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el inculpado, disparó con el arma, una carabina de aire comprimido equipada con una mira telescópica y con un dispositivo silenciador de sonido, a las 2,20 horas del 23 de febrero de 2007, hiriendo a un hombre, que entonces tenía 50 años, y que se encontraba frente al Mesón Casa Paco de Loja.

El acusado, que estaba en el interior de su vivienda, en la Plaza de Andalucía, efectuó un solo disparo, que le impactó en el ojo derecho a su víctima, que sufrió amaurosis –o pérdida total o casi completa de la visión– por afectación del nervio óptico.

Meses más tarde, también de madrugada, sobre las 1,30 horas del 30 de junio de 2007, volvió a disparar su arma, que impactó en un joven que entonces tenía 18 años causándole heridas en el muslo derecho.

En fecha no determinada, pero en cualquier caso entre el 31 de enero de 2007 –fecha en la que adquirió el arma– y ese 30 de junio, y “con ánimo de menoscabar la propiedad ajena” efectuó varios disparos que ocasionaron daños en dos amplificadores de una antena, en una persiana y en la puerta de la cochera de la vivienda de otro vecino, daños valorados en 620 euros que ya ha abonado la aseguradora.

También ocasionó daños en dos farolas del Ayuntamiento de Loja que han sido valorados en 169 euros y en el cartel luminoso de un mesón valorados, por 55 euros.

Después de ser identificado y detenido, y según informó entonces la Guardia Civil, este hombre, que vivía solo, manifestó que trabajaba en su casa y que para relajarse disparaba al aire, pero sin reconocer que hubiera disparado a alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *