Martes, 17 enero, 2017

IU y PSOE subrayan sus condiciones para la aprobación de las ordenanzas fiscales

A menos de un día para el pleno extraordinario para su aprobación, aún desconocen el estudio de viabilidad de los técnicos municipales del decálogo de las alegaciones acordadas

Pleno-Votacion-IU-Podemos-Noviembre-2015-GetlyArce
Imagen del transcurso de un pleno municipal | Autor: Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

Los grupos municipales de IU y PSOE han convocado, por separado, a los medios de comunicación esta mañana  para trasladar cómo se encuentra la situación de preacuerdo con el equipo de Gobierno local de cara a la aprobación de las ordenanzas fiscales. Quedan menos de 24 horas para la celebración del pleno extraordinario que abordará dicho asunto, y ni PSOE ni IU saben aún la valoración que hace el PP del decálogo, que consta con diez de las alegaciones de la oposición, han propuesto para, a su juicio, mejorar la situación económica del consistorio relativos a este impuesto sin asfixiar a los ciudadanos, emprendedores y al pequeño y mediano comercio de la ciudad.

En una reunión la semana pasada, PP, PSOE e IU sintetizaron en un decálogo las alegaciones presentadas por los grupos municipales del PSOE e IU. Se queda en 10 puntos que son los siguientes:

a) Revisión del callejero fiscal para dar más progresividad a impuestos y tasas municipales y revisar valores de calles que están sobredimensionados.

b) Bonificación del IBI (IBI Social) en un 90% a parados y rentas bajas.

c) Mejorar los requisitos para que parados y familias con rentas bajas puedan aplazar el pago de impuestos (aumentando el límite de ingresos de 1,5 veces el SMI a 2 veces y rebajando la deuda mínima de 300 a 200 euros).

d) Bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a aquellas empresas que mejoren la estabilidad laboral de sus trabajadores y hagan contratos indefinidos.

e) Bonificación en el IAE a aquellas empresas que hagan planes de movilidad sostenible.

f) Recargo en el IBI a las viviendas vacías en manos de entidades financieras y bancos (nunca donde los propietarios sean particulares).

g) Bonificación en el IBI de aquellas viviendas de titularidad pública (del Ayuntamiento o de AVRA fundamentalmente) que estén sujetas a un alquiler social o a un régimen de alquiler protegido.

h) Revisión de los epígrafes de la tasa de basura para que pague más aquellas actividades que más basura generen (hay pequeños comercios como kioskos, despachos profesionales, etc. que no deben estar sujetos a basura industrial).

i) Bonificación en la tasa de basura a aquellas pequeñas empresas en su primer año de funcionamiento como medida de apoyo para consolidar su actividad económica.

j) Bonificación en el impuesto sobre vehículos a vehículos híbridos y eléctricos como medida que incentive la sostenibilidad.

Para el portavoz del grupo municipal de IU, estas son las líneas en las que hay que trabajar pero aún no hay nada “cerrado” al respecto. Ambas formaciones políticas están a la espera de una reunión con el equipo de Gobierno local para estudiar la viabilidad de este decálogo que, de contar con el visto bueno de los técnicos municipales, podría regir las futuras ordenanzas municipales.
En este debate de las ordenanzas queda un punto fuera que tendrá que abordarse a posteriori y que puede retrasarse hasta marzo de 2016: el impuesto de bienes inmuebles donde el PP plantea una subida del 10%, fruto de la revisión catastral. Ahí Puentedura no ve espacio para diálogo. “IU no va a votar a favor de una subida del IBI, pero estamos dispuestos a presentar una serie de propuestas de cómo ahorrar en gastos innecesarios que podrían sustituir esos ingresos que la ciudad necesita”, ha afirmado Puentedura.

El grupo municipal socialista advierte de que se agota el tiempo para definir las ordenanzas fiscales de la ciudad y apenas el equipo de Gobierno local ha sentado las bases. “Estamos pendientes de que los servicios técnicos hagan el estudio correspondiente para conocer la viabilidad de nuestras alegaciones”, ha informado Cuenca, quien ha recordado que quedan menos 24 horas para el pleno extraordinario.

No obstante, Francisco Puentedura ha tendido la mano en esta negociación para buscar alternativas que “hagan algo más justa la aplicación de los impuestos en la ciudad, aunque eso no significa que recorramos un camino junto al PP”, ha indicado Cuenca.

Las condiciones que subraya el grupo municipal socialista pasan porque el equipo de Torres Hurtado reconozca que deben cambiar la dinámica exclusivamente recaudatoria para autónomos y para pymes, así como implantar bonificaciones en el IBI para ayudar a familias desprotegidas. Si no aceptan eso, no vamos a aprobar las ordenanzas”, ha manifestado Francisco Cuenca.

Para hoy estaba prevista la reunión a tres bandas, con un informe del director general de Hacienda de por medio que demuestre la viabilidad o no de las alegaciones recogidas. Si se materializa el preacuerdo, mañana en el pleno extraordinario que se celebrará a las 08.30 se aprobará las ordenanzas de 2016, salvo el IBI.

PEAJE A LA ALHAMBRA

Por otro lado, aunque relativo a este asunto, Francisco Puentedura, portavoz de IU, ha querido dejar claro la posición de su grupo municipal respecto a una de las medidas que planteó el edil de Economía y Hacienda, Francisco Ledesma, en el pleno de la semana pasada: cobrar una tasa a los turistas que visiten la Alhambra mediante la instalación de un peaje en el acceso al monumento nazarí. El equipo de Gobierno, con Torres Hurtado a la cabeza, defendió esa medida como una fórmula para buscar nuevas fuentes de ingresos. Puentedura se desmarca de esa idea y ha afirmado que su grupo no la apoyará. “Es algo que el concejal de Economía se ha sacado de la chistera”, afirmaba Puentedura. El portavoz de IU en el Ayuntamiento considera que esa propuesta presenta “dudas legales y técnicas” que cuestionan su posible implantación, “además de no haber sido consensuada con los vecinos, con el sector turístico o el Patronato de la Alhambra”, ha argumentado Puentedura.

Por su parte, Francisco Cuenca y Baldomero Oliver, el portavoz y el concejal del grupo municipal socialista, respectivamente, también han opinado sobre el asunto: “no se hablará de ningún impuesto de peaje mientras no tengamos tapados todos los costurones que el PP ha ido abriendo en la economía de la ciudad. Tiene que haber un estudio económico serio, saber si es viable y que repercusión tendría a nivel recaudatorio. Primero se habla y luego se anuncia”, ha manifestado Baldomero Oliver dando a entender que la idea aún no está bien meditada.
De cualquier modo, tanto PSOE como IU ven complicado que esa medida, si fuese viable y consensuada, pudiese entrar en vigor para 2016 ya que nos encontramos a pocos días hábiles para su desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *