Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Juzgan a un acusado de intentar matar a su mujer ahogándola en la bañera

El episodio de maltrato estaría enmarcado en una convivencia de unos 28 años en la que mantuvo "una actitud de violencia física y verbal hacia su esposa"

Audiencia Provincial de Granada | Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acoge desde hoy el juicio contra un hombre de 58 años acusado de tratar de matar a su mujer sumergiéndole la cabeza en la bañera, donde la había introducido a la fuerza, en un supuesto episodio de maltrato enmarcado en una convivencia de unos 28 años en la que mantuvo “una actitud de violencia física y verbal hacia su esposa”.

La Fiscalía de Granada atribuye a esta persona los delitos de homicidio en grado de tentativa, detención ilegal, malos tratos y violencia habitual por los que solicita una total de 15 años y 4 meses de prisión.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, durante la convivencia
el acusado propinaba a su esposa “en reiteradas ocasiones” bofetadas, cabezazos, patadas y tirones de pelo, “amedrentándola con matarla”, también “limitando sus salidas y relaciones sociales y dispensándole un trato despectivo y humillante” con descalificaciones y comentarios como “la culpa de que te vaya a matar la tienes tú”.

Los hechos solían ocurrir en el domicilio conyugal de la pareja en la capital granadina “y con frecuencia en presencia del hijo que tienen en común”, de unos 30 años en la actualidad.

En 2006, la hermana de la mujer denunció al acusado por estos episodios de maltrato, si bien la afectada no quiso ratificar la denuncia; por lo que las diligencias judiciales abiertas fueron sobreseídas.

En mayo de 2015, el procesado propinó supuestamente, en presencia de su hijo, un cabezazo en la frente a su mujer por el que precisó de asistencia médica.

El 22 de julio de 2015, a las 10,30 horas, y en la referida vivienda, el acusado exigió a su esposa, según el relato de los hechos, que no fuera a trabajar advirtiéndole en los siguientes términos: “tú lo que tienes que hacer es quedarte en casa para cuidarme”.

Como la mujer se negó, el acusado “le rompió el vestido, la arrinconó en una esquina del cuarto de baño y le introdujo en la boca primero un pañuelo y después una toalla, obligándola a permanecer así más de dos horas”.

Posteriormente, “con intención de acabar con la vida de su esposa, la introdujo a la fuerza en la bañera que llenó de agua, sumergiéndole la cabeza”, si bien la mujer “logró quitar el tapón de la bañera con los pies” que posteriormente perdió el conocimiento.

Cuando recuperó el conocimiento, la mujer pidió a su supuesto agresor que llamara a una ambulancia a lo que él le replicó así: “no vas a llamar a nadie, vamos a estar aquí tres días hasta que no se te note nada”.

Conforme al relato del fiscal, sobre las 16,30 horas, el acusado dio un teléfono móvil a su mujer que avisó a su hijo, que llegó con otros allegados ante los que manifestó que a las mujeres “hay que matarlas porque abandonan a sus maridos y se van por ahí”.

La mujer sufrió policontusiones múltiples, facturas costales y de metacarpiano izquierdo, entre otras lesiones que tardaron 91 días en curar, 60 de ellos impeditivos para sus ocupaciones habituales, así como un trastorno de adaptación de tipo ansioso depresivo por el que también ha necesitado tratamiento médico y psicológico.

El Ministerio Público pide concretamente para el acusado penas de ochos, tres años y medio, diez meses, y tres años por la presunta comisión de los delitos de homicidio en grado de tentativa, detención ilegal, malos tratos y violencia habitual respectivamente.

Junto con las penas de prisión, interesa que se imponga al acusado distintas órdenes de prohibición de aproximarse a la supuesta víctima a menos de 500 metros por un total de 22 años, así como siete años de privación del derecho a la tenencia y el porte de armas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *