Lunes, 27 Marzo, 2017

IU pedirá al Ayuntamiento que intervenga para evitar la ablación de 52 niñas residentes en Granada

Las menores tienen entre 0 y 14 años y corren mayor peligro de sufrir esta mutilación durante el periodo vacacional, momento en el que vuelven al país de origen de la familia.

Gabinete


image_print

La concejala de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada, Maite Molina, ha comparecido hoy ante los medios, para presentar la moción que su grupo llevará al pleno de febrero, según explica la edil “vamos a instar a que el Ayuntamiento de Granada contribuya con todos los medios a su alcance a evitar la mutilación genital femenina de 52 niñas residentes en Granada, y que corren el riesgo de que, en periodo vacacional, cuando vuelven a sus países de origen se les practique la horrible e inhumana práctica de la ablación”

Según Molina “el día 6 de febrero se celebró el día mundial contra el horror de la ablación, y ese día un medio local publicó los resultados de un informe de la Fundación Wassu, dependiente de la Universidad Autónoma de Barcelona, según el cual 52 niñas entre cero y 14 años residentes en la ciudad de Granada están en el grupo de riesgo, para ser sometidas a esta práctica brutal”

La edil de IU informa que “en IU hemos estudiado el citado informe y en el se recoge que son 9 niñas nigerianas, 36 senegalesas, 1 de Guinea Bissau, 2 de Mauritania, 1 de Guinea y 3 de otros países no recogidos en el informe Wassu, las residentes en Granada, por lo que el trabajo municipal desde la atención primaria, los servicios sociales y la educación debe dirigirse a la población extranjera residente en Granada procedente de estos países, en los que se practica la mutilación genital femenina, para intentar evitar estos riesgos”

Maite Molina indica que “del análisis del mencionado informe, consideramos que el Ayuntamiento de Granada debe tomar cartas en el asunto y hacer todo lo posible para evitar que niñas que residen en nuestra ciudad, puedan sufrir esta práctica, y por ello solicitaremos que se realice un protocolo con los centros sanitarios de Granada, para facilitar el seguimiento por parte de los médicos del estado de las niñas exploradas, de cara a realizar labor de concienciación de sus padres para evitar y erradicar estas mutilaciones, así como la posibilidad de interponer denuncias por parte de los médicos en los casos en los que se comprueben que las menores procedentes de países donde se realizan estas amputaciones, corren grave riesgo de sufrirla, y que, tras informar a los padres de que es constitutivo de delito de lesiones, puedan ser tomadas medidas cautelares y evitar, que la mutilación se haga efectiva”

Molina también solicitara que “se realicen campañas de concienciación en los centros educativos granadinos, para que la sociedad granadina y la población procedente de los países donde se realiza la ablación, sea consciente, de que esta tortura existe en nuestra ciudad, y que es una práctica que se ha incrementado en un 61% en los últimos cuatro años en nuestro país, para intentar así evitar que más niñas sean mutiladas”

La edil de IU resalta también que, “además pediremos que estos protocolos se extiendan a los centros de servicios sociales de la capital, para prevenir y localizar los casos posibles, porque que es una responsabilidad que nos compete a todos, y como municipio en el que existen niñas que pueden ser sometidas a esta odiosa práctica, el Ayuntamiento de Granada debe hacer todo lo que esté en su mano para evitarlo”

Molina informa que “asimismo solicitaremos, que se inste tanto a la Consejería de Salud y al Ministerio de Sanidad, a invertir más esfuerzos humanos y económicos, para prevenir la ablación, tanto en nuestra comunidad autónoma, como en nuestro país, evitando que los viajes a sus países de origen, supongan un riesgo real, estableciendo protocolos de actuación, como se ha hecho recientemente por el gobierno de Navarra”

Por último Maite Molina destaca que “la ablación está recogida en el código penal como delito de lesiones, es una práctica que denigra la dignidad humana, es una de las formas más crueles de violencia de género y supone una violación clara de los derechos humanos por los problemas graves de salud que conlleva, y porque en ocasiones produce hasta la muerte, por lo que pedimos también que desde el Ayuntamiento de Granada se inste al gobierno central a incluir como delito perseguible, la mutilación genital en los casos en los que produciéndose fuera de nuestras fronteras se haga con niñas residentes en territorio español” .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *