Viernes, 16 de Noviembre de 2018

            

Juana Rivas entrega a los dos niños al padre en Italia pero “seguirá luchando” por ellos

El Tribunal de Cagliari ha fijado para este viernes una audiencia en la que se abordará la petición del padre de los niños de que se le suspenda a Juana Rivas la patria potestad y el régimen de visitas

Juana Rivas | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Juana Rivas ha entregado en la tarde de este jueves a sus dos hijos, de cuatro y 12 años, al padre, Francesco Arcuri, después de que la justicia italiana haya emitido una orden para que lo hiciera, aunque ella ha garantizado que continuará en este país los próximos días y “seguirá luchando” por ellos. 

La entrega de los niños se ha producido en dependencias de la Policía italiana en Cagliari (Italia) en la tarde de este jueves, según han indicado a Europa Press fuentes del equipo jurídico de Francesco Arcuri. Los niños están “bien” pero “agotados” tras lo ocurrido, mantienen.

Desde el equipo jurídico de Juana Rivas han señalado a Europa Press que Rivas ha actuado en todo momento “dentro del marco de la legalidad” estos últimos días, como así le trasladó este pasado miércoles la Policía, que “tenía conocimiento de su domicilio”, por lo que “no ha estado escondida”, sino, según estas fuentes, actuando para defender a sus hijos, tras la denuncia que interpuso por supuestos malos tratos al menor de ellos.

El Tribunal de Cagliari ha fijado para este viernes una audiencia en la que se abordará la petición del padre de los niños de que se le suspenda a Juana Rivas la patria potestad y el régimen de visitas o que, en todo caso, vea a los niños en un punto de encuentro tras lo ocurrido.

Esta madre de Maracena ha sido condenada en España a cinco años de prisión y seis sin la patria potestad de sus hijos por sustracción de menores, después de que hace dos veranos incumpliera las resoluciones judiciales que le obligaban a entregarlos al padre, al que acusa de malos tratos.

La sentencia no es firme y ha sido recurrida por su defensa. La semana pasada ella volvió a Italia para estar con sus hijos y el domingo decidió no devolvérselos al padre, tras lo que le denunció por supuesto maltrato a los niños.

Su expareja, el italiano Francesco Arcuri, ha negado reiteradamente haber maltratado a sus hijos y en los últimos días ha emprendido distintas acciones para solicitar que Juana Rivas se los entregara atendiendo al régimen de visitas fijado por el juzgado.

Juana Rivas volvió a prestar declaración este jueves ante la Policía italiana en relación a la denuncia de malos tratos hacia los niños y un día antes, el miércoles, se reunió en Cagliari con el cónsul general de España en Roma para pedirle que se investigue este asunto ante la “vulnerabilidad extrema” en la que a su juicio se encuentran.

El equipo que asesora a esta madre de Maracena ha señalado en un comunicado remitido a Europa Press que, tras las “últimos episodios” ocurridos, el tribunal civil que lleva el tema de la custodia ha fechado la escucha del hijo mayor, de doce años, para el 13 de noviembre, pero mantienen que esto no es acorde con las “exigencias de protección y de inmediatez” que “los hechos denunciados requieren”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.