Lunes, 19 de Noviembre de 2018

            

Juana Rivas lleva más de 22.000 euros recaudados por Internet para financiar su “lucha judicial”

La madre de Maracena especifica que esta petición de "ayuda económica" la realiza porque no puede cubrir sola los gastos que ha de afrontar

Juana Rivas | Foto: E.P.
E.P.


image_print

Juana Rivas, la vecina de Maracena condenada a cinco años de prisión por sustracción de menores en España tras estar casi un mes ilocalizable hace dos veranos con sus dos hijos sin acatar la orden judicial que le obligaba a entregarlos al padre, al que acusa de malos tratos, ha recaudado más de 22.000 euros desde el pasado 26 de septiembre de 2017 en una campaña de micromecenazgo a través de Internet para poder seguir con su “lucha judicial”.

Así consta en la petición realizada a través de la plataforma ‘GoFundMe’ para recaudación de fondos solidarios, consultada por Europa Press, en la que Rivas, quien ha pedido la libre absolución en su recurso contra esta sentencia, que no es firme, y sigue en Italia el proceso judicial para la custodia de los niños, especifica que esta petición de “ayuda económica” la realiza porque no puede “cubrir sola los gastos de abogados, procuradores, trámites, traducciones, certificados, viajes…” que ha de afrontar.

El objetivo de la campaña se ha cuantificado en 60.000 euros y los donativos van desde los 500 euros de algunos usuarios hasta pequeñas donaciones de unos diez euros, la mayoría anónimos y de particulares, pero algunos también de asociaciones de mujeres.

En el texto de presentación de la petición, que realiza en nombre de José Estanislao López, quien encabeza el equipo de letrados que defiende sus intereses, Juana Rivas se compromete a ir mostrando “puntualmente las facturas, para que se pueda comprobar en qué se va gastando el dinero”.

Además, esta vecina de Maracena, quien se encuentra en Italia siguiendo el proceso judicial para la custodia de los niños, de doce y cuatro años, agradeció en esta misma plataforma la colaboración a través de un vídeo publicado en Youtube, en que consideró que su “lucha” va a tener “un final muy feliz”.

En Cagliari (Italia), Juana Rivas entregó este pasado jueves en la Policía a sus hijos al padre, el italiano Francesco Arcuri, después de que permaneciera con ellos desde el domingo anterior, en contra de lo que estaba convenido, tras denunciar supuestos malos tratos al menor de ellos, y se reuniera con el cónsul general de España en Roma para pedirle que se investigue este asunto ante la “vulnerabilidad extrema” en la que, a su juicio, se encuentran los niños.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Si fuera el Sr. Arcuri el que hubiera recaudado más de 20000€ para sus gastos referentes a este caso, seguramente el coro de asesoras feminazis que rodean este asunto ya habrían saltado a denunciar esta conducta