Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Jiménez (PSOE) reivindica la “dignificación” de las víctimas de la represión franquista

Ha pronunciado la dirigente socialista en homenaje a Lorenzo Rodríguez Rodríguez, fundador de la primera Casa del Pueblo de Salobreña y víctima de la dictadura franquista

La dirigente socialista, Teresa Jiménez | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, ha reivindicado “la memoria y la dignificación de todas las víctimas de la represión franquista por su lucha en defensa de las libertades y la democracia en nuestro país”.

Jiménez ha señalado que “el desarrollo de nuestro sistema democrático sólo culminará cuando se derriben todos los silencios que amparan el olvido de un pasado que tenemos la obligación de conocer y de recordar”.

Así lo ha indicado el PSOE de Granada en un comunicado, tras las declaraciones que ha pronunciado la dirigente socialista en un acto de homenaje a Lorenzo Rodríguez Rodríguez, fundador de la primera Casa del Pueblo de Salobreña (Granada), víctima de la dictadura franquista y a quien el PSOE ha querido dedicar la nueve sede de los socialistas salobreñeros.

Asimismo, Jiménez, acompañada por la alcaldesa del municipio, María Eugenia Rufino; por el secretario local del PSOE, Antonio Pérez, y por familiares de Rodríguez, ha destacado que “militantes como él contribuyeron como nadie a forjar la trayectoria fecunda del PSOE en defensa de las libertades y los derechos de todos, pese al alto precio que tuvieron que pagar por ello”.

“La lucha y el sacrificio de miles de militantes como Lorenzo han de empujarnos a continuar trabajando al servicio de la ciudadanía desde unas siglas que atesoran una historia de 137 años de compromiso con la democracia y la convivencia en igualdad”, ha agregado la secretaria socialista, pues, a su juicio, este compromiso es “vital” para “no olvidar el pasado y la historia de las siglas socialistas, pero debe servir también como impulso para dejarse la piel en defensa de la transformación y el bienestar de toda la sociedad en la actualidad”.

Por ello, Teresa Jiménez ha apelado a la utilidad de espacios como la Casa del Pueblo como lugar de “transformación, de debate y de apoyo a quienes más lo necesitan”, animando a la militancia a que recupere “la esencia” de estos espacios para construir “un nuevo tiempo de igualdad, de oportunidades y de participación, que permita recomponer el Estado de Bienestar derribado durante los cuatro años de gobierno de la derecha”.

LORENZO RODRÍGUEZ

Según han apuntado los socialistas de Granada en el mencionado comunicado, Lorenzo Rodríguez fue el primer presidente de la Casa del Pueblo de Salobreña y concejal socialista desde 1931, desarrollando “una intensa actividad en defensa de mejoras sociolaborales para los obreros del campo y de las industrias de azúcar, y para favorecer infraestructuras como el encauzamiento del río Gualdalfeo”.

Tras el golpe de estado franquista y el inicio de la Guerra Civil, trabajó al servicio de la legalidad republicana en la comarca, ejerciendo como alcalde antes de febrero de 1937. Ante el avance de las tropas sublevadas por la antigua carretera de Almería con la caída de Málaga, Rodríguez y su familia huyen, como miles de granadinos y malagueños, en la dramática ‘Desbandá’, hasta conseguir refugiarse en Baza.

Es detenido el 11 de abril de 1939 tras el definitivo derrumbe republicano y trasladado a Motril, donde es encausado por motivos de guerra junto a más de treinta vecinos de Salobreña. Absuelto de la pena capital por un desequilibrio mental provocado por los malos tratos recibidos en la Prisión Provincial, según relatan sus familiares, muere en 1942. Sus restos reposan, al parecer, en un espacio de fosas comunes del cementerio de San José, en Granada.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. En la guerra civil hubo en Granada hubo también demasiadas víctimas de los rojos como para dejarlas ahora como que se lo merecieron por malos. El sectarismo me parece inaceptable