Sábado, 18 Noviembre, 2017

            

Juana Rivas siente que, “como madre, es la única” que “debe de proteger” a sus hijos, apunta su letrada

La madre de Maracena no ha acudido a esta comparecencia, para la cual no había sido notificada, ha indicado María Castillo Pozo

Juana Rivas | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) que permanece ilocalizable después de que hace 25 días no entregara sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito doméstico, ha señalado este lunes, a través de la abogada que la representa en la vía civil en Granada, que siente que, “como madre, es la única” que debe “proteger” a los dos menores de edad ante la “desprotección” que, en su opinión, están padeciendo.

Así lo ha señalado, en declaraciones a los periodistas, la letrada María Castillo Pozo a la salida de la comparecencia convocada en el Juzgado de Instancia número 3 de Granada para articular posibles medidas de protección a los menores, de once y tres años, pedidas por el excompañero sentimental de Juana Rivas, Francesco Arcuri, residente en Italia.

La madre de Maracena no ha acudido a esta comparecencia, para la cual no había sido notificada, ha indicado María Castillo Pozo, que ha señalado, en un mensaje que le hizo llegar su cliente para ser trasladado a la opinión pública, que “todo lo que está haciendo, lo está haciendo por el bien de sus hijos”.

Juana Rivas está en una “situación legalmente complicada”, en la que está “asumiendo muchos riesgos” de los que es “perfectamente conocedora” pues sus letrados la tienen “debidamente informada”. Conforme a ello, ha proseguido Castillo Pozo, Juana es quien “decide de manera unilateral”.

Ha explicado que la no comparecencia en sede judicial de este lunes “no va a tener” consecuencias para Juana Rivas, que, según ha entendido el juzgado, ha estado representada por su procurador y ella misma como letrada, quienes fueron notificados para esta cita el pasado 31 de julio, como representantes procesales de Rivas.

No ha entrado en detalles de las conversaciones entre los letrados de las partes, para una posible negociación de la restitución de los hijos. Sí ha recordado que “hace un año ya se le trasladó al padre la posibilidad de reconducir todos estos temas”, aunque ha mantenido que Arcuri “ha querido negociar bajo unas imposiciones y desde unas posiciones un tanto inasumibles en una mesa de negociación”.

Por otro lado, Francesco Arcuri, que ha acudido al Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, acompañado por su letrado, Adolfo Alonso, ha abandonado el tribunal sin hacer declaraciones a los medios, mientras que el abogado se ha limitado a señalar que se han solicitado a la autoridad judicial “medidas” para la protección de los menores.

Éstas están referidas a la no salida de los mismos del Espacio de Schengen, la no expedición de pasaporte o depósito de los mismos en el juzgado, o la retirada de cualquier licencia para la tenencia de arma de fuego por parte de la madre, así como cursar oficio a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la restitución de los niños.

Tras analizar los medios de prueba y alegaciones presentadas por las partes, el juez ha de decidir cuáles de estas medidas adopta, y en qué términos.

Después de no personarse Juana Rivas con los niños en el punto de encuentro el pasado 26 de julio, el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada denegó las medidas cautelares que el exmarido de Juana Rivas había solicitado contra ella, entre las que figuraba una orden internacional de detención a tenor del “riesgo objetivo” en el que, a su juicio, se encontraban los menores.

Aunque la juez rechazó emprender estas medidas cautelares contra Rivas, sí acordó “deducir testimonio por los posibles delitos que se hayan podido cometer” y remitir las actuaciones al juzgado decano de Granada para su reparto.

El objetivo era que se investigaran en la vía penal los posibles delitos a los que aludía el padre de los menores, asunto que recayó en el Juzgado de Instrucción número 2, que abrió diligencias previas y citó a las partes el 8 de agosto para que comparecieran en sede judicial. Tras no presentarse la madre de Maracena, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad recibieron de la autoridad judicial orden de detención y presentación ante el tribunal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *