Martes, 25 Julio, 2017

            

Junta ayudará a abonar el alquiler a inquilinos de las viviendas públicas de la provincia con bajos ingresos

La ayuda garantiza que el esfuerzo económico de los inquilinos para pagar las rentas no supera el 25 por ciento de los ingresos familiares, según informa en un comunicado el Gobierno andaluz



image_print

La Consejería de Fomento y Vivienda ayudará a abonar el alquiler a inquilinos con ingresos bajos y dificultades para afrontar el pago de las rentas de las viviendas públicas de la provincia de Granada.

 La Diputación granadina, a través de la Empresa Provincial de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Granada (Visogsa), y el departamento que dirige Elena Cortés han suscrito el convenio para destinar a familias del parque público de la provincia de Granada fondos de la línea de Ayudas al Alquiler para Personas Inquilinas en Situación de Especial Vulnerabilidad, impulsada por la Consejería de Fomento y Vivienda con una dotación presupuestaria de 4,3 millones de euros.

La ayuda está destinada a familias con ingresos inferiores a 1,5 veces el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (Iprem), lo que supone unos 11.200 euros netos al año, y que tienen dificultades acreditadas para el abono del arrendamiento. La ayuda garantiza que el esfuerzo económico de los inquilinos para pagar las rentas no supera el 25 por ciento de los ingresos familiares, según informa en un comunicado el Gobierno andaluz.

Los receptores deberán disponer de un informe, emitido por los servicios sociales que correspondan, donde se refleje la situación de especial vulnerabilidad en relación con su composición familiar, la necesidad de vivienda, los ingresos percibidos, así como otras especiales circunstancias que deban tenerse en cuenta.

Los miembros de la unidad familiar no podrán disponer de la titularidad o un derecho real de uso sobre ninguna otra vivienda. La subvención contribuirá al pago de las mensualidades correspondientes al año 2014, incluso en el caso de los contratos de arrendamiento ya existentes con anterioridad a la entrada en vigor de esta convocatoria.

TAMBIÉN ARMILLA Y BAZA

Esta línea de ayudas pretende garantizar, mediante alquileres asequibles, el derecho a la vivienda de las familias con menos ingresos, en un contexto de fuerte desempleo y precariedad laboral. La Consejería establece para ello como requisito que las administraciones con competencia en materia de vivienda se conviertan en agentes colaboradores de la Junta mediante la firma del correspondiente acuerdo y puedan así gestionar estas subvenciones.

Además de la Diputación de Granada, también han firmado el convenio para adherirse a esta línea de ayudas los consistorios de Armilla y Baza, con lo que ya son cuatro las empresas de la provincia que lo han suscrito, contando con Loja. En toda Andalucía el número ayuntamientos asciende a 33 en las provincias de Sevilla, Córdoba, Cádiz y Málaga, Huelva, a los que se suma también la Diputación de Sevilla. El plazo para que los ayuntamientos se den de alta como entidades colaboradoras concluye el 1 de octubre.

VIVIENDAS VACÍAS Y DESAHUCIOS

 Este programa de subvenciones contribuye a combatir el stock de viviendas protegidas de titularidad pública que aún se encuentran vacías en Andalucía, al permitir a las entidades que mantienen inmuebles cerrados darles uso mediante un alquiler social, ya que es la Junta de Andalucía la que completa la diferencia entre la renta estipulada y lo que el inquilino en situación de especial vulnerabilidad puede pagar.

 La medida también busca erradicar los desahucios en parques públicos de Andalucía pertenecientes a ayuntamientos o entes instrumentales por motivos de impago de alquiler, ya que las subvenciones van destinadas a ayudar a sufragar esas rentas a quienes no pueden afrontarlas.

Las administraciones públicas, los entes instrumentales dependientes de ellas y las personas jurídicas públicas con competencias en materia de vivienda, así como las entidades inscritas en el Registro de Asociaciones de Andalucía que cuenten con declaración de utilidad pública podrán funcionar como entidades colaboradoras, siempre que tengan una bolsa de viviendas en alquiler de gestión propia destinadas a familias en situación de especial vulnerabilidad. Igualmente, deberán contar con los medios informáticos necesarios para la tramitación de estas ayudas a través del Registro Telemático Único de la Junta.

Serán dichas entidades colaboradoras las que informen sobre el cumplimiento de los requisitos de las personas solicitantes y presenten en su nombre la petición de ayudas, previa puntuación de sus condiciones y las de su unidad familiar a través de los medios y formularios facilitados por la Consejería que dirige Elena Cortés. Una vez obtenida la resolución de ayuda, las entidades colaboradoras descontarán el importe de la renta mensual y, en su caso, el resto de la cantidad correspondiente para que el importe que efectivamente abona la persona destinataria de la ayuda no supere el 25 por ciento de sus ingresos.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Vale se dan ayudas pero no dicen donde hay que ir y que hacer.mmi familia pasa por una situacion mala tengo 2 niñas una de 6años y otra de 2, vivo en alquiler y debo ya 1600 euro por que no tuve para pagar.mi marido trabaja 24 horas al mes cobrando 5 euro la hora.no tenemos derecho a la ayuda familiar.voy al banco de alimentos y alli muchas veces no tienen para darte nada.por favor que me diga alguen donde tengo que ir para areglar lo de la ayuda de alquiler o para pedir una vivienda social.gracias y un saludo