Martes, 17 Octubre, 2017

            

Juan Lanzas, el ‘conseguidor’ de los ERE, de nuevo ante Alaya

Asimismo, imputó a Francisco José González García y a Francisco Limón Romero por la existencia de dos facturas "que han supuesto un gasto total de 55.000 euros en el ejercicio 2008 al que se debe añadir las cuotas del IVA repercutidas en las mismas --8.800 euros-- así como un anticipo de 6.000 euros"



image_print

La juez Mercedes Alaya ha citado a declarar como imputados este jueves al ‘conseguidor’ de los ERE y exsindicalista de UGT-A Juan Lanzas y a su cuñado Ismael Sierra por supuestas facturas “falsas” dentro de la causa donde investiga presuntos delitos societarios en cuanto a la anterior gestión de la sociedad mixta Mercasevilla.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que la magistrada Mercedes Alaya citó inicialmente a ambos el día 17 de noviembre, aunque finalmente suspendió las comparecencias al coincidir con el desarrollo de la operación ‘Enredadera’, tras lo que los ha vuelto a citar este jueves.

En un auto dictado el pasado 21 de octubre, la juez imputó a Lanzas, a su cuñado, al ‘testaferro’ Juan Francisco Algarín Lamela –que también ha sido citado este jueves–, a Francisco José González García, excomercial de Vitalia, y a Francisco Limón Romero, éste último como administrador único de la sociedad Hermes Consulting.

Estos dos últimos, de hecho, ya comparecieron la pasada semana ante la juez, destacando que el primero de ellos aseguró que Mercasevilla destinó 6.000 euros a pagar la póliza de prejubilación de los trabajadores de Cash Lepe.

La juez, en el auto, pone de manifiesto que en virtud de las diligencias practicadas hasta el momento y del informe pericial de la Agencia Tributaria de fecha 30 de octubre de 2013 y sucesivas ampliaciones, “se infiere que se ha producido una supuesta facturación falsa” de las sociedades Maginae Solutions y Hermes Consulting “en connivencia” con la propia Unidad Alimentaria.

Así, imputa a Juan Lanzas y a su cuñado Ismael Sierra –también imputados en el caso ERE–, éste último como administrador único de Maginae Solutions, por dos facturas y un traspaso a cuenta “del que no existe factura”, emitidas por esta sociedad por importe total de 190.048,20 euros “por supuestos servicios que se dicen prestados” por dicha entidad a Mercasevilla, “pero que no son reales pues como se infiere en el referido informe de 30 de octubre de 2013 en ningún caso pudieron ser prestados tales servicios por aquella sociedad”.

Asimismo, imputó a Francisco José González García y a Francisco Limón Romero por la existencia de dos facturas “que han supuesto un gasto total de 55.000 euros en el ejercicio 2008 al que se debe añadir las cuotas del IVA repercutidas en las mismas –8.800 euros– así como un anticipo de 6.000 euros”.

Todo ello, según añade, hace un total de 69.800 euros “por supuestos servicios prestados por dicha entidad a Mercasevilla, que al igual que ocurre con la sociedad anterior, en ningún caso pudieron ser prestados por dicha sociedad por lo que se infiere del citado informe”.

La juez también imputó en esta causa al ‘testaferro’ Juan Francisco Algarín Lamela “por existir indicios suficientes para considerar que las facturas expedidas por éste por importe de 237.138,92 euros en el ejercicio 2004 y 89.468,11 euros en el ejercicio 2005, IVA incluido en ambos casos, no responden a ventas o servicios prestados realmente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *