Miércoles, 15 Agosto, 2018

            

Jorge Jiménez: “¡Superman nace de La Alpujarra!” | Vídeo

Este dibujante granadino de Cádiar, de tan solo 30 años, da vida al superhéroe de DC comics y habla con Granada Digital sobre su experiencia como profesional en este mundo

Jorge Jiménez, dibujante de Superman en DC Comics, en la redacción de Granada Digital | Foto: Román Callejón
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Ataviado con una camiseta del superhéroe al que da vida cada 15 días, Jorge Jiménez se presenta en la redacción de Granada Digital. Curiosamente, al ir caminando por la calle, dada su indumentaria y su trabajado cuerpo de una vida dedicada al deporte, además de al dibujo, un joven acompañado por dos chicas le pregunta, desde el desconocimiento, si “realmente es Superman”.

Se sorprendería si supiese que, a quien acaba de preguntar, es quien precisamente hace que el todopoderoso personaje de DC Comics aparezca tal y como se ve en su publicación quincenal.

Y es que es bastante difícil imaginar que uno de los actuales creadores de Superman pueda estar paseando por las calles de Granada, mucho menos cuando el género del comic está cada vez más en desuso en España.

A sus 30 años de edad ya es un conocido dibujante en Estados Unidos, donde ha tenido que salir para que su arte sea apreciado. Pero esto no se le ha subido a la cabeza. Jorque es un chico normal y corriente que, a pesar de su fama extranjera, sigue con las mismas ganas de trabajar y de aprender que el primer día.

Con esta carta de presentación, Jorge Jiménez se abre en Granada Digital y cuenta cómo se abrió paso hasta llegar a una de las editoriales de cómics más importantes del mundo.

jorge-jimenez-superman-dc-comics-3

Pregunta (P): ¿Cómo empezaste a interesarte por el dibujo?

Respuesta (R): Yo antes de empezar a ser profesional en el dibujo estaba perdido. Estaba haciendo INEF y mi vida iba por otro lado, relacionado con el deporte, pero siempre había dibujado desde muy pequeño y seguí dibujando siempre, a pesar de empezar la carrera para ser profesor en el deporte. Para lo que yo siempre he considerado que era especial era para dibujar.

Cuando tenía unos 24 años, tuve como una especie de crisis existencial y no me veía aprobando unas oposiciones, no me veía con fuerzas. Llegué a la conclusión de que yo era dibujante y que quería tirar por ahí. Después de tercero de INEF, lo dejé y empecé a dibujar como cuando era pequeño, totalmente a ciegas.

(P): ¿Empezaste a dibujar con algún objetivo, bajo algún encargo, o por amor al arte?

“No hubiese soñado que dibujaría a Superman con 30 años, creo que nadie en España lo ha conseguido a esta edad”

(R): Yo solo tenía claro que quería dedicarme al dibujo. Podría haber hecho otro tipo de artes, pero, por mi forma de dibujar, vi que el medio que más se adaptaba a mis características era el comic. Tiré por ahí, porque incluso años antes, tuve la idea de hacer un proyecto similar con un amigo.

Empecé a dibujar páginas y personajes de cómics que me inventaba con la idea de más adelante empezar a trabajar como dibujante profesional de cómics, pero totalmente a ciegas, sin idea de qué puertas tocar.

jorge-jimenez-superman-dc-comics-2

(P): ¿Qué pasos hay que dar para entrar en el mundo profesional del comic?

(R): Es muy común que la gente cuando no está muy preparada quiera comerse el mundo y hacer un ‘Dragon Ball’ de inicio y que vas a llegar a un editor con tu personaje y lo va a publicar y va a ser un éxito mundial. Esto es un tipo de dibujante que se guioniza a si mismo, pero hay varios mercados de cómics en los que tú puedes hacer de mano de obra para otro creador guionista. El mercado americano se adapta a esto y el francés también.

Yo llegué a la conclusión de que quería dibujar, más que ser guionista. Rechacé la idea de ser guionista de mi propia historia y me adapté a dibujar para otras personas que es realmente la forma de iniciarse en este trabajo.

(P): ¿Cómo llegas a publicar tu primera obra profesional?

(R): Vi que evolucioné muy rápido en pocos meses, pero cuando me exploré a mí mismo haciendo mis personajes, me motivé y aprendí muy rápido a dibujar mejor. Ya con un estilo publicable y presentable, empecé a tocar puertas y mirar qué tenía que hacer para ser profesional. Me moví por todos los eventos y salones de España, con la suerte de que di con mi primer representante, Eduardo Alpuente, quien supo ver que yo tenía una capacidad para dibujar destacable para mi nivel inicial y ya quiso probarme. Confío en mí y me abrió la primera puerta al mundo de los comics.

Movió mis páginas en las diferentes editoriales del mercado francés y norteamericano, con la intención de que alguna me diera un encargo, y así llegó. Fue un cuento de Ray Bradbury para niños, un escritor americano muy famoso que ya ha fallecido.

“Soy de pueblo y es mi Smallville y me veo en la obligación de recordar que soy de la Alpujarra”

Este fue mi primer trabajo, me lo tomé muy en serio, como si fuera el reto de mi vida. Aún no había dejado INEF, le dediqué mucho tiempo al cuento y a raíz de esto empezaron a llegarme ofertas en un comic de categoría superior.

superman-07-01-rgb

(P): ¿Cómo siguió tu progresión desde aquí?

(R): Tuve la suerte de que esta editorial era una filial de una editorial muy grande de Estados Unidos, IDW, que tiene títulos muy famosos, y necesitaban un autor para hacer un comic de la película de ‘Transfomers Dark of Moon’. Esta fue mi primera oportunidad que tuve en el mercado internacional, se publicó en España y en muchos más países.

Esto fue sorprendente para mí. Empezaron a mandarme material inédito y tuve que firmar un contrato de confidencialidad que me supuso una presión terrible porque no podía filtrarse nada.

Me encontré con el reto de mi vida, era un trabajo para el que aún no estaba totalmente preparado, pero me motivé muchísimo porque vi por primera vez mi apellido impreso en un comic. También aprendí muchísimo porque tuve que hacer un sobreesfuerzo terrible para superar este proyecto y salí reforzado. Uno siempre mejora cuando tiene este tipo de retos por delante.

Luego, cuando acabe este proyecto, me ofrecieron hacer un comic de Parque Jurásico

“El dibujo del comic es como si fueras a crear una película y yo sería el director”

(P): ¿Cómo llegas a DC?

(R): De rebote, también y gracias al comic de ‘Parque Jurásico’, entré en la adaptación de la serie Fringe a DC. No es un comic de DC como tal, es una franquicia de series de la Warner y por eso entré. En el primer comic de ‘Fringe’ salían dinosaurios, y creo que por eso se fijaron en mí, por haber hecho Parque Jurásico.

 

Además de matarme trabajando, he tenido mucha suerte y he tenido experiencias que me han saliendo rodadas. En cuestión de dos o tres años he pasado de dibujar cómics de niños a dibujar en DC Cómics, un sueño para mí, porque desde niño siempre me han gustado los superhéroes.

jorge-jimenez-superman-dc-comics-7

Una vez que estás ya en DC haciendo trabajos sueltos, si tienes contentos a los editores, te van saliendo más trabajos. Después de ‘Fringe’ hice le comic de la serie de ‘Smallville’, y otras series de DC pero no de primera línea, hasta que hubo una oportunidad que me dieron de hacer la serie de ‘Superboy’, que no era de las principales pero sí que estaba en la primera línea, lo que supuso mi forma de acceder a DC comics.

Tras este trabajo, parece que les gustó, ya me dieron otra serie que es ‘Tierra 2’, una especie de ‘Liga de la Justicia’ en un universo alternativo, donde Superman es negro, por ejemplo.   De aquí pasé a dibujar a Superman, mi sueño. Siempre les he dicho a los editores que lo quería, ya que desde que vi esta película me enamoré del personaje.

(P): ¿Eres el único dibujante de Superman?

(R): No. Superman tiene como muchas series, unas cuatro en DC. Dentro de cada serie, para que las entregas sean puntuales, ya que ahora son dos a la semana, hay varios dibujantes y yo soy uno de ellos. No soy exclusivo de Superman, pero sí estoy en la serie Superman.

Ahora me han encargado un anual que tiene el doble de páginas y estoy disfrutado como un enano.

(P) Pero tú trabajas desde Granada, ¿no?

(R): La aventaja más grande que tiene este trabajo es que puedes trabajar desde donde quieras, especialmente para los americanos. Mientras entregues tu trabajo bien y a tiempo, como si trabajos desde Marte. Así que teniendo este trabajo y teniendo mis ingresos, ¿dónde iba a estar mejor que en mi casa, en Granada?

Tengo mi estudio donde comparto lugar con otros dibujantes, lo que ayuda mucho, porque este es un trabajo muy solitario y así al menos puedes despejarte un poco y pedir opinión a otras personas, que pueden aconsejarte bien.

Todos los años viajo a Estados Unidos, tengo la parte de viajar y conocer mundo muy cubierta gracias a este trabajo. Me invitan a ciudades del mundo donde firmo cómics para gente que está al otro lado de mi trabajo, esto es muy bonito.

“Mi primer trabajo fue un cuento de Ray Bradbury para niños, un escritor americano muy famoso”

De pequeño quería visitar Nueva York, lo veía como algo inalcanzable, y ahora voy todos los años a la Comic-Con. Este año he ido incluso a Los Ángeles, a San Diego. Voy allí y me tratan como a alguien importan.  Además, gracias a esto también he podido conocer a gente importante, protagonistas muy conocidos de películas y de de series.

(P): ¿Tú te encargas de hacer todo el dibujo, o solo el lápiz?

jorge-jimenez-superman-dc-comics-4

(R): Normalmente, el comic lo hacen tres personas: uno hace el lápiz, otro la tinta, que sería el resultado final, y otro el color. En mi caso, como trabajo de forma digital, tengo más velocidad, entonces puedo hacer el lápiz y la tinta, pero hay coloristas aparte, para que la cadena pueda ir rápido y se produzcan con velocidad. En los cómics americanos se busca más la producción que el arte.

Tras muchos intentos, finalmente conseguí que mis editores me permitieran trabajar con mi actual colorista, Alejandro Sánchez, también granadino. Lo deseábamos desde hacía años, desde que aún no éramos ni profesionales, por lo que cuando finalmente DC aceptó que formásemos equipo no nos lo podíamos creer, y ahora él hace que mis dibujos brillen.

Todo es diferente en el mercado francés, donde sí hay más tiempo para que el comic sea más artístico. El japonés es mucho peor, ni se colorea porque las publicaciones son semanales.

(P): ¿Qué cantidad de trabajo tienes que hacer en cada entrega y cuánto tiempo le dedicas?

(R): Las entregas son normalmente son mensuales, pero DC comics ha hecho un movimiento estratégico y ha pasado sus series principales a quincenales

A pesar de esto, como somos varios dibujantes, tengo el mismo tiempo que antes y me piden 20 paginas al mes para entregar.

Lo de las horas es algo muy relativo, cuando empecé echaba muchísimas horas, porque estaba aprendiendo, pero de tantas páginas, cada vez voy más rápido, sintetizo mejor y cuando eres capaz de hacer lo bueno breve, va más rápido y es mucho mejor sintetizar en tres líneas lo que antes hacías en más. Aun así, hay páginas que salen en cinco o seis horas, pero hay páginas que pueden llevar hasta dos días de trabajo, porque son especiales. Si aparece un superhéroe por primera vez o algo así o si son diseños para que interpreten otros dibujantes se invierte más tiempo.

“Empezaron a mandarme material inédito y tuve que firmar un contrato de confidencialidad”

Es un trabajo que a veces puede ser angustioso por las horas que hay que echar, o porque las cosas no fluyen. Tú cabeza tiene que tener un aire para que salga y si tienes un mal día y no fluyes, te juegas el trabajo.

jorge-jimenez-superman-dc-comics-9

(P): A la hora de hacer el comic, ¿qué indicaciones recibes?

(R): El dibujo del comic es como si fueras a crear una película. Yo recibo el guion y yo sería el director y decido donde coloco la cámara, qué tensión le doy a la situación, si alejo el plano, la luz, la velocidad del ritmo de lectura… es un arte muy bonito porque estás realmente conectando con el lector y él no es consciente de cómo estás jugando con su capacidad de leerlo.

En Estados Unidos es un arte que está muy vivo y la prueba está en todas las películas que se hacen de superhéroes, me gustaría que en España se diera más oportunidad de leer un comic, pero está muy descatalogado y el caso es que se disfruta casi más que en las películas.

(P): ¿Qué ocurre si tienes que crear un personaje nuevo? ¿Qué grado de decisión tienes?

(R): Muchas veces me encargan que diseñe a los personajes. Me dicen las indicaciones, me describen como quieren que sea, entonces hago una serie de muestras para que elijan antes de meterlo en el comic.

superboy-design-newsarama

Ahora he diseñado al hijo de Superman y el aspecto que tendrá cuando sea Superboy. Me dieron unas directrices, me dijeron que no quería que se viera un niño con armadura ni el típico traje de superhéroes, sino algo más fresco y se me ocurrió una mezcla entre ropa de superhéroe y ropa cotidiana.

Le puse deportivas sin calcetines y vaqueros remangados, una sudadera funcional, algo que gustó mucho y estoy muy contento con las críticas que recibe el personaje. Cuando ves a varios dibujantes del mercado americano interpretando tu diseño, es algo muy bonito y que me gusta mucho.

(P): ¿Has llegado a lo máximo en el mundo del comic o se puede aspirar más alto?

(R): Creo que lo máximo como autor de cómics es que llegue el día en el que no compren el comic porque en la portada pone Superman, sino porque pone Jorge Jiménez, eso sería lo máximo. Ahora mismo me estoy dando a conocer, tengo 30 años y no hubiese soñado que dibujaría a Superman con 30 años, creo que nadie en España ha conseguido esto a esta edad.

Hay gente mejor que yo en todos los niveles y lo que quiero es seguir aprendiendo, seguir creciendo y que algún día la gente mire menos el título del comic, sino que lo dibuja Jorge Jiménez. Eso sería lo máximo.

“Es muy común que la gente cuando no está muy preparada quiera comerse el mundo y hacer un ‘Dragon Ball’”

(P): Ya para terminar… ¿se puede decir que Superman es granadino?

(R): (Risas) ¡Superman nace de la alpujarra! (más risas) Yo soy de Cádiar, nacido en Granada, pero criado en Cádiar, vamos, que soy de allí. Es donde he pasado mi infancia y soy de pueblo y es mi Smallville y me veo en la obligación de recordar que soy de un pueblo de la Alpujarra y un alpujarreño está dibujando Superman para el mundo y eso es lo que me gusta a mi decir.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Un orgullo que un paisano sea la encarnación del personaje que alimenta al niño que llevo dentro. Como diría un neoyorkino… .OLE TUS HUEVOS! 😀 Sigue así que al menos yo estaré apoyándote desde nuestra tierra