Lunes, 23 enero, 2017

IU pide “depuración de responsabilidades políticas” por el caso del Palacio de Hielo

Esta mañana ha comenzado el juicio que sienta en el banquillo a antiguos promotores urbanísticos, técnicos de Urbanismo y al propio ex-edil del ramo, Luis Gerardo García Royo.

Jaime Martín | @jmartinreporter


image_print

El inicio del juicio contra el ex-edil de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada, Luis Gerardo García Royo, así como a diversos promotores urbanísticos y técnicos del Consistorio por el llamada caso del Palacio de Hielo ha generado, en sus primeros compases, numerosas reacciones políticas de los distintos partidos locales. Una de ellas ha sido la del portavoz de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura, quien ha pedido al alcalde de Granada, José Torres Hurtado, que “depure responsabilidades” y asuma su propia dimisión.

RESPONSABILIDADES

Desde IU se ha criticado que toda la operación urbanística que ha rodeado a la construcción del Palacio de Hielo ha ido en detrimento de los vecinos de Granada, que “se han quedado sin los equipamientos públicos” que en su día se iban a construir.

Del mismo modo, la formación de izquierdas también ha recordado que en el momento en que se llevó a cabo la denuncia por parte del Ministerio Público en 2005, José Torres Hurtado había dado su consentimiento a la venta de 177.000 metros cuadrados de suelo que, como después se conocería, contenía tierras propiedad de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Así, para Puentedura, Torres Hurtado también es responsable de esta situación por “mantener a alguien que ha primado los intereses privados en detrimento de los públicos”, en referencia a García Royo.

INGRESOS

La operación del Palacio de Hielo supuso unos ingresos de 6.800.000 euros para las arcas municipales, aunque todavía está pendiente el cobro el total de la cuantía, según ha especificado Puentedura. Por lo tanto, el edil de IU se pregunta si la ciudad de Granada tendrá que devolver el dinero cobrado ante la premisa de que el convenio firmado en 2005 quede invalidado por los tribunales. “Todo esto es motivo de dimisión y si no toma esa decisión se convierte en cómplice de las corruptelas políticas”, ha terminado sentenciando Francisco Puentedura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *