Lunes, 29 Mayo, 2017

Iván Martínez y el Palacio salvan una victoria sufrida ante el Olivar (73-68)

Actuación espectacular del vallisoletano, que salvó a un Coviran muy irregular, que sigue opositando a la cuarta plaza | El Palacio, clave en un final de partido frenético

Iván Martínez, en una acción del partido ante el Simply | Foto: GD
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Sábado de Semana Santa en Granada y también de baloncesto. El Palacio de Deportes acogía un nuevo encuentro de la Fundación CB Granada, el penúltimo del campeonato regular. La baja de Jesús Fernández por problemas en el gemelo derecho no era la mejor noticia para comenzar, pero los de Pin terminarían haciendo los deberes con sufrimiento en un partido difícil ante un Olivar muy competitivo, que no bajó los brazos en ningún momentos a pesar de ir casi siempre a remolque de los granadinos.

El comienzo fue irregular, como el partido del Coviran en cómputos generales. Ambos equipos tuvieron una gran cantidad de fallos. Pasados los dos minutos de tanteo, el Coviran superó en todos los sentidos a su rival en este primer cuarto.

El Olivar inauguró el marcador del partido, con los primeros dos puntos, obra de Álvaro Miguel. Javi Hernández, por su parte, inauguró el marcador del Coviran, que a partir de aquí arrolló al Olivar, llegando a conseguir un parcial de 7-0 (22-10).

Fue en el triple donde encontraron la diferencia los rojiverdes, distanciándose en el marcador con cuatro canastas desde línea de tres (4/9), obras de Álvaro Martínez, Didi y Schoof por partida doble.

Sin embargo, y a pesar del buen porcentaje de acierto desde el triple, Casi un 78% de acierto en tiro de dos también posibilitó que el marcador final de este primer cuarto se fuera con ventaja de once puntos para los granadinos. Javi Hernández destacó desde dos (3/4).

Buenos minutos de Edu Pérez de la Blanca, con un buen rebote defensivo y también en ataque, con buena bandeja para anotar sus dos primeros puntos y permitir que el Coviran se fuera al segundo cuarto 26-15. Las faltas en defensa le acabaron pasando factura, ya que acabó siendo expulsado. Le pitaron todas al joven pívot de la Fundación.

El Coviran mostró su parte más apática en el segundo cuarto, siendo totalmente distinto a los primeros diez minutos, donde los granadinos rozaron la perfección de su juego. El Olivar salió fuerte y se apuntó un parcial de 0-9 (26-24). Duane James rompió esa racha de los años desde el tiro libre.

Precisamente en el tiro libre encontró El Olivar una de las armas para lograr la victoria. Los de Zaragoza no fallaban prácticamente (7/10), por el pésimo porcentaje de acierto de los granadinos (2/6).

El Coviran mejoró considerablemente en el segundo tramo de este segundo cuarto, habiendo dos partes bien diferenciadas de los de Pin. Con un triple y una canasta de dos de Iván Martínez se pudo ir finalmente al descanso 42-33, y una ventaja de nueve puntos.

El tercer cuarto comenzó muy parecido al segundo. El Olivar, fuerte, intentaba recortar distancia en el marcador y conseguía un parcial de 6-0. Se puso 46-44, poniendo en serios aprietos a un Coviran, que bailaba mucho en su juego y dependía en exceso del acierto de Iván Martínez (con 26 puntos terminó el partido).

El Olivar puso el empate en el marcador (51-51) por primera vez en el partido cuando quedaban 3:22 para el final del tercer cuarto. Seguidamente, los visitantes consiguieron adelantarse (51-53). No le duraría mucho la alegría a El Olivar. Duane James con cuatro tiros libres y una canasta de dos puso de nuevo mandando al Coviran 57-53, a falta de 1:15 para el término del tercer cuarto.

Despropósito en el comienzo del último cuarto. Los primeros tres minutos quedarían desiertos de acierto. Ningún equipo fue capaz de sumar puntos, sumidos en una cadena continua de fallos. El Olivar sumó los primeros puntos a falta de 6:43 desde la línea de tres, poniendo el 61-61 en el marcador. Al ecuador del cuarto, tan sólo se habían sumado cuatro puntos en cinco minutos entre ambos equipos.

Iván Martínez, quién si no, conectó de nuevo al Coviran con una gran acción individual. A la siguiente jugada, Berni robó el balón y reventó la canasta con un mate espectacular. Celebración con rabia del jienense, que hizo sus mejores minutos en este último cuarto.

Los últimos minutos del partido serían de ida y vuelta. Frenético rimo para terminar en los dos equipos, que lucharon hasta el final por hacerse con la victoria. El Simply tuvo la oportunidad de adelantarse en el marcador pero el triple de Kohs se salió del aro, permaneciendo el 70-68 a falta de 18 segundos para el final.

El Simply paró con falta inmediatamente. Iván Martínez erró un tiro libre y metió otro (71-68). Buscó hacer falta y parar el juego de los maños. Ahí fue cuando el Palacio emergió y dio su aportación a esta victoria. Los dos tiros libres del jugador del Simply no entraron ante la presión de todo el Palacio. Jordan Stone pondré la euforia en los más de dos mil espectadores con un mate para poner punto y final a una victoria muy sufrida para el Coviran (73-68).

El Coviran tendrá que esperar el resultado del Carrefour El Bulevar de Ávila (14 victorias) que recibe a Sammic, y Fundación Lucentum (13 victorias), que recibe a Valladolid. Ambos compiten por esa cuarta plaza que da el factor cancha en el Playoffs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *