Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Izquierda Unida suspende de militancia al Alcalde de La Zubia, Antonio Molina

La adjudicación de contratos presuntamente de forma irregular o la persecución a una periodista, trabajadora municipal, entre las causas

Alcalde de La Zubia, Antonio Molina | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El grupo de Izquierda Unida aprobó suspender de militancia al alcalde de la Zubia Antonio Molina. Una determinación que es el resultado final de un expediente informativo ante el reiterado y grave incumplimiento del programa electoral con el que Izquierda Unida se presentó a las elecciones. Una decisión ratificada en el último consejo presidido por el ex coordinador Provincial, Manuel Morales.

Así, el expediente es abierto tras más de dos años de alejamiento de Antonio Molina como alcalde de La Zubia de la asamblea local de Izquierda Unida, cuyos mandatos democráticos ha desobedecido. Además, cabe recordar que Molina se ha negado en todo momento a facilitar cualquier información a su asamblea,  especialmente sobre algunos asuntos muy cuestionables de la gestión municipal.

Entre estos asuntos se encuentran:

–  La adjudicación de contratos presuntamente de forma irregular y con tratos de favor.

–  La persecución a una periodista, trabajadora municipal. Un hecho del que existe una acusación por moving laboral por el sindicato de periodistas de Andalucía y del que Molina no ha dado explicaciones en ningún momento.

–   Iniciativas urbanísticas poco transparentes e injustificadas que han provocado una gran alarma entre los colectivos ecologistas y entre la ciudadanía del municipio.

Hace un año, la Asamblea de IU en La Zubia decidió desvincularse del Gobierno municipal y sin embargo, el hasta ahora militante, Molina ha seguido ejerciendo como alcalde. Asimismo, Molina se ha negado a cualquier forma de control democrático por parte de su Organización y de su Asamblea.

Un conjunto de situaciones que han llevado a que desde Izquierda Unida se haya tomado la decisión de suspender a Molina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *