Lunes, 24 Julio, 2017

            

IU propondrá en Pleno la creación de una tarjeta de transporte para personas con movilidad reducida

De acuerdo a datos oficiales del Centro de Valoración de Minusválidos en Granada serían 8.771 personas, 4.595 son hombres y 4.176 mujeres

Foto: Archivo


image_print

La federación de izquierdas recuerda que dentro de las modalidades de tarjetas para el transporte público las hay para pensionistas, jóvenes y universitarios, pero existe un núcleo muy importante de población con movilidad reducida que no cuenta con una específica.

En otras ciudades como Málaga sí existe y en Granada sería muy bien recibida por estas personas “que tienen enormes dificultades para moverse y cuya concesión estaría sujeta a determinados requisitos como la renta mensual”.

De acuerdo a datos oficiales del Centro de Valoración de Minusválidos, organismo dependiente de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, llegaría a 8.771 personas, de las que 4.595 son hombres y 4.176 mujeres.

La edil de IU ha reseñado que en Málaga se piden requisitos como estar empadronado en la ciudad, disponer de una renta mensual igual o inferior a 700 euros brutos mensuales, y un coste de 12 euros válido para 25 viajes, aunque Molina ha considerado que, de implantarse en Granada, las condiciones deberían negociarse de forma participada con los colectivos de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

Además, ha señalado que “estamos hablando de una realidad precisa y justa, ya que según los datos de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales son aproximadamente unas 2.000 personas las que tienen tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida en la ciudad, por lo que cerca de 7.000 podrían beneficiarse de la tarjeta para el transporte público”.

“INCIDENTE IMPRESENTABLE”

Por otra parte, la edil se ha referido a un acontecimiento “impresentable” en el que, según relata, una mujer invidente tuvo un altercado en un vehículo de la Línea de Alta Capacidad (LAC) cuando al pasar la tarjeta y no ver ni oír que había sido validada, pensó que el proceso de acceso al autobús estaba correcto.

“Su sorpresa llegó cuando un inspector de la LAC le puso una multa sin más documento oficial que un ticket en el que constaba recargo extraordinario por 40 euros que tuvo que abonar inmediatamente”.

Para Molina, este suceso es una “vergüenza” y pone de manifiesto que la accesibilidad para personas con discapacidad audiovisual no se cumple dentro este nuevo sistema de transporte, ya que las máquinas de pago de la LAC no están adaptadas a personas invidentes y no tienen sistema ‘braille'”. Asimismo, reclama que se establezca una forma de pago de la sanción que no sea inmediato ante la posibilidad de falta de liquidez en ese momento.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Vivo en GABIA y mi problema es que con una minusvalia del 38% problema de movilidad reducida la linea de autobuses de los pueblos tienen los escalones de subida a ellos demasiado altos. por lo menos para mi que tengo una pierna que no doblo y otra con poca fuerza y me cuesta subir,siguiente problema al no doblar la pierna tengo que ir de pie en el transporte ya que al sentarme no puedo por que los asientos estan tan demasiados juntos que no entro con la pierna rigida y me toca ir todo el desplazamiento de pie.Ese problema se me solucionaria si no me denegaran las ciento de veces que he solicitado la TARJETA DE APARCAMIENTO por que yo podria desplazarme en mi vehiculo propio