Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Juárez, la ciudad sin banda sonora

En Juárez no hay banda sonora, el único sonido que escuchas es el lloro de las madres y el grito desgarrador de las víctimas.



image_print

Antes de nuestro viaje a Ciudad Juárez la escenografía que uno tiene del horror le llega en diferido, ya sabes, televisión, internet, documentales, cine, literatura y un eco mal informado por parte de la periodista Judith Torrea que lleva vendiendo a los medios de comunicación españoles que es la voz oficial de la mujeres desaparecidas y supuestamente ha sido amenazada por los “narcos” nada más lejos de la realidad y cargado de falacias.

Agentes del F.B.I que han investigado la desaparición masiva de mujeres han sido acribillados a balazos en Ciudad Juárez, el ex magistrado de la audiencia nacional Baltasar Garzón que ha encarcelado desde narcotraficantes, a terroristas tuvo la osadía de llevar al mismísimo Salvador Pinochet al borde del encarcelamiento generando así controversia internacional lo  que provocó un conflicto diplomático entre Gran Bretaña, Chile y España.

Es escalofriante analizar que Baltasar Garzón fuera capaz de incriminar a un dictador que pasará a la historia por ser un genocida y sin embargo leyera los sumarios de los feminicidios en Ciudad Juárez y lo que él vio vector

La red comunicante de los implicados en el secuestro, violación y desaparición de mujeres implica a un número de personas con una rama intocable que afecta no solo en Ciudad Juárez sino que se extiende más allá de sus fronteras.

Elia Escobedo García es una madre que ha padecido esta tragedia con su hija Erika Pérez Escobedo que fue secuestrada, violada y estrangulada con la correa de su propio bolso

En Juárez no hay banda sonora, el único sonido que escuchas es el lloro de las madres y el grito desgarrador de las víctimas.

Un artículo de Fresas en Bagdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *