Sábado, 22 Julio, 2017

            

José Manuel Vílchez: “Granada está en el G8 de la astrofísica mundial”

El director del Instituto Andaluz de Astrofísica hace balance de cómo se encuentran las instituciones científicas del país y muy especialmente el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del que forma parte su centro



image_print

La historia de la ciencia hecha en España es la historia de los hombres y mujeres que se han peleado con todas las dificultades habidas y por haber. Lo cuenta José Manuel Vílchez, director del Instituto de Astrofísica de Andalucía. En una conversación a caballo con una clase sobre todo lo que hay más allá de este planeta, Vílchez explica a qué se dedican en el IAA y por qué es importante.

¿A usted le dicen mucho eso de que está en las nubes… ¿o la gente conoce más bien poco a qué se dedica un astrofísico?

En general hay alguna confusión, incluso desde personas que piensas que son formadas y confunden astronomía y astrología, aunque creo que la gente joven ya comete ese error. Luego hay una inmensa minoría que saben, no sólo perfectamente lo que es un astrofísico, sino que vienen religiosamente al instituto. Los jueves últimos de cada mes tenemos una charla, organizamos una serie de actividades… Tenemos un público muy fiel que consume lo que se hace en astrofísica en la ciudad. Creo que es porque este Instituto en particular lleva mucho tiempo haciendo mucha divulgación. Pero sí, tenemos que hacer esfuerzos por llegar a más personas.

Le reconozco que investigar sobre el perfil de los científicos es bastante más complicado que hacerlo sobre el de los políticos. ¿Se le da la importancia necesaria a quienes divulgan?  

He leído hace poco que los científicos estamos en lo alto de las encuestas de valoración de profesionales. La gente sabe perfectamente las dificultades que tenemos y valoran mucho el papel de los investigadores. Eso es muy importante. Creo que se valora muchísimo.

En Granada la astronomía está relativamente cerca: están los observatorios, el Parque de las Ciencias… es una tierra de conocimiento que tiene cinco centros del CSIC. En comparación con el país entero, solamente podemos decir que estamos tras los centros que hay en las Islas Canarias

Hay una inmensa minoría que saben sino que vienen religiosamente al instituto

Antes de la entrevista me comentaba que lleva treinta años en la profesión. ¿En qué ha cambiado la forma de hacer y difundir ciencia en este tiempo?

La astrofísica es un ejemplo clarísimo de cómo hemos pasado de no tener prácticamente nada a ser una potencia mundial. Y Granada, en concreto, está dentro del G8 de la astrofísica mundial.

Realmente en los últimos 25 años ha habido una expansión espectacular de la astronomía y la astrofísica, algo en lo que no se puede comparar ninguna ciencia. Tengo que decirte que Granada es un sitio privilegiado para la astronomía española. Está la geografía, el cielo… pero también el conocimiento y la tradición.

Decía que tienen que hacer más esfuerzos por llegar a más personas. ¿A quién le echamos la culpa de que la divulgación científica no sea más popular?

Hay que repartir la culpa o la responsabilidad. Los astrofísicos, aunque hacemos mucho tenemos que hacer más. En este Instituto hay una unidad de cultura científica y se hace bastante, pero hay que hacer más. La astrofísica tiene tirón. Cuando la gente ve lo que se hace y un poquito de lo que se llegará a hacer… ¡le interesa muchísimo! Le das un poquito y te piden más.

Está el Parque de las Ciencias, que es el que divulga la ciencia en general y están haciendo un papel impresionante pero es que explicar lo que se hace es muy difícil. Eso requiere tiempo y nosotros no podemos divulgar de manera masiva.

Me gusta eso de que la astrofísica tiene tirón… Ricemos el rizo, ¿Tanto como para competir, por ejemplo, con los programas del corazón? 

Por el tema, aunque parezca mentira, se puede. Pero tendríamos que encontrara a los astrofísicos show que lo hiciesen. Tenemos uno que está dentro de una compañía que se llama ‘The Big Ban Theory’ que se dedica a hacer monólogos científicos. Es una manera muy divertida de divulgar aunque hay que hacerlo atractivo, claro.

La astrofísica es un ejemplo clarísimo de cómo hemos pasado de no tener prácticamente nada a ser una potencia mundial

Haga de cicerone, ¿a qué se dedican en el Instituto de Astrofísica de Andalucía?

Hablamos del centro más importante de la península y el segundo de España. Aquí trabajamos alrededor de 210 personas. Nosotros nos dedicamos a hacer investigaciones en cuatro campos que tienen sendos departamentos: el del sistema solar, el de física estelar, el de radioastronomía y el de astrofísica extragaláctica.

En paralelo tenemos la unidad de deasrrollo instruental y tecnología, que es muy importante en este centro porque desde el origen este centro está ligado a misiones en el espacio.

Me interesa la participación del Instituto en los diferentes proyectos espaciales. 

Hemos participado en la misión ‘Rosseta’, que ahora es muy famosa. Nosotros formamos parte del núcleo de la misión. También en otras misiones como ‘Sunrise’ o Imax. Tenemos misiones que han ido a Marte… se puede decir que en todas las misiones espaciales al sistema solar procedentes de la Agencia Europea del Espacio hay participación de este centro.

También te puedo decir que estudiamos las atmósferas planetarias y que, por otro lado, participamos en la creación de un instrumento que se llama ‘Cármenes’ y que está especialmente ideado para detectar planetas parecidos a la Tierra. Eso va a ser una revolución…

Por si tenemos que salir pitando de aquí. 

Eso dijo Stephen Hawking. En algún momento tenemos que saber irnos.

La astrofísica tiene tirón

Y si le pido que elija su proyecto estrella… 

Todos son importantes pero uno que será muy relevante en el futuro tiene que ver lo que se denomina Square Kilometer Away. Eso será una apuesta mundial de un grupo de radiotelescopios que será la inversión más grande en astrofísica jamás hecha. Te explico, son una colección de radioantenas que se van a poner en África de tal manera que van a hacer un enorme radiotelescopio. Nosotros estamos liderando la participación de España en ese proyecto.

Estaba pensando que sacar adelante todos estos proyectos no debe ser especialmente fácil en los últimos años.

El Instituto ha perdido en los últimos dos años un potencial enorme. Hemos perdido el 30% de nuestra capacidad para contratar. Los recortes en el observatorio han sido del 45% y ha habido alrededor de 12 personas despedidas. En el Instituto tenemos problemas para financiar toda la instrumentación que antes te contaba, como Cármenes, que es el instrumento por excelencia para investigar los planetas en este siglo XXI. Estamos sacando adelante este impresionante instrumento de mil en mil euros. No te puede imaginar de dónde saco el dinero. No llega la financiación. Con decirte que el investigador principal de ese proyecto tiene contratos de seis meses y ninguna estabilidad. Está peor que un becario.

Las autoridades nos apoyan de palabra pero en la práctica tenemos mucha necesidad. La principal carencia del Instituto es la capacidad de contratación.

Desde diferentes instituciones se ha venido denunciando que, con los recortes de estos últimos años la ciencia española, no es sólo que haya sufrido un parón, sino que está volviendo a nivel de años anteriores y le va a costar mucho volver a arrancar. 

Hay avisos de la Confederación Española de Sociedades Científicas, de la Sociedad Española de Astronomía… y esto no es una opinión, esto se demuestra: nosotros estamos volviendo a los estándares de 2001-2002 en inversión. Ha costado mucho llegar donde estamos y eso necesita mantenerse. Ahora mismo no se está haciendo y estamos bajando de manera abrupta. El problema es que no hay planificación. Ha sido un recorte abrupto y desmedido.

El Instituto ha perdido en los últimos dos años un potencial enorme

Disculpe el juego de palabras pero me da que la ciencia española puede terminar colándose por un agujero negro. 

Como no haya un empuje que la saque del campo de gravedad del agujero negro -por seguir con tu metáfora-, colapsará. Esto son muchos años de inversión en recursos humanos, no sólo en instalaciones. Un buen doctor en astronomía no se compra. España ha invertido mucho en formación pero todo eso se ha perdido y esa formación está en personas que se han ido. Estamos regalando al mundo talento en astronomía.

¿Podría llegar a desaparecer el CSIC? 

No lo creo. Es una institución que ahora va a celebrar los 75 años de su fundación pero lo que necesita es mucha inversión y reorganización. Necesita que los centros que tienen envergadura tengan autonomía de decisión. Este centro tiene una autonomía muy limitada y todo está centralizado burocráticamente. Eso lo encarece y lo ralentiza todo.

Necesitamos que se apoye la investigación. Los americanos lo tienen clarísimo y está comprobado: de cada dólar que tú inviertes en NASA o en el proyecto espacial hay un retorno de hasta 10 dólares.

Las autoridades nos apoyan de palabra pero en la práctica tenemos mucha necesidad

Con lo que me está contando, ¿cree que los jóvenes se lo van a pensar dos veces antes de dar el paso y meterse en una de estas carreras? 

Creo que sí. En particular mi hijo ha decidido hacer física y yo le decía qué tal vez debería considerar la ingeniería… Pero si te gusta y te ves capaz, es muy difícil que esquives la vocación. A mis estudiantes de doctorado les pregunto: ¿Tú has elegido bien? En mi centro hay investigadores que han sido galardonados por la comunidad europea por la excelencia de su trabajo y no tienen una plaza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *