Miércoles, 29 Marzo, 2017

Juan Carlos Cordero: “Success y Peñaranda tienen condiciones para llegar a donde quieran”

Granada Digital repasa el 2015 del Granada CF con su Director Deportivo: Caparrós, la llegada de Sandoval, nombres propios, momentos difíciles, todo sobre un sufrido año

Juan Carlos Cordero, con la Ciudad Deportiva detrás | Foto: Jesús Martín
Daniel Sánchez-Garrido / Román Callejón | Imagen: Jesús Martín


image_print

Juan Carlos Cordero es un hombre presumido. Es lo primero que puedes pensar cuando lo ves pasear por la Ciudad Deportiva perfectamente vestido. Quizás vaya con su puesto. Ser el Director Deportivo de un club como el Granada CF no debe ser fácil. Mercado tras mercado, firma y firma jugadores. Unos bien, otros mejor, y otros regular. Hay de todo, como en la vida, pero puede sacar el orgullo de haber conseguido, junto con su equipo, hacer equipos válidos de Primera División durante los últimos cinco años. Pero en lo más adentro de él, piensa, vive, sufre y disfruta con el pantalón corto y las botas de fútbol puestas. Lo que se dice un hombre de fútbol.

Juan Carlos nos invita a subir a su despacho en esta nueva obra para la ciudad de Granada. Allí, Granada Digital se sienta a charlar con él un buen rato con el Granada y el fútbol como excusa. Le damos una vuelta a todo. Un balance de lo que ha sido el último año 2015, el que se ha ido apenas hace cuatro días. Empezó con un tal Caparrós dando dolores de cabeza, pasando por milagros, agonías y más dolores de cabeza. En Granada es lo que hay, una eterna lucha, tanto en el campo como en los despachos.

Pregunta: Comencemos por el principio de este año 2015, el mismo que se acaba. 16 de Enero, Joaquín Caparrós, fichaje estrella del verano es cesado como entrenador del Granada CF ¿Cómo fue su destitución y ese fracaso deportivo que la provocó?

Respuesta: Fue un fichaje con mucha ilusión, desde todos los puntos de vista, desde la afición, el club, apostábamos fuerte económicamente por un entrenador reconocido, con prestigio, con nombre, y el club dio un paso al frente.

Los resultados deportivos, después de un inicio esperanzador con muchos puntos, el equipo no dio con la tecla, nos pasamos muchas jornadas sin ganar. El club tuvo paciencia como casi siempre, intentar reforzarlo, intentar ayudarlo en la medida de lo posible, pero hubo que dar un cambio. El equipo se metió en una espiral negativa, los jugadores ya no creían en el modelo del entrenador. Hubo que dar un cambio, que llegó tras un partido de copa por la imagen que dio el equipo ante el Sevilla.

A partir de ahí fue difícil porque el control económico nos pesó mucho en el contrato de Joaquín Caparrós, que a día de hoy, el Granada sigue asumiendo. Pero por otro lado, en el deportivo, había que dar un golpe en la mesa para poder cambiar la dinámica de la temporada.

¿Él nunca dio el paso a reconocer que ya no podía sacar adelante al equipo y dimitir?

Yo creo que en general ningún entrenador da un paso al frente para dimitir y perder dinero de su contrato. En la negociación posterior del cese se le apretó muchísimo, tanto a él como a su abogado, para que perdiera parte del contrato de la temporada siguiente que no iba a trabajar. Así fue, cedió parte de su contrato, pero al tener un contrato con una cantidad elevada se amplió a pagarlo en la temporada anterior y en la actual, y ahí sí cedió. Pero anteriormente él seguía en su puesto manteniendo que podía sacar el equipo hacia adelante.

juan-carlos-cordero-entrevista

Juan Carlos Cordero, durante la entrevista | Foto: Jesús Martín

¿Por qué Abel Resino es el elegido para sustituirlo y reconducir la situación?

Era un entrenador conocido, ya lo había hecho el primer año en primera división cuando se cambió para salvar al equipo. Conocía a la plantilla, había visto muchos partidos del Granada CF, y pensamos que era la persona idónea para poder darle al equipo y al vestuario esa personalidad que tenía Abel, echado para adelante, con confianza, que trataba de tú a tú a los jugadores. Además, el modelo de juego era totalmente distinto al de Joaquín Caparrós, esa era la esperanza que teníamos. Al principio sacamos puntos y sí que dimos un cambio…

¿Se vio en Segunda División en algún momento?

Sí, en todos los que estábamos en el campo está en la retina el día del Espanyol. Esa derrota prácticamente… aunque quedaban partidos por delante y dimos un golpe a las doce y media de la noche, tanto el presidente como yo, de cambiar de entrenador, en ese momento veíamos que había que hacer una machada para seguir en primera, pero fue un golpe tremendo para todos, prácticamente se bajaron los brazos, meditando hasta el final en el Estadio Los Cármenes, dándole vueltas si dejábamos el cuerpo muerto o una última intentonta. Y dijimos que hay que morir matando. Pensamos en un hombre como Sandoval. Llamé a Abel, me fui al hotel donde estaba hospedado, me senté con él cinco minutos, él estaba también apesadumbrado, apenado porque el equipo podía ir a segunda, y lo entendió, el hecho de que nosotros gastáramos la última bala en un entrenador para poder salvarnos

¿Cómo fue la llegada de Sandoval?

Lo llamé desde el palco de Los Cármenes esa misma noche. Prácticamente se iba a acostar, era muy tarde. Le expliqué cómo estaba el equipo, el resultado contra el Espanyol, los partidos que quedaban, y me respondió tajantemente rápido: “Yo soy tu hombre”. Ni cláusulas, ni renovación de un año más so el equipo se mantiene. Dijo “Mañana por la mañana estoy en Granada”. Así lo hicimos. Llamé a Abel para tramitar el cese. Por la mañana, que era festivo, vino al estadio, nos sentamos, llegamos a un acuerdo, y por la tarde se puso a entrenar.

Con Sandoval se da el milagro. Tres victorias consecutivas, el empate ante el Atlético de Madrid, y se produce el milagro ¿Cómo vivió esos minutos desde que termina su partido ante el Atleti y tienen que confirmar la salvación con los resultados de otros campos?

Sandoval es un motivador nato. Por eso fue la apuesta por él. Desde que aterrizó, teníamos el corazón en un puño. Todo pasaba por la victoria en Getafe. Si no éramos capaces de vencer en el campo del Getafe, las posibilidades prácticamente quedaban a un milagro. Era muy importante reaccionar rápido, que el equipo se diera cuenta que con una victoria en Getafe había posibilidades matemáticamente de salvarse, y así fue, día a día, con el corazón en un puño, cada entrenamiento, haciéndole ver a los jugadores que ese partido era importantísimo para nosotros.

MERCADO DE FICHAJES DE VERANO

 Llegan las ‘vacaciones’, aunque para usted, la época de más trabajo. El verano, fichajes, salidas, rumores… Cuando finaliza el mercado, casi todo el mundo coincidía en que era la plantilla más equilibrada e ilusionante que había desde la vuelta a Primera División ¿Está de acuerdo?

Sí, ha sido una plantilla equilibrada. Cambiamos el modelo con mucho más jugadores españoles, que conocían la liga española, que habían actuado en ella. Al mismo tiempo, el entrenador ha estado conmigo codo con codo, día a día, planificando la temporada y los jugadores que iban a venir. El entrenador se involucraba en los fichajes, e incluso llamó a algo jugador para que entre los dos fuéramos capaces de convencer al futbolista. La plantilla está equilibrada y se mostraba ilusionante. Es verdad que hay jugadores que no han dado el rendimiento que esperábamos, suele pasar en todas las plantilla. Pero a principio de temporada, jugador a jugador, creo que tienen unos números y resultados en otros clubes que han sido merecedores de firmar por el Granada.

El Granada siempre ha acusado la falta de gol, determinación ante la portería ¿Es el gol lo más difícil para fichar en un equipo como el Granada CF?

El modelo se ha cambiado en parte en el tema de jugadores españoles. El modelo de arriesgar y firmar jugadores jóvenes para el Granada B o el Granada, y que salgan para que entren en el primer equipo y después poder venderlos, ese modelo no va a cambiar. El dueño del club tiene ese modelo implantado. Se puede cambiar en parte, no en la totalidad. Firmar goleadores no es fácil. Si no vas con mucho dinero, no vienen, y aún así los grandes delanteros no vienen a un equipo como el Granada. No es lo mismo que te venga Geijo en Segunda División, donde el Granada tenía su tirón y su nombre, que ahora en Primera División. Los jugadores quieren dinero y aparte quieren jugar en Europa, o equipos que ronde Europa League.

Con el El-Arabi se hizo una inversión en su momento. No ha dado el rendimiento esperado por parte de todos, pero al final cada temporada ha sido el jugador que ha dado la cara en los momentos finales, ha hecho goles y nos ha ayudado. Por supuesto que esperamos mucho más de él, muchos más goles y mucho más trabajo para el equipo.

A día de hoy están saliendo jugadores como Peñaranda o Success, hay que apostar desde la base. Esos jugadores pasan al mercado al día de hoy y el Granada no podría firmarlos con nada más habiendo jugado ocho partidos en Primera División ya no estarían al alcance del Granada. Tienes que arriesgar en su momento para después darle oportunidades y que puedan sacarle rendimiento.

RENDIMIENTO DEL EQUIPO

Parece que esos últimos minutos de terror que se vivieron frente a Sporting o Espanyol parecen olvidados, y la suerte sonríe algo más al Granada. Partidos buenos ante el Bilbao, Atlético de Madrid o Levante pero entre medias un tropiezo como Málaga o Celta ¿Qué le falta al equipo para conseguir esa regularidad o estabilidad y que no sea un continuo ‘cambio’?…

No me gusta buscar excusas en el fútbol. Es verdad que partidos como Gijon o Espanyol, que teníamos ganados, perdemos puntos. Ahora con cuatro puntos más estaríamos de otra manera. Para mí, los culpables somos nosotros mismos porque no hemos sabido jugar esos minutos para ganarlos. Siempre jugando a fútbol. A partir de ahí, ha habido partidos que se ha merecido perderlos o simplemente el contrario ha sido mejor que tú. Hay otros jugadores que tienen que demostrar por qué le hemos traído.

Un nombre propio desde esa victoria ante el Athletic de Bilbao y la mejora del equipo ha sido Peñaranda ¿es la gran sorpresa… o se lo esperaban cuando lo ficharon?

No es ninguna sorpresa, al contrario, es un jugador que tiene unas condiciones terribles, por eso se le firma para el Granada, por eso se le hace un contrato largo y se le sube al primer equipo. Después está la valentía del entrenador de ponerlo y la valentía de darle continuidad. Para mí es más importante la continuidad que hacerle debutar.

Hacer debutar a gente joven puede ser para la galería. A lo mejor han debutado tres o cuatro chavales y no han jugado más. Lo importante está en hacer debutar aun jugardor, creer en el, y si crees que tiene condiciones, darle continuidad. Condiciones las tiene todas para ser un gran jugador, yo siempre digo que con la gente joven depende de cómo tenga la cabeza y de la capacidad que tenga.

Ante el Leganés, en la vuelta, fue entrar y marcar la diferencia… Hablando de Copa del Rey ¿Ilusiona esta competición para hacer algo grandioso, para la historia…? O hay que centrarse en La Liga?

cordero-jesus-martin-2

Juan Carlos Cordero en su despacho | Foto: Jesús Martín

Para la historia lo que tenemos que hacer es mantener al equipo en primera división, año tras año. Si a partir de ahí tenemos la copa y la posibilidad de pasar de ronda, la plantilla es amplia. Hay para dar buena imagen y eliminar al Valencia. Hay 24 jugadores en plantilla y los del Granada B, que están demostrando que pueden echar una mano. Pero para la historia, cien por cien seguro, es mantener al equipo en primera.

Asunto Thiévy, apartado del equipo ¿Cómo está su situación con el equipo y el interés de Las Palmas? ¿Existe la remota posibilidad de quedarse?

Ha sido un acuerdo entre las dos partes, cara a cara, con buena voluntad, con el presidente de por medio. No había buen feeling, no estaba integrado bien en el equipo, había conductas que no se podían aprobar dentro de un grupo. Se habló con él para que entrenara a horas distintas del equipo y con un preparador del club, por el buen funcionamiento del equipo.

A partir de ahí, el mercado se abre el 4 de enero y habrá que buscar una salida para el jugador, mejor para él y mejor para el Espanyol, que es el propietario del jugador. Las Palmas es cierto que nos ha preguntado por él, pero se están buscando más alternativas para que pueda jugar tanto en España como en el extranjero.

Antes, Success ya protagonizó un episodio de rebeldía, que solucionó el club con gran eficacia y rapidez. El nigeriano es uno de los jugadores más importantes del equipo ¿Confiáis en su cambio de comportamiento en la actualidad y mirando al futuro?

Esto entra de parte de cada jugador. Su cultura, educación, respeto, forma de afrontar el día a día, los compañeros, la afición. Creo que a Success se le está ayudando por parte de todos y cada uno del cuerpo técnico por parte del club para que mejore su conducta, que rinda lo máximo, que se cuide… Al final, el beneficiado es el club y el propio jugador. Es joven, tiene 19 años, ha sido un cambio en su vida, pasar a primera división, un dinero mensual importante, un potencial enorme… pero yo he visto jugadores con potenciales enormes que han acabado en nada. Por tanto, la ayuda del club la tiene, la mano mía personal la tendrá siempre, pero yo no puedo estar 24 horas, ni nadie, a su lado. Él tiene que poner de su parte por el club que le ha dado la oportunidad de debutar en primera división.

Tanto Success como Peñaranda son unos jugadores con unas condiciones para llegar al nivel que quieran. Cada jugador ha tenido una juventud, una formación que desconocemos. Tienen 18 y 19 años, son niños. Muchos de estos chavales están jugando en juveniles. Estamos exigiéndole que rindan como jugadores profesionales, como así cobran, y que saquen partidos de primera división. Ese es el mérito del Granada. Si triunfan, hacen goles, juegan domingo a domingo y son capaces de ayudar a que el equipo se mantenga en primera división, eso es lo que buscamos, pero al final el convencimiento depende de ellos.

Success, Peñaranda, Uche Agbo… La cantera está teniendo cabida en el equipo más que nunca…

Se firman dos plantillas de alto nivel para rendir. La del primer equipo y el Granada B. El Granada no puede ir al mercado y firmar jugadores de cuatro o cinco millones como pueden hacer otros equipos. Tengo que adelantarme al mercado, gente joven de Sudamerica, África… cantidades pequeñas dentro de nuestras posibilidades, formarlos aquí y que puedan pasar al primer equipo. No es flor de un día, cogimos al Granada B en Primera Andaluz, dos ascensos consecutivos y ahora codeándose en los puestos altos de Segunda División B, señal de que tenemos una buena base y se está trabajando bien.

Nombres concretos: ¿A qué cree que se debe el bajo rendimiento de Dória y Nico López? Ilusionaban muchísimo en verano…

La Liga española es de las mejores del mundo. Dória y Nico le ha costado adaptarse, quizás en algun partido puntual no han estado acertados, ha entrado otro compañero y le ha quitado el sitio. Son gente joven, tienen que trabajar cada día, que quieren ganarse un puesto pero no están teniendo los minutos que quizás ellos quisieran. Tienen que demostrar y seguir esforzándose para entrar dentro del once inicial, tanto Nico López como Dória. En verano fueron dos jugadores que nos costó mucho traerlos, hicimos un esfuerzo importante, y esperamos que nos den un rendimiento mucho mayor.

La relación con Sandoval, en palabras del propio Sandoval, es muy buena ¿Cómo es su relación con su entrenador? ¿Habéis dudado alguna vez su posición de entrenador?

Mi relación con los entrenadores es igual se pierda o se gane. Hay que intentar ayudarles, cuando el equipo no va bien, necesita una persona al lado que te pueda ayudar para ver el partido, hablar de jugadores, del rival, y ver qué cosas se pueden hacer para cambiar la dinámica. Mi filosofía siempre es ayudarles para cambiar algo. Después, si cuando todo se pierde, no hay posibilidad de nada, es cuando se le transmite al presidente que el entrenador ha hecho todo lo posible y no salen las cosas. Intento, en mi persona, siempre hasta el final darle ánimos al entrenador. Lo más fácil es al primer resultado adverso cambiar de entrenador.

MERCADO INVERNAL

Entrenadores, gente del mundo del fútbol, coinciden en que no le gusta el mercado invernal porque los jugadores o llegan inactivos por no jugar en sus anteriores equipos o llegan de estar lesionados ¿Usted qué piensa del mercado invernal?

El mercado siempre está abierto, desde que se termina el de verano. Tenemos listas amplias de jugadores a los que poder firmar, viajando muchísimo. Todos sabemos que el mercado de enero es difícil porque no podemos firmar lo que uno quiere. Primero, por el tema económico, y segundo, porque si está rindiendo en su equipo no te lo van a dar. Estamos abiertos, el control financiero tenemos margen, a reforzar la plantilla. Habrá que ver qué jugadores quieren salir, no están a gusto porque no terminan de jugar.

¿Cómo se plantea este mercado en cuanto al perfil que buscan?

En principio, el mercado de enero buscamos jugadores más hechos, que tengan conocimiento importante y que te ayuden desde el principio. Lo más importante es que tengamos claro que vengan a ayudarnos, a reforzarnos. Tenemos muchos partidos en enero, cuatro partidos en diez días que tienen que sacar los jugadores que actualmente están en la plantilla.

cordero-jesus-martin-1

Juan Carlos Cordero mirando hacia los campos de la Ciudad Deportiva GCF | Foto: Jesús Martín

El año pasado hicieron una gran revolución ¿Este año hay la misma sensación de necesidad de reforzar?

Se va a buscar reforzar la plantilla y mejorarla, dentro de las posibilidades que tenga el club y dé el mercado. El presidente está de acuerdo. El control financiero es fundamental, vamos por partes. Ver qué jugadores quieren salir, y nosotros predispuestos a mejorar la plantilla.

¿Algún jugador ha pedido expresamente salir?

A día de hoy no. En su momento, hace mes y medio, Édgar comentó posibilidades de poder salir porque necesitaba jugar. Yo le emplacé a cuando se abriera el mercado. Ahora está teniendo minutos, está contento y eso ha quedado en nada.

¿Qué posición se persigue con especial atención?

 Prefiero dejarlo a nivel interno, es pronto. Siempre se puede mejorar, sobre todo de medio campo hacia adelante, donde se le puede dar un impulso al equipo.

¿Qué nota le pondrías al año 2015?

Yo creo que notable. Si decimos que estamos la quinta temporada en Primera División, y le añadimos la inauguración de la Ciudad Deportiva, esta maravilla que tenemos aquí; Cómo entramos hace siete años pidiendo por los ayuntamientos y la diputación poder entrenar por los campos.. creo que hoy, después de siete años, 2015, es para estar satisfechos; Le unimos cómo está el Granada B, la cantera, la escuela de fútbol de Manolo Lucena, el club esta creciendo muchísimo. El club cuando termine la temporada va a estar saneado de concurso de acreedores, va a ser un club sin deuda. Y repito, para mí ha sido la joya de la corona, esto se queda aquí, para todos los granadinos, la Ciudad Deportiva.

Un deseo para 2016.

Salvarse. Todos los años me hacéis la misma pregunta y siempre contesto lo mismo. Dejar al Granada CF como se merece, y eso es una temporada más en Primera División. La sexta seguida, sería pasar a la historia del Granada CF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *