Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Juan Habichuela Nieto: “El flamenco está en buen estado de salud” | Vídeo

Juan Habichuela se encuentra inmerso en la preparación de su nuevo disco, "más solista y más cantante en el sentido de cantar con la guitarra"

Juan Habichuela en la redacción de GranadaDigital
Sofia Plaza | @sofiaPlaza


image_print

juan-habichuela

Un proceso lento, para que las cosas salgan bien. El mundo del flamenco espera el segundo disco de Juan Habichuela Nieto, tras ‘Mi alma a solas’. Nos pusimos en contacto con él tras representar a su abuelo, Juan Habichuela, en la recogida de premios de las banderas del Día de Andalucía. De familia de flamencos lleva el arte en las venas, humilde y muy cercano, visitó la redacción de Granada Digital acompañado su tío Carlos y su guitarra y aprovechando que comienza la Semana Santa no tuvo inconveniente en tocar ‘La Saeta’, acompañado de su tío al cajón, bueno seamos sinceros a la mesa de IKEA de la redacción.

Acabas de llegar de una gira, ¿dónde has estado?

He estado fuera, en Jerez, en Sevilla, haciendo conciertos…Y terminando el segundo disco con los preparativos de las percusiones…

¿Con qué va a sorprender Juan Carmona en este disco?, ¿cómo está siendo el proceso de crearlo?

Pues el proceso va lento. Muy lento. Este lo he querido hacer más especial, más flamenco. El primero fue un poco más comercial, y aquí quiero hacer un disco de guitarra más solista y más cantante en el sentido de cantar con la guitarra.

Eso te iba a decir, los aficionados al flamenco dicen que eres el próximo Paco de Lucía o Vicente Amigo…

¡Qué va! ¡Ojalá! Creo que cada uno aporta humildemente lo que puede con su música y ojalá me pareciera a alguno de ellos.

Dicen también dicen que no eres un músico de acompañamiento, sino solista de hecho tu próximo disco va un poco en eso sentido.

Si. Mi disco va a ser solista, pero me gusta mucho acompañar, date cuenta que en mi casa siempre he visto acompañar la guitarra. Mi padre, mi abuelo, mi tío Carlos, todos tocan la guitarra y siempre lo hemos visto en casa de acompañar la guitarra y yo me tiré unos años acompañando al maestro Enrique Morente, luego con su hija Estrella, en fin con muchos cantaores.

Esta situación de que esperan tanto de ti, ¿hace que sientas presión?

Pues nada más despertarme por la mañana y coger la guitarra, ya sientes esa presión. Porque te llaman y te dicen: “Juan tienes que tocar en tal sitio”, pues ya tengo que prepararme y coger la guitarra para ver como sale en esta plaza. Pero, bueno pero gracias a Dios nos sentamos, cerramos los ojos y a ver lo que sale.

Y por lo visto te sale sólo…

(Risas) Si…

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí.

Procedes de una familia de flamencos, ¿cómo te ha influido?

Desde pequeñito, de verlo en casa es como el que escucha un idioma y lo aprende. Tienes esa base de ver tocar el cajón. A mí me gusta mucho cantar y tocar el cajón, era una pesadilla de tío, hacía mucho ruido. Y, al final de verlo en casa le tengo mucho respeto a todo esto y a valoro lo que he tenido en casa.

Cuándo hablamos el Día de la entrega de las banderas de Andalucía, me contabas una anécdota de que no te dejaban coger las guitarras por si las rompias, ¿dónde ha quedado eso y qué sentías cuando tocabas las primeras piezas?

Pues al principio no me gustaba la guitarra la aborrecía mucho. Porque no me sonaba nada claro, ni un mi, ni un simple fa, y es que en verdad es mucho tiempo de estudio y de preparación, y me aburría. Mi padre tenía a siete guitarras, mi tios me ponían ejercicios para que me fuera soltando, pero era muy pesado y decían “y este niño que no coge la guitarra… Hasta que un día mi padre me dijo: “Las voy a tirar a todas”. Eso fue un shock de decir, ¿y ahora qué hago? Pues al final amarré y con un problema que tuve de salud, una caída, cogí la guitarra y ya me tiré horas y horas.

juan-habichuela-nieto3

Has hablado de una manera especial de Enrique Morente, ¿cómo te influyó?

Gracias a Dios me enseñó muchísimo en mi camino. A nivel de producir, a nivel del escenario porque ver a ese genio, que yo lo tengo considerado un genio, porque a él se le veía en el escenario, pero la gente no sabe lo que era él en un estudio. De qué manera cortar una letra, de qué manera alargar un tercio… Él me enseñó mucho en esa base del estudio y siempre tendrá mi respeto, admiración y cariño.

Por no hablar de que te has criado en el Sacromonte en el Albaicín, en un barrio con mucha raza, ¿el ambiente influye?

Claro que influye. Yo de pequeño me daba mis paseillos por allí y se escuchaban las zambras, los cantes típicos de allí. Aunque en verdad yo empecé un poco tarde con 14 y 15 años a pisar tablaos y zambras, pero le tengo mucho respeto a la música que se sigue haciendo. ¡Deberían reeditar un disco con esa música y la actual!

¿En quiénes te inspiras? Es decir, ¿quiénes son tus modelos?

Pues yo me inspiro de cada ser, de cada corazón que me transmite una nota o un simple cuadro. Es decir, no tengo a alguien que me inspire, si no que nada más despertarme y ver a alguien con alegría, con una sonrisa que me cuenta algo, ya echo mano a mi refugio, a la guitarra.

¿Cómo ves el flamenco actualmente?

Pues está en muy buen estado de salud, pero estamos perdiendo la pureza de los conciertos antiguos donde estaban sólo el guitarrista y el cantaor, eso ya no lo veo. Me da pena que, por ejemplo, mi abuelo cuando yo subía a su casa me enseñaba carteles en los que aparecían: Fosforito, Paco de Lucía, Camarón de la Isla, Ramón de Algeciras, él, mi tío Pepe Habichuela, y digo ¿por qué ahora no se hacen esos festivales con todos los magníficos artistas que hay hoy en día?. Porque hay cantaores maravillosos y magníficos guitarristas y bailaores.

¿En Granada no hay ningún sitio? Por ejemplo, está la Peña de la Platería

Si la Peña de la Platería es lo que reina en Granada, y siempre tendrán mi apoyo incondicional porque todo lo que se divulgue y todo lo que se hable de flamenco siempre aporta.

¿Es una profesión difícil?

Muy difícil, porque requiere mucho esfuerzo. Muchas horas de soledad y de estudio. Hay que estudiar mucho de composición, a mí lo que me gusta es tocar mi música, intentar no parecerme a nadie. Aunque sea más mala, pero decir: Este soy yo. Y, eso es muy difícil porque ha habido magníficos guitarristas como Ramón Montoya, el maestro Paco de Lucía, que ha sido el genio de los genios, pero, intentar coger un poquito de cada uno y hacerte tú tu circuito.

Dicen que si algo funciona, cópialo

Claro hay que copiarse unos de otros, pero intentar llevarlo a tu terreno.

¿Cómo es tu día a día ahora que estás preparando el disco?

Mi día a día en verdad es muy cansino, no se ni como me aguanta mi gente. Pero bueno yo me despierto, salgo a correr, para aliviar tensiones , después coges la guitarra, comes, y otra vez guitarra en el estudio y hasta dormir…

PUES AL PRINCIPIO NO ME GUSTABA LA GUITARRA LA ABORRECÍA MUCHO

O sea que guitarra, guitarra y más guitarra…

Si, porque ya hay veces que te tienes que ir de viaje muchos días y tienes muy poco tiempo para estudiar y por eso tienes que estar todos los días.

¡Parecen unas oposiciones!

Esto es hincar codos todo el día como yo digo.

Y, ¿cuándo veremos el resultado?

Pues en principio no tengo fecha, pero me gustaría para finales de año o principios del siguiente… A ver si nos dejan romper los oídos de los oyentes

Y, a diario ¿qué música escuchas?

Clásica, me gusta mucho, me da mucha paz, mucha tranquilidad… Bueno en realidad es que yo no puedo escuchar música porque empiezo a investigar ¿Y si cojo esto de aquí y lo amarro por alli? Me gusta mucho escuchar toda la música, pero intento desconectar porque siempre pienso en que puedo hacer con lo que escucho.

En cuanto a la vida personal, ¿te casas no?

Bueno, me pido. Tuve la pedida de mano y gracias a Dios tengo una compañera de viaje que me aguanta horas y horas con la guitarra.

¿Te ayuda no?

Si, me ayuda a organizar mi vida y que no sea tanta carga para mí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *