Miércoles, 17 Enero, 2018

            

Jean Carlos, de ser ‘el tapado de Jémez’ al banquillo del filial

El futbolista brasileño del Granada B fue la revelación de la pretemporada en 2016 | Esta temporada ha jugado 11 encuentros, seis como titular

Jean Carlos, en un partido de esta temporada con el Granada B | Foto. Archivo GD
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Que el fútbol, como la vida, da muchas vueltas es algo de sobra conocido. Son muchos los jugadores a los que se les augura un gran futuro y, sin embargo, se quedan en eternas promesas. Lo sabe bien Jean Carlos Silva, futbolista del filial del Granada CF. “El diamante en bruto nazarí”, como fue catalogado por el club en un comunicado al poco tiempo de llegar procedente del Fuenlabrada, ha vivido un cambio drástico en su carrera en poco más de un año.

Jean Carlos dio sus primeras patadas a un balón en las filas del CD Tenerife, donde ya comenzó a destacar. Del conjunto canario, el extremo hizo las maletas para irse a la capital española, en concreto, a Parla. Este sería el paso que le permitiría, poco después, entrar en ‘La Fábrica’, la cantera del Real Madrid. Allí completó su formación y, tras seis años en la disciplina madridista, fue cedido al Fuenlabrada, de Segunda División B.

En su primer año en la categoría, Jean Carlos consiguió hacerse un hueco en el ‘once’ titular del conjunto madrileño, pero la destitución de su entrenador, Fernando Morientes, le relegó a un absoluto segundo plano.

Esto no evitó que la directiva del Granada se fijase en él. El extremo, subcampeón del mundial sub 20, veloz, pese a que parece jugar a ralentí, técnico y con la envergadura propia de un ‘9’ -mide 1’85 metros-, firmó en el verano de 2016 por el conjunto rojiblanco, que le hizo ficha en el filial, aunque empezaría la pretemporada con el primer equipo, lo que le sirvió para encandilar a Paco Jémez y a parte de la afición granadinista.

Su gran actuación en la preparación de la temporada 2016/2017 hizo posible que se introdujera en los planes del técnico nazarí, planteándose incorporarlo de manera definitiva al primer equipo. No sucedió así, y comenzó la campaña con el Granada B, siendo titular para Lluís Planagumá durante los cinco primeros partidos del campeonato.

La fortuna no le acompañó. Una lesión en su hombro le alejó de los terrenos de juego durante tres meses, tras los que mantuvo, de forma general, la condición de titular, pero su rendimiento quedó marcado por la irregularidad. Terminó la temporada con un total de 19 partidos jugados, 14 desde el inicio, y solo un gol, cifras que, unidas al mal rendimiento del primer equipo, le llevaron a debutar en la última jornada de Liga frente al Espanyol, ya con el descenso consumado.

La 2017/2018 empezó con ilusiones tan renovadas como la plantilla del Granada B. Jean Carlos fue uno de los cuatro ‘supervivientes’ de la pasada temporada que quedaron a las órdenes de Pedro Morilla y, de ellos, el único que partía como titular. Pero las lesiones, de nuevo, y su irregularidad le han llevado al banquillo, desde donde ha comenzado ya cinco encuentros ligueros de los once que ha disputado.

Calificado, en ocasiones, de “revolucionado” o de “estar perdido” por los seguidores del Granada B, lo cierto es que su participación en el equipo está decreciendo, y sus actuaciones no invierten la situación, incluso, con las carencias en los extremos del primer equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *