Domingo, 26 Marzo, 2017

Juzgan en mayo al director de una entidad bancaria acusado de desviar 2,5 millones de sus clientes

La Fiscalía de Granada le atribuye al procesado, que ocupó el puesto de director desde 1998 hasta 2006, un delito continuado de apropiación indebida de especial gravedad

Plaza del municipio de Ugíjar | Foto: Archivo


image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acoge los días 26, 27 y 28 de mayo el juicio contra el que fuera director de una sucursal de CajaGranada en la localidad alpujarreña de Ugíjar (Granada) acusado de apropiarse indebidamente y desviar más de dos millones y medio de euros de las cuentas de al menos 28 de sus clientes.

La Fiscalía de Granada le atribuye al procesado, que ocupó el puesto de director desde 1998 hasta 2006, un delito continuado de apropiación indebida de especial gravedad y otro continuado de falsedad en documento mercantil cometido por particular, por los que se enfrenta a cuatro años y medio de prisión y el pago de una multa de 5.400 euros.

El juicio estaba previsto inicialmente para el 7 de octubre de 2014, pero el acusado, Francisco C.R., renunció a su letrado, lo que ha llevó al tribunal a fijar una nueva fecha para la vista, para este mes de mayo.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, en el desempeño de sus funciones, el acusado contaba con amplias facultades y autorizaciones, además de un prestigio profesional, que fueron utilizados por él “de forma torticera y con el ánimo exclusivo de satisfacer sus anhelos de enriquecimiento patrimonial ilícito” con métodos “irregulares que perjudicaron seriamente tanto los intereses económicos de los clientes afectados como de la entidad CajaGranada para la que trabajaba”.

La ingeniería financiera articulada por el director de la sucursal de Ugíjar. aprovechando la condición de su cargo y las innumerables oportunidades que se le ofrecían en tal calidad, pasaba por realizar en múltiples ocasiones operaciones irregulares. Así, dispuso a su “total voluntad” de las cantidades ingresadas por los clientes de la caja o que éstos ingresaban entregándole a él el dinero.

Hizo adeudos y cargos indebidos en las cuentas de los clientes, y movimientos en sus cuentas no autorizados por ellos, concediendo extratipos a algunos de ellos. Para el pago de los mismos, intervino incluso, según el fiscal, cuentas de otros clientes realizando traspaso de fondos y contratando a nombre de los mismos productos financieros en los que realizaba todo tipo de operaciones irregulares de cargo y abono, aunque careciendo de firmas preceptivas y documentos.

En otras ocasiones, llegó a imitar la firma de clientes, cancelando préstamos sin cancelación de la anotación contable correspondiente, todo “sin conocimiento ni consentimiento de los titulares de cuenta” afectados.

Asimismo, también pagó compras, facturas, o alquileres de los que era titular o beneficiario el procesado y que se atendieron con cargo a tres clientes de CajaGranada, beneficiándose éste en al menos la cantidad de 130.545,78 euros.

En total, según la Fiscalía, el importe de las cantidades desviadas en perjuicio de al menos 28 clientes ascendió al 2.518.911,48 euros. Los afectados han sido en su mayoría indemnizados por CajaGranada, en su condición de responsable civil, aunque aún no han sido debidamente resarcidos un total de seis clientes.

La operación fraudulenta fue detectada en una auditoría interna de la entidad realizada con motivo de la reclamación de un cliente a finales del año 2005 y que culminó con el despido disciplinario del acusado, notificado el mismo 30 de enero de 2006, que devino firme por inexistencia reclamación alguna por parte del trabajador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *