Martes, 17 Octubre, 2017

            

Junta actuará “con contundencia” ante la respuesta “injusta” de Astilleros que busca “intereses personales”



image_print

El consejero de Empleo, Antonio Fernández, aseguró hoy que el rechazo de Astilleros al plan aportado por la Junta de Andalucía busca “más el interés personal que el global” y supone un acto de “irresponsabilidad e injusticia con los trabajadores, la Junta y Andalucía”, ante el que la Administración actuará con “contundencia” si la empresa no “reflexiona”.

A preguntas de los periodistas antes de inaugurar las jornadas técnicas sobre la futura “Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo”, Fernández aseguró que la actitud de Astilleros es “tendente a dilatar” el proceso y a buscar “más interés personal que global”. De este modo, esperó que el empresario “reflexione” o la Junta de Andalucía actuará en las distintas instancias “con la absoluta contundencia que merece la defensa de los trabajadores”.

“Hemos hecho nuestro trabajo y estamos bloqueados por el que es el propietario legítimo hasta que acceda a la transformación de una empresa inviable para que ceda los activos para constituir una firma viable”, subrayó Fernández, quien añadió que la situación hay que resolverla con “la legislación vigente, ya que el concurso de acreedores es algo malo para todos y el juez deberá definir responsabilidades mercantiles y de otro tipo”.

Así, esperó que tome una “posición de responsabilidad para la viabilidad” de las instalaciones y la aporte en la mesa de negociación, ya que de lo contrario supondría un “acto de irresponsabilidad y de injusticia con Andalucía, sus trabajadores y con la Junta, que siempre ha sido especialmente sensible con astilleros de Huelva”.

“Parece poco serio que ante un problema de la magnitud de astilleros se haga un comunicado público al mismo tiempo que se entrega la respuesta al organismo que está tratando el tema para intentar salvar una gestión privada, preocupado por el interés global”, añadió Fernández.

En este marco, negó la posibilidad de que la Junta pudiera utilizar la intervención pública para salvar Astilleros y apuntó a un plan industrial para ordenar la transición de una empresa quebrada en una actividad que sea viable, con actividad naval en Huelva y Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *