Jueves, 19 enero, 2017

Joven se enfrenta a 13 años de cárcel acusado de violar a una niña en una fiesta de cumpleaños

La acusación particular, que ejerce la madre de la menor, que además es casi ciega a consecuencia de una enfermedad congénita

Juzgados de Granada


image_print

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada ha acogido este jueves el juicio contra un joven acusado de violar a una niña que entonces tenía 12 años durante una fiesta de cumpleaños que varios menores celebraban en un cortijo de Motril (Granada), hechos por los que la Fiscalía reclama para él un total de trece años y medio de prisión y el pago de una indemnización a su víctima de 10.000 euros por los daños morales sufridos.

La acusación particular, que ejerce la madre de la menor, que además es casi ciega a consecuencia de una enfermedad congénita, pide por su parte para el inculpado, que tiene hoy 24 años, 12 años de cárcel además de una indemnización de 60.000 euros, mientras que la defensa solicita la libre absolución.

Los hechos se remontan a las 18,30 horas del 12 de agosto de 2012, cuando la menor llegó a la fiesta de cumpleaños que se celebraba en un cortijo de Motril junto a su hermana melliza. Una vez allí, según el relato del fiscal, comenzó a bailar con el procesado, que, “guiado por el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales” y “a sabiendas” de que la niña tenía 12 años, la cogió en volandas y la metió en un dormitorio, donde la agredió sexualmente pese a las negativas reiteradas de la menor.

El acusado José A.B.M. ha admitido ante el tribunal que la relación sexual existió pero ha incidido en que fue consentida y que no forzó a la joven, de la que, según ha dicho, desconocía su edad y que era prácticamente ciega. Según ha explicado, la fiesta de cumpleaños era de su hermano, que cumplía 14 años, por lo que él pensaba que ella era también de esa edad.

El joven, que entonces tenía 22 años y que estaba casado y con dos hijos, ha indicado que la menor no tenía síntomas de haber bebido y que, después de la relación que mantuvieron, siguió bailando en la fiesta.

Sin embargo, la chica, que ha declarado por videoconferencia desde otra sala, ha relatado cómo se produjo la agresión y ha señalado que, mientras bailaban, él insistió varias veces en que fueran a la habitación, pero ella se negó, con lo que la cogió en brazos y la llevó hasta el cuarto.

LA AGRESIÓN

Una vez allí, ha apuntado que la agarró de las muñecas con una mano mientras que con la otra la desvistió, para a continuación agredirla sexualmente, pese a que ella intentó defenderse, y a que su hermana melliza, que se percató de lo ocurrido, daba patadas en la puerta para que salieran. Después, según ha dicho, salió de allí llorando y “muy nerviosa” y se fue con su hermana hasta su casa, donde vomitó y su madre le detectó sangre por las piernas cuando la bañaba. Por eso, se dirigieron al Hospital, donde los médicos le recomendaron que se tomara la píldora del día después.

Tanto la hermana de la menor como su madre, que han comparecido como testigos protegidos tras una mampara, han corroborado el testimonio de la menor, mientras que varios de los amigos del inculpado han indicado que los dos jóvenes se estaban besando antes de entrar al dormitorio y que, después de salir, siguieron en la fiesta “tan normales”.

Las forenses que inspeccionaron a la menor justo después de la supuesta agresión, han confirmado que existió una relación sexual, pero no han aclarado si presentaba o no signos de violencia.

Tras la declaración de testigos y peritos, la fiscal ha mantenido su petición inicial de cárcel, de 13 años y medio de prisión, y también la acusación particular y la defensa han reiterado su reclamación primera, tras lo que el juicio ha quedado visto para sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *