Jueves, 20 Julio, 2017

            

Junta promueve un nuevo LIFE para evitar atropello de linces

Conectará Doñana con Sierra Morena



image_print

La Junta de Andalucía ha planteado ante el Gobierno de la nación la conveniencia de poder optar a un nuevo proyecto LIFE (‘Econect’) que sirva para la inversión de fondos europeos –la dotación contemplada es de unos 4,25 millones de euros– destinados a la conexión de la parte norte del Espacio Natural de Doñana (Sevilla y Huelva) con Sierra Morena , estudiando los corredores ecológicos y la conectividad existente al objeto de aminorar el número de ejemplares de lince ibérico que mueren tras ser atropellados en las carreteras y vías andaluzas.

Así lo ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, después de que el pasado año 2014 se haya saldado con el fallecimiento de una veintena de linces por esta causa.

El proyecto, novedoso a nivel europeo, se basa en la mejora de las vías pecuarias y la actuación en los montes públicos. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “no lo ha visto de mal grado”, si bien ya existía un compromiso de proyecto que ha remitido esta iniciativa a una convocatoria posterior, ha explicado Serrano.

Si todo transcurre según lo proyectado, en enero o febrero Europa podría requerir documentación, y en abril o mayo decir si se concede o no una actuación de la que sería responsable la Junta, aunque la tramitación se llevaría a cabo a través del Gobierno central.

Y es que si bien la coordinación de la recuperación del lince la lleva Andalucía existen otros socios privados e incluso otros países implicados, caso de Portugal, que, según la consejera, ya ha dado su visto bueno a este programa.

Por lo demás, la titular autonómica de Medio Ambiente ha instado a ver como “una inversión, y no un gasto”, el dinero finalista de fondos europeos para protección y conservación de la biodiversidad, ya que “permite la dinamización soecioeconómica y la vertebración de la zona, algunas con bastantes problemas de actividad económica, como se ha demostrado en todos los territorios en los que se apuesta por ello”.

Serrano defiende los buenos resultados del LIFE Iberlince, que ha propiciado que de las “escasísimas” cifras de población cuando se ejecutó el primer programa –“apenas había ocho o diez linces campeando por Andalucía”– ya se hayan alcanzado los 332 ejemplares. Sin embargo, “al haber más, necesitan más alimento y comida”, lo que se relaciona con la problemática del conejo –afectado por enfermedades como la mixomatosis–: por ello, cada vez más los linces tienen que buscar ese alimento por territorios más amplios o humanizados, “lo que deriva en la trágica consecuencia de que sean atropellados, porque no dejan de ser animales”.

Ante esta situación, el Gobierno andaluz está trabajando con “coordinación” para intentar evitar en el mayor número posible de casos esos atropellos, si bien “los accidentes son a veces inevitables”. Para ello, se trabaja con la Administración del Estado para que en las carreteras con ‘puntos negros’ de su competencia –principalmente, la A-49, la A-4 y la N-422– pongan “las medidas necesarias”, mientras que se ha firmado un convenio con la Consejería de Fomento y Vivienda para actuar en los puntos de mayor incidencia cuya gestión es responsabilidad de la Junta: la A-481, la A-483 y la A-421.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *