Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

IU propone siete medidas de regeneración electoral frente al “secuestro democrático” del PP

Desde la formación de izquierdas se asegura que la reforma que prepara Rajoy podría entregar a los populares la mayoría absoluta sobre 25 municipios, entre ellos la Capital y Motril, "cuando con las normas actuales no llegarían a gobernar ni al 1% de los granadinos"

Morales durante una entrevista | Foto: Archivo


image_print

El coordinador de IU en Granada Manuel Morales y el portavoz del Grupo Municipal de la capital, Francisco Puentedura, han mostrado esta mañana en rueda de prensa la “frontal oposición” de la organización de izquierdas a la anunciada reforma de la ley electoral que, según el proyecto que prepara el gobierno, otorgaría la mayoría absoluta al partido más votado en los comicios municipales, aunque su candidato no hubiera alcanzado el respaldo de la mayoría de la población.

Para IU, la pretendida reforma de la ley electoral no es más que una herramienta de diseño para permitir a la derecha mantener la mayor porción de poder local posible y eludir así el castigo ciudadano al PP por los recortes sociales y económicos que han caracterizado al gobierno de Rajoy. “Lo que se quiere es impedir a la ciudadanía que castigue en las urnas las políticas del PP”, afirmó el coordinador provincial, que califica por tanto la pretendida reforma de “secuestro democrático”. “Primero nos quitan la voz en la calle con el código penal y ahora quieren quitárnosla en las urnas. Es un golpe de estado encubierto”, declaró Morales.

Según los representantes de IU, la reforma pretende también permitir que miles de alcaldes en toda España mantengan su sillón, a pesar de perder el respaldo ciudadano. En Granada, y tomando como estimación de voto los resultados de las últimas elecciones europeas, serían 25 los municipios en los que el PP intentaría garantizarse la alcaldía pese a perder la mayoría absoluta, a través de este cambio en las reglas del juego, mientras que con la norma actuas, y siempre basándose en los resultados de las últimas europeas, el PP perdería la práctica totalidad de las alcaldías que ostenta, especialmente algunas tan representativas como Granada, Motril, Almuñécar, Loja, Guadix o Albolote. De hecho, con los votos de las pasadas elecciones europeas, la alcaldía más destacada que habría obtenido el PP en la provincia habría sido la de Molvizar, con 2982 habitantes. “El PP sabe que va a pasar de gobernar a casi la mitad de los granadinos a quedar casi por completo alejado del poder, con menos del 1% de la población sujeto a sus mayorías absolutas. Esto pasa en toda España, así que han decidido hacer trampa”, apostilló Morales, quien afirmó también que “para la derecha, que siempre ha tenido una concepción caciquil del poder, no se trata sólo de perder alcaldías, sino también cientos de puestos de asesores y la oportunidad de enchufar amigos y familiares y seguir contratando con empresas cercanas”.

Por su parte el portavoz municipal de IU ha señalado “que está reforma que pretende imponer el PP es un pucherazo porque el gobierno tiene pánico a las próximas elecciones municipales, donde todas las encuestas vislumbran del derrumbe del bipartidismo”. De este modo Puentedura destaca “que en la ciudad de Granada el último resultado supuso un varapalo para el PP, que llegó a perder la mitad de los votos, y también para el PSOE que perdió miles de votos, lo cual abre una posibilidad importante para crear una alternativa que supere al bipartidismo en la ciudad, algo a lo que el PP tiene terror y quiere que una lista cerrada y bloqueada, fruto de una decisiónm burocrática de partido se traslade directamente al gobierno de la ciudad”.

Además Puentedura señala que esta reforma “poco tiene que ver con la regeneración democrática” y ha lanzado una contrapropuesta, orientada a acercar verdaderamente el poder local a la ciudadanía, en la forma de propuestas de reformas del poder local y para la regeneración democrática, como la obligatoria designación de candidatos a través de primarias abiertas, la descentralización de la gestión municipal con competencias y presupuesto propio a los distritos y el establecimiento de sistemas de transparencia que permitan conocer en todo momento a los ciudadanos detalles de la contratación y gestión económica. Además IU en su propuesta plantea el referéndum vinculante para toda decisión que afecte a un periodo de tiempo superior al mandato (inversiones de calado, evitar privatizaciones, ordenamiento urbanístico) así como la regulación del “poder revocatorio” para que la ciudadanía pueda destituir en referéndum a alcaldes que incumplen sus compromisos. También en su propuesta de regeneración Puentedura señala el establecimiento generalizado del presupuesto participativo vinculante para un porcentaje de presupuesto y un nuevo estatus de los consejos municipales (de mujer, mayores, juventud, cooperación, medio ambiente, etc.) autoregulados, con capacidad de autoconvocarse y con obligación de someter a su dictamen cuantos asuntos sean de su incumbencia “para que la voz de la sociedad civil pueda estar directamente representada en el día a día de la gestión de los Ayuntamientos democráticos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *