Martes, 19 Septiembre, 2017

            

Junta registra más de 12.500 viviendas con fines turísticos mediante declaración responsable de sus dueños

La iniciativa busca integrarlos en la oferta reglada y facilitar su coexistencia con el resto de modalidades

Foto: Archivo
E.P.


image_print

Un total de 12.591 viviendas con fines turísticos ubicadas en Andalucía han cumplimentado ya su declaración responsable en el Registro de Turismo de Andalucía desde la entrada en vigor el pasado 11 de mayo del decreto que regula este tipo de alojamientos para integrarlos en la oferta reglada y facilitar su coexistencia con el resto de modalidades.

En concreto, según han precisado a Europa Press fuentes del Gobierno andaluz, a fecha de 11 de agosto eran 12.591 viviendas con fines turísticos han cumplimentado la declaración responsable en la comunidad, de las que 9.878 constan como presentadas y han sido validadas, por lo que ya pueden ejercer la actividad. Además, 5.652 ya han sido inscritas en el Registro de Turismo y cuentan con un número asignado que deberán usar en toda su publicidad.

La regulación de este tipo de alojamientos en la comunidad responde “a la necesidad de ordenar una importante oferta de inmuebles no destinados a vivienda, sino a un uso del alojamiento privado para el turismo, así como de ofrecer a los clientes una garantías de calidad y de confort durante su estancia y luchar contra la competencia desleal”.

El decreto define estos alojamientos como aquellas viviendas ubicadas en inmuebles situados en suelo de uso residencial, donde se vaya a ofrecer mediante precio el servicio de alojamiento, de forma habitual y con fines turísticos, es decir, cuando sean comercializadas en canales de oferta turística. La norma comprende las viviendas tanto en régimen completo como por habitaciones.

Se establecen unos requisitos mínimos de calidad y confort equiparables a los del resto de alojamientos, con el fin de asegurar los derechos de los usuarios y evitar situaciones de fraude, intrusismo y clandestinidad. Además, se garantiza la seguridad pública al obligar a los propietarios a llevar a cabo un registro documental e informativo sobre los viajeros que utilizan este hospedaje.

Con la entrada en vigor de la nueva norma, se crea la categoría de vivienda con fines turísticos como modalidad de alojamiento en el Registro de Turismo de Andalucía y se fija como obligatoria, desde el pasado 11 de mayo, la inscripción para poder operar. Para ello, los propietarios deberán presentar una declaración responsable y obtener el correspondiente código de registro.

Estos alojamientos deberán disponer de licencia de ocupación y cumplir con una serie de condiciones técnicas y de calidad, como las relativas a ventilación exterior, mobiliario, refrigeración, ropa de cama, menaje y botiquín de primeros auxilios. También tienen que ofrecer información turística de la zona, un teléfono de contacto para resolver incidencias durante la estancia y hojas de quejas y reclamaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *