Lunes, 27 Marzo, 2017

Juez atribuye posibles lesiones y delito de odio al detenido por agredir a un transexual

Fruto de estas gestiones, los investigadores pudieron localizar al presunto agresor de las agresiones y dirimir su responsabilidad, a la vez que comprobaban la posible responsabilidad de su acompañante. Sin embargo este último no había participado en lo sucedido.

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

El Juzgado de Instrucción 9 de Granada ha ordenado la libertad con cargos para el detenido por supuestamente agredir a un joven transexual en Granada y le atribuye la posible comisión de un delito de lesiones y otro contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas, el llamado delito de incitación al odio, en este caso por discriminación por razón de sexo.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, el juez, que estaba de guardia el pasado sábado, cuando el arrestado compareció en sede judicial, le ha impuesto además como medida cautelar una orden de alejamiento y de prohibición de comunicación con la víctima durante un periodo inicial de dos meses.

Tras comparecer en el juzgado, quedó en libertad, aunque con cargos, por el delito de lesiones y el de odio, que, tras la reforma del Código Penal, conlleva una pena más dura que con el anterior ordenamiento jurídico. Concretamente se trata del artículo 510 del Código Penal, que castiga con penas de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses a quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una
persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad.

La Policía Nacional informó este lunes de que había detenido a un individuo residente en Granada como presunto autor de las lesiones y amenazas que el día 9 sufrió un joven transexual de 21 años.

La víctima, que denunció ante la Policía a dos personas, relató que los hechos ocurrieron cuando, mientras paseaba por la Plaza de la Concordia de los Alminares, en la capital granadina, le abordaron dos jóvenes que se encontraban en las inmediaciones.

Uno de ellos, al parecer, se acercó profiriendo expresiones vejatorias contra el joven transexual, al que conocían por un vídeo que circulaba en las redes sociales, a la vez que le agredía no sólo verbalmente, sino también físicamente con golpes y patadas, mientras hacía alusiones humillantes contra él.

Otro joven, acompañante del presunto agresor, según considera la Policía, no participó en las agresiones ni verbales ni físicas, ya que fue su “mero acompañante”, extremo que fue comprobado y verificado por los investigadores.

Una vez denunciadas en Comisaría estas agresiones, la Policía puso en marcha la investigación aplicando el protocolo contra los delitos denominados de odio, protegiendo a la víctima en todo momento y brindándole todo el apoyo necesario para su seguridad, a la vez que se iniciaban las gestiones para la localización y detención de los presuntos autores de la agresión.

Fruto de estas gestiones, los investigadores pudieron localizar al presunto agresor de las agresiones y dirimir su responsabilidad, a la vez que comprobaban la posible responsabilidad de su acompañante. Sin embargo este último no había participado en lo sucedido.

Una vez localizado, la Policía estableció un dispositivo para su detención, y procedió a ésta. El joven arrestado fue trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición de la autoridad judicial el pasado sábado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *