Jueves, 19 Octubre, 2017

            

IU plantea sus alegaciones a las ordenanzas fiscales en las que pide evitar la subida del IBI

El portavoz de la organización de izquierdas, Francisco Puentedura, pide que la reforma del callejero fiscal sea más progresiva y efectiva para que los tributos se ajusten a la realidad de la crisis económica

Francisco Puentedura ha presentado las 38 alegaciones de IU a las ordenanzas fiscales | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada ha presentado esta mañana 38 alegaciones a las ordenanzas fiscales y al callejero fiscal que regirán los tributos, tasas e impuestos que pagarán los ciudadanos de Granada para el año 2017. En estas alegaciones Izquierda Unida rechaza que se consolide el incremento del IBI – que el Gobierno central pretende subir en un 4% con la modificación del coeficiente del impuesto- y solicita que el tipo impositivo de este impuesto se rebaje para compensar esta subida, “y así acabar con las subidas injustas que pretende aplicar el Gobierno de Rajoy” señala el portavoz del grupo municipal, Francisco Puentedura Anllo.

BONIFICACIONES DE IBI Y REBAJA DE LA TASA DE BASURA

Asimismo, la organización de izquierdas pide la rebaja de la tasa de basura, pidiendo que a pequeños comercios y actividades que no generan volumen de basura se devuelva lo injustamente cobrado de la tasa de tratamiento con el nuevo impuesto de Diputación que anularon los tribunales hace más de un año. Además solicita bonificaciones sociales de un 95% en el IBI, mayor difusión de la cuota cero a la tasa de basura y el recibo del agua a desempleados y familias con rentas bajas de la ciudad “para que quienes más sufren la crisis económica no paguen el afán recaudador de este equipo de Gobierno que se ceba en las economías domésticas”, señala Puentedura. El portavoz municipal de IU pide, además, que el Ayuntamiento también facilite los aplazamientos y fraccionamientos de los pagos de impuestos para los desempleados y rentas bajas de la ciudad. Del mismo modo, Izquierda Unida plantea que con estas alegaciones pretenden “ajustar las ordenanzas fiscales a la crisis económica y evitar el incremento de la morosidad que dañará a las arcas municipales”. Puentedura señala que con esas alegaciones pretenden “corregir el carácter antisocial de las ordenanzas fiscales, aplicando medidas efectivas y no efectistas”.

PROGRESIVIDAD EN EL NUEVO CALLEJERO FISCAL

Francisco Puentedura señala en varias de las alegaciones presentadas por IU la necesidad de ajustar el nuevo callejero fiscal a criterios de progresividad y luchando contra el fraude fiscal. Para ello, pide que se apliquen las tasas e impuestos a la realidad socioeconómica de los barrios “para conseguir unas ordenanzas fiscales justas donde el que más tiene paga más el que menos tiene paga menos, porque no es justo que se trate con el mismo rasero a la hora de pagar impuestos a calles de barrios de la ciudad y a las calles del centro”. Para ello, IU denuncia el que el valor fiscal de cada calle “se haya hecho sin tener en cuenta las rentas de desempleados y pensionistas, que no se han contabilizado lo que ha elevado al alza las medias que se aplican. Fruto de esta situación es que el 80% de los 100.000 contribuyentes que se encontraban en la categoría fiscal más baja (la número seis) ahora dejan de estarlo. También además de la rebaja de la Tasa de basuras “donde se cobra más a los barrios que menos servicio reciben y mayor demanda de limpieza están reclamando y que ha supuesto un incremento del recibo en más de 40% en los últimos cuatro años”.

Izquierda Unida, como en otros años, pide en sus alegaciones que las 15.000 viviendas vacías de la ciudad tengan una penalización del 50% en el recibo del IBI “para así favorecer su salida al alquiler e incidir en este mercado para abaratarlo y hacer más accesible la vivienda especialmente para los jóvenes”, señala Puentedura, y también plantea bonificaciones, de hasta un 90%, en el Impuesto de construcciones y Obras (ICIO) para rehabilitación de viviendas destinadas al alquiler social y obras destinadas a la mejora de accesibilidad y eficiencia energética en los edificios de la ciudad de Granada.

AYUDAS AL PEQUEÑO COMERCIO

La coalición de izquierdas propone también un paquete de medidas en apoyo a los pequeños y medianos comercios que amplíen “la pírrica ayuda que el Gobierno municipal da a los comercios afectados por las obras a través del IAE, que sólo afecta a quienes tengan una cifra neta de negocio superior a un millón de euros al año”. Es por ello que IU pide que las ayudas se extiendan a los pequeños comercios para lo que propone bonificación de un 50% en el agua, IBI y tasa de basura industrial a los comercios afectados por obras además de en un 90% en el ICIO a los pequeños y medianos comercios que por hacer obras de remodelación en su local se vean obligados a cerrar su negocio durante un tiempo. Además IU plantea una bonificación de hasta un 100% en estos tributos a los pequeños comercios que estén en sus dos primeros años de funcionamiento “para ayudar a la consolidación de su actividad económica y del empleo que generan”.

BIENES DE LA IGLESIA CATÓLICA Y OTRAS CONFESIONES RELIGIOSAS

Otra de las alegaciones presentadas por Izquierda Unida hace referencia a los bienes inmuebles, tanto urbanos como rústicos, de la Iglesia Católica y cualquier otra confesión. Puentedura plantea la elaboración de un censo municipal de estos bienes para que se contabilice “cuanto deberían pagar y se exija al Gobierno Central que elimine la exención de IBI que tienen, pues cualquier iglesia o confesión religiosa debe pagar impuestos en igualdad de condiciones en que lo hacen cualquier ciudadano o colectivo social”. Según el informe de la cámara de cuentas las confesiones religiosas, principalmente la iglesia católica, dejan de abonar 1.100.000 euros al año por esta exención que IU considera “injusta”.

INCENTIVOS A LA SOSTENIBILIDAD

Otras alegaciones presentadas por Izquierda Unida se encaminan a bonificar en el impuesto de actividades económicas a las empresas que se comprometan a la creación de empleo indefinido, así como las empresas que elaboran planes de transporte público para sus trabajadores. Con el objetivo de promover el transporte público en la ciudad de Granada, IU propone la bonificación hasta en un 40% en el impuesto de vehículos en el desarrollo de un programa “mejor sin coche” para aquellas personas que se comprometan a no usar su vehículo privado algunos días laborables en el perímetro de calles del centro de la ciudad donde más colapso de tráfico se produce. Por otro lado, IU plantea bonificaciones para aquellos ciudadanos que paguen sus impuestos mediante vía electrónica.

Puentedura indica “que el objetivo de estas alegaciones no es sólo permitir más progresividad fiscal sino ajustar los tributos, tasas e impuestos municipales a la realidad de la crisis en la ciudad y paliar el incremento de tasas, que en los últimos años ha provocado que una familia media pague 60 euros más por IBI, agua, Tasa de Basura e Impuesto de Vehículos cada año”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *