Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Juzgan en diciembre a dos jóvenes acusados de intentar matar a tiros a un familiar en Pinos Genil

Los hechos se remontan a las 17,00 horas del día 1 de marzo de 2013, cuando los procesados se encontraban en el domicilio que, como pareja de hecho, compartían con el padre de él.



image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acoge el próximo 3 de diciembre el juicio contra  dos jóvenes acusados de intentar matar a tiros, con una pistola manipulada, a un familiar que vivía con ellos en una vivienda de Pinos Genil (Granada), y después tratar de eliminar las pruebas que los inculpaban, hechos por los que la Fiscalía les pide penas de hasta 13 años de prisión.

Concretamente, María Isabel M.F., de 27 años, se enfrenta a un total de once años y medio de cárcel, mientras que su compañero sentimental, José Antonio G.T., de 29, a 13 años, ambos por un delito de asesinato en grado de tentativa y otro de tenencia ilícita de armas.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, los hechos se remontan a las 17,00 horas del día 1 de marzo de 2013, cuando los procesados se encontraban en el domicilio que, como pareja de hecho, compartían con el padre de él, en la urbanización los Pinillos de la localidad Pinos Genil.

Así, “por causas o motivos que se desconocen”, cuando el hombre se encontraba en su dormitorio en la primera planta del inmueble, ambos acusados entraron en el portando ella una pistola detonadora, que había sido adquirida por su pareja en fechas no determinadas.

Se trataba, según el fiscal, de un arma que habitualmente se encontraba en una habitación contigua de la primera planta, junto con gran cantidad de proyectiles manipulados para dotarles de carga de proyección metálica, a disposición de ambos conociendo la mujer la existencia y con disponibilidad de la misma.

Una vez en el interior de la habitación de su familiar, y con la “clara intención de causarle la muerte” eliminado su posibilidad de defensa, la joven efectuó dos disparos con la pistola, uno de los cuales impactó en el vértice superior izquierdo de su víctima, causándole un hemo-pneumotórax izquierdo con enfisema subcutáneo secundario con contusión pulmonar secundaria.

Además, los inculpados trataron de eliminar la prueba de los hechos lavando con agua la sangre y bajando el cuerpo de la víctima a la planta baja de la vivienda eliminando la bala de la recámara de la pistola y ocultando el casquillo enterrándolo en el jardín de la vivienda.

Sin embargo, la víctima, a la que la Fiscalía pide que los acusados no se acerquen en 15 años, ha renunciado cualquier indemnización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *