Viernes, 28 Julio, 2017

            

IU pide mayor coordinación entre Ayuntamiento y Junta para las rebajas

Puentedura lamenta que las inspecciones se centren sólo en pequeños comercios cuando la mayoría de las irregularidades se centran en grandes almacenes y grandes franquicias que son las beneficiadas de la desregulación de las rebajas

Rebajas


image_print

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura Anllo, ha pedido a la Concejalía de Medio Ambiente Licencias Salud y Consumo que llegue a un convenio con la Junta de Andalucía “para que los inspectores de consumo tanto municipales como de la administración autonómica coordinen su trabajo de forma permanente, y que también implique una adecuada planificación en este periodo de Rebajas inaugurado hace unos días”.

De este modo el edil de la formación de izquierdas señala “que son numerosos los pequeños comercios de la ciudad de Granada que se quejan de reiteradas visitas de estos inspectores, para realizar la misma inspección, lo que implica una duplicidad innecesaria que en muchos casos dificulta la actividad de estos pequeños comerciantes y que además limita la capacidad inspectora de la administración”. Esta coordinación, asegura Puentedura, también es una demanda de las asociaciones de consumidores, que del mismo modo muestran sus quejas por la incidencia de las inspecciones “en pequeños comercios, donde menos irregularidades se dan, cuando son los grandes almacenes y las grandes franquicias las que acumulan más sanciones por incumplimientos de la normativa que regula las rebajas y por tanto los derechos de los consumidores”.

Es por ello que el edil de la coalición de izquierdas pide tanto a Ayuntamiento como a Junta mejor planificación y mayor coordinación “pues justamente con la desregulación del periodo de Rebajas impuesto por decreto por el gobierno de Rajoy, es en las grandes superficies y grandes franquicias comerciales (las beneficiadas de esta desregulación) donde mayor riesgo hay en la vulneración de los derechos de los consumidores y donde menos actividad inspectora se produce por parte de la administración, y los perjudicados son los pequeños comercios de la ciudad a pesar de ser quienes más garantías dan a la protección de los consumidores y mejor cumplen la normativa” asegura Puentedura.

Además el concejal de Izquierda Unida pide al Ayuntamiento “más transparencia y participación” y que esté por tanto “atento a las denuncias de abusos que hacen los colectivos de consumidores de la ciudad”. También pide que se hagan públicos los datos de su labor de inspección, señalando cuales son las visitas realizadas, donde ha habido denuncias, por qué motivos, cómo se ha resuelto los expedientes sancionadores y qué medidas se han aplicado para proteger a los consumidores.

Las falsas rebajas, aumentando precios para luego rebajarlos artificialmente, problemas en las devoluciones, vender como rebajados productos fuera de temporada y problemas en la calidad de los productos que se venden, suelen ser las irregularidades más frecuentes “ante lo cual la administración debe ser ágil y eficiente para proteger los derechos de todos los consumidores en la ciudad de Granada así como al pequeño comercio y el empleo que genera” indica Puentedura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *